¡Honor y gloria Adel El Zabayar!

Hay un dicho camarada que dice: “el hombre es del tamaño del compromiso que se le presente”, usted es un claro ejemplo de eso. Usted con valentía asumió la defensa de su pueblo y eso lo engrandece. Nos tranquiliza saber que igualmente contamos con hombres como usted para la defensa de nuestra América.

Su posición valiente es comparable con la de aquel insigne revolucionario como lo fue Fabricio Ojeda que abandonó su curul político para defender sus ideales.

En estas horas aciagas para el pueblo sirio la necesidad de hombres valientes como usted, que empuñen las armas en su defensa, llevará ese ejemplo para que los pueblos del mundo digan “NO” al imperialismo.

Ahora es necesario que aquí en Venezuela al ver las barbas de nuestro “vecino “arder pongamos las nuestras al remojo, ya que cada día el imperialismo yanqui respeta menos la libre autodeterminación de los pueblo.

A usted, diputado, lo engrandece su sacrificio y demuestra lo que debe hacer un revolucionario que no es otra cosa sino hacer revolución y defenderla como lo hace usted en este momento.

Su gesto quedara marcado en nuestra historia, como antes el de Fabricio, en contraparte de muchos de nuestros compatriotas que se acercan a la revolución simplemente para enriquecerse y con ansias de poder.

Pocos como usted, que dejen una posición cómoda para tomar las armas en defensa de una buena causa como lo es la causa del pueblo sirio.

El imperialismo ha creado; como siempre lo hace; una mentira para atacar los pueblo, lo hizo con el acorazado Maine en Cuba, después en Vietnam con el incidente de Tonkín y hace poco con la excusa para atacar a Irak con de las armas químicas y su voz diputado se eleva valiente desde Siria para desenmascarar la mentira yanqui.

Como contrasta su posición, amigo mío, con los que cómodamente pactan con el enemigo para mantener sus cómodas posiciones, sin importarles que con esas actitudes vayan colaborando con el derrumbe de lo que tanto le costó edificar al Comandante Eterno Hugo Chávez.

Recuerde diputado que una mentira así dure mil años la verdad la alcanza en un segundo y al imperialismo la mentira no le durara mil años. Defienda su pueblo en contra de los mercenarios pagados por el imperio que hoy ensucian los suelos de su tierra.

Adelante compatriota, defienda su pueblo como lo hizo en el pasado, Omar Mukhtar en Libia, Gamal Abdel Nasser en Egipto, nuestro Bolívar en Venezuela y el Che con el pueblo cubano, ya el imperialismo debe parar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1807 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: