Chávez y Maglio

-“Yo no vine aquí a robar. Tengo suficiente dinero para vivir bien, cómodo con mi familia todo el resto de mi vida. Yo vine a trabajar por ustedes. Quiero que me ayuden para ser un buen alcalde” Fue la parte que más me llamó la atención de un humilde, sencillo, ingenuo y modesto discurso de Magglio Ordoñez, candidato a la alcaldía de Sotillo, Anzoátegui, en el acto de instalación y juramentación del Comando Bolívar-Chávez Sotillo, en un nutrido y alegre acto realizado en el gigantesco salón principal del Centro Sirio de Puerto La Cruz, encabezado por el Gobernador Isturiz.

Asistí al evento como chavista mas no como periodista. En ese sentido ocupé un lugar más entre el público. Y me “colié”porque quería y ver oír a Magglio a fin de cotejar su desempeño ante un numeroso público con la entrevista que le hice hace unas cuantas semanas, el día que inscribió su candidatura ante el CNE.

El día que lo entrevisté lució sencillo, humilde, sincero, y con fallas en su discurso propio de su novatada y la falta de training en el campo político. Pero en lo personal me gustó su desempeño ante las cámaras de televisión por lo fresco del mensaje, lo auténtico de sus palabras y por el reconocimiento que hizo de sus propias deficiencias de hombre público. Ese mismo desempeño lo observe en el acto del Centro Sirio. Por supuesto que el público deliró ante sus sencillas palabras. Debo decir que su discurso precedió a Cheo Figueroa, Juan Rodríguez y Nelson Moreno, dirigentes chavistas fogueados en el mundo político y electoral.

Magglio se mostró tal cual como es: un candidato antipolítico. Magglio es la antítesis de un político tradicional: no tiene dominio de escena, es corto de palabras, no es un “picoeplata”. Pero como su corazón es firme, bendecido, sano, en abundancia lo que brota por su boca es sencillez, humildad, sabiduría humanística y eso se inserta fácil en la psique de quien le oye hablar. En pocas palabras. La fortaleza de Magglio como candidato es que no es político. Y por eso su mensaje llega.

Por cierto que Magglio contó una anécdota del Comandante Eterno. “Resulta que estoy en el club house de mi equipo y me dicen Magglio, te llama el Presidente Chávez. Atiendo el teléfono y escucho la voz del Presidente:

- “Magglio dile a Miguel Cabrera que no saque tanto la pierna”. Cuando me di cuenta que era Chávez comencé a temblar. Después que colgó fui y hablé con Miguel, quien en el próximo turno bateó un jonrón”.

- “Al rato, continuó Magglio, me llamó de nuevo el Presidente Chávez y me dijo: “Te diste cuenta Magglio que sigo siendo un buen coach de bateo”. Allí el salón se vino abajo en aplausos”.

TINTERO

Pido Adiós que ilumine el cerebro de quienes rodean a Magglio “para que abran ese fuerte anillo de seguridad, para que no lo “encapsulen” y pueda el pueblo, de esa forma, tocarlo, hablar con él, disfrutar de su compañía. Si lo hacen Magglio le dará una paliza al candidato de la MUD. La mejor campaña que puede hacerle a Magglio su equipo electoral es soltarlo por la calle del medio. Permitir que camine con su pueblo, que atienda el llamado del pueblo. A veces lo rígido y tieso de la agenda del candidato choca con las ganas de tocarlo, de verlo, de oírlo de su pueblo lo.

TINTERO II

Lamento profundamente el deceso del Sr. Juan Raúl García Caneiro, hermano del Gobernador Carneiro. Vaya hacía usted General y a su honorable familia mis más sentidas palabras de condolencia . Por cierto. Me contó Carlitos Von der Heyde, compañero de equipo allá en Vargas, que vio al General muy compungido en el cementerio La Guairita. Y no es para menos. El Gobernador Carneiro es un hombre de profunda fibra sentimental y muy apegado a su familia. Fuerza General. Y que Dios me lo bendiga.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2408 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: