El avión presidencial A319 CJ

Muy graves resultan las declaraciones del Presidente Nicolás Maduro acerca de las fallas en un ala del avión presidencial adquirido en Francia a la empresa Airbus por nuestro Comandante eterno Hugo Chávez. Muchas páginas y tinta gastaron los diarios El Nacional, El Universal y el resto del combo de la prensa derechista para echarle lavativas a Chávez por aquella compra de cincuenta millones de dólares. Poco les importó que el “Camastrón” heredado de la IV República, entendiendo que el susodicho era en realidad un viejo avión militar adaptado para las necesidades de los jefes de Estado (Luis Herrera, Carlos Andrés, Caldera), dejase una rueda en plena pista durante una gira europea y que tuviese aterrizajes de emergencias no pocas veces. Chávez autorizó así la fabricación y acondicionamiento del nuevo avión presidencial; modelo A319CJ a la empresa Airbus, ubicada en Touluse, siendo su accionista absoluto la European Aeronautic, Defence and Space Company, AEDS.

El portal Wikipedia describe así esta moderna nave: “Es una versión ejecutiva del A319. Tiene depósitos adicionales de combustible instalados en la bodega de carga, lo que aumenta su autonomía hasta los 12.000 km. También se le conoce como ACJ (Airbus Corporate Jet) .Puede llevar hasta 39 pasajeros y sus dueños pueden encargarlo con casi cualquier configuración. Compite con otros jets privados como el Gulfstream V, el Boeing BBJ o el Bombardier Global Express. Lleva los mismos motores que el A320. Es el avión de uso oficial del Presidente de Francia, el Presidente de Brasil y desde el año 2002 un Airbus A-319CJ, presta servicios en la flota presidencial de la República Bolivariana de Venezuela”. También un señor muy rico de la India llamado Vijay Mallya (dueño de la aerolínea Kingfisher Airlines y director según del grupo United Breweries Group, productor de la cerveza Kingfisher) disfruta una nave de éstas, diseñada con gran lujo y confort.

Otros detalles técnicos del avión son su capacidad máxima de combustible de aproximadamente 30.000 litros, velocidad de crucero de 870 kilómetros por hora, anchura de fuselaje de 3.95 metros, anchura de cabina de 3.7 metros, impulsado por dos reactores, altura del avión 11.76 metros, longitud de 33.84 metros, envergadura de 34.1 metros, superficie alar de 122.6 metros y tripulación compuesta por dos pilotos y tres auxiliares de vuelo.

La guerra mediática que sostuvo la oposición contra el Comandante Chávez por este avión puso a correr el rumor de que el capitán que recibió el entrenamiento en Francia para pilotarlo estuvo a punto de estrellar la nave con Chávez a bordo por aquello del odio acérrimo y el deseo de muerte que le tenían a nuestro Presidente revolucionario. El capitán, según, no tuvo el valor de semejante crimen y suicidio y que hasta el día de hoy vive de baja en los Estados Unidos. Yo no sé si eso es verdad pero es lo que se dijo en su momento. Lo cierto es que este moderno avión desapareció de la esfera mediática y no hemos sabido más del mismo hasta ahora que el Presidente Nicolás Maduro revela estas muy extrañas fallas. Ojo pelao Presidente.

Aún tenemos la herida abierta en el corazón con la desaparición física del Comandante Eterno. Ni Eduardo Galeano se cree esta ausencia irreparable. Tampoco nosotros. No olvide, Presidente, que en el Palacio de Miraflores trabaja una tropa de adecas que filtran datos a la oposición, que se venden fácil a los gringos por unos dólares miserables, que pueden utilizar cualquier medio para sembrarle un mal incurable y que quizás tienen las manos metidas, tanto como la conciencia, en esa extraña enfermedad del Presidente Chávez. Sin embargo, estas adecas diariamente emanan de sus bocas las palabras “Compatriotas” y “Camaradas” dentro de Palacio para hacer creer que son chavistas pero están ahí para esos fines miserables y antipatrióticos. Utilice los cuerpos de inteligencia, gráveles las conversaciones en clave que utilizan cuando hablan con la familia y descubrirá lo que le digo. Ya en 2002 utilizaron esta estrategia para el golpe de estado y les funcionó. Peor aún, siguen utilizando esas estrategias.

Resulta esencial capacitar personal militar y civil que opere y garantice el mantenimiento de ese Airbus A319CJ. Ese avión tiene las comodidades y garantías de seguridad que requiere una nave para uso de un jefe de Estado. Es una herramienta vital que más allá de su costo de construcción y los lloros de la oposición hipócrita, resulta esencial para el cumplimiento de las grandes misiones de gobierno, de integración latinoamericana y de intercambios comerciales y tecnológicos que deben mantenerse en marcha para seguir la gran obra emprendida por el Comandante Eterno Hugo Chávez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5743 veces.



José Pérez

Profesor Universitario. Investigador, poeta y narrador. Licenciado en Letras. Doctor en Filología Hispánica. Columnista de opinión y articulista de prensa desde 1983. Autor de los libros Cosmovisión del somari, Pájaro de mar por tiera, Como ojo de pez, En canto de Guanipa, Páginas de abordo, Fombona rugido de tigre, entre otros. Galardonado en 14 certámenes literarios.

 elpoetajotape@gmail.com

Visite el perfil de José Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a174184.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO