Omar Prieto: “vamos a ganar con Chávez”


Ayer, al fragor de una sorpresiva lluvia, se llevó a cabo en San Francisco, una caminata encabezada por el Alcalde Omar Prieto con el objetivo de visitar y juramentar tres UBCH: “Jardín de Infancia Villa Bolivariana”, “E.B. San Francisco” y “E.B.Euladimira Guanipa”. Durante tal trayecto, cuyo recorrido duró cuatro horas, que además incluyó la reinauguró de la cancha “Don Bosco”, se respiró un ambiente festivo y de euforia similar al que se siente en el momento cumbre de una campaña electoral, lo cual sólo es generado por la participación entusiasta del pueblo en la calle.
En la juramentación de una UBCH Omar precisó con vehemencia: “Vamos a ganar porque tenemos un compromiso con el legado de Chávez...Vamos a ganar con Chávez”. Tal expresión nos involucra y compromete a todos por su enorme peso específico, aún aislada o puesta en la boca de cualquier chavista en un lugar recóndito de nuestra geografía.
Por ello, lo expresado por el Alcalde, entre otras cosas, nos tiene que hacer recordar las tareas que debemos realizar juntos todos los revolucionarios. En tal sentido, esa expresión se constituye en marco de referencia para hacer algunas reflexiones en torno a la campaña venidera decisiva, como deberá llamársele dada su trascendencia en este quiebre histórico en el que nos encontramos, así como en torno a lo debe hacerse después del 8D.
San Francisco es un territorio chavista, y su defensa debe ser un punto de honor insoslayable para los herederos de Chávez, o sea, para los integrantes de todos los estamentos o fuerzas que han impulsado el proceso. De allí la necesidad de que la unidad entre los cuadros, líderes ductores de la revolución, incluidos formalmente o no, en el PSUV o GPP, se ponga de manifiesto de modo recurrente en todos los actos que nos conduzcan al triunfo del 8D, pues ello obedecería a la bien fundada disciplina que tenemos los revolucionarios en las coyunturas estelares de nuestra historia reciente, y muy especialmente en ésta donde se impone transitar acompañados para minimizar los errores en el camino escabroso y minado por factores exógenos. Sólo así, podemos acelerar la construcción de la Patria Nueva, del Estado Comunal. En síntesis, en esta pelea tenemos que meternos todos, porque como decía Alí: “No es tiempo de recular, ni de vivir de leyendas”.
Ahora bien, el otro estamento impulsor del proceso bolivariano, el pueblo llano, mucho ha demostrado que los espacios de gobiernos chavistas son punto de honor y así los han defendido, y la contienda venidera no será la excepción. Ellos, quienes no ha sucumbido ante los chantajes mediático, los sabotajes eléctricos y al clima de desestabilización creado al “secuestrar” mediante diversos artificios, los productos de la cesta básica, y más bien con pocos miramientos y sin ánimo de retrogradar, ha resguardado y blindado la revolución cuando ha sido necesario (tal como el 13 de abril). Y es porque la esperanza de redención sembrada en el imaginario colectivo por Hugo Chávez aún pervive.
En esta coyuntura esa esperanza redentora de Chávez manifiesta en su legado, toma nuevo aliento, pues la ven como la posibilidad cierta de mejorar la calidad de sus vidas: acceso a una vivienda propia, a la salud, a la educación de calidad, a buenos servicio, entre otros. A lo cual, en el caso de San Francisco, debemos endosarle los logros obtenidos por la gestión local, advirtiendo, como le he escuchado al Alcalde, que falta por hacer, pero se ha hecho muchísimo más que en las anteriores gestiones. En todo caso, ese nuevo aliento, como un continuo motivador, tendrá que seguirse materializando en la articulación debida con las instituciones del Estado en procura de entronizar el “Vivir Bien” como la espina dorsal de la nueva sociedad que debemos cimentar.
Claro está, para que ese “Vivir Bien” sea pleno, debemos irrumpir ya con un proceso de formación desde las bases que conduzca a entender definitivamente el constructo “Socialismo del Siglo XXI”, para que no se siga viendo como la obtención de meras comodidades materiales, en tanto la mentalidad consumista crece exponencialmente amparada por los medios, el comercio y por la “desolación formativa”, que en última instancia, arrojan a un lado la posibilidad de crecer juntos bajo una nueva ética.
De eso se trata, porque como bien decía anoche el Alcalde, “…tenemos un compromiso con el legado de Chávez”.

aquileonarváez@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2303 veces.



Aquileo Narvaez Martínez


Visite el perfil de Aquileo Narvaez Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: