La forma de pensar que descubrió el hombre

“El pensar es espontáneo”.
Anon.

Hace poco llego a mis manos un interesante texto de Martin Heidergger, un filosofo alemán del siglo IXX, les juro que nunca lo había leído, sin embargo cuando me fui adentrando en la lectura fui descubriendo nuevos conocimiento y organizando viejas ideas que quizás estaban sueltas, pero no perdidas, pues este autor afirma: “que el ámbito del pensar, la Filosofía, decir una palabra que según su procedencia tiene la forma nativa de la pregunta (…)”, por eso he aquí la primera interrogante que me hizo preguntarme: ¿la relación entre la filosofía, el pensar, la pregunta, la técnica, la ciencia, el sujeto, la palabra, la Verdad mejor dicho la búsqueda de ella y hasta la coherencia en el discurso?.
No podemos olvidar lo primero de lo primero el pensar, todos los científicos infieren que el hombre primitivo, inicio su camino al siglo XXI en lo que actualmente se llama modernidad, comienzan sus inicios a ejercer el pensamiento en protegerse de la lluvia, calor y otros elementos inclementes del clima; y después fue descubriendo utensilios de caza y formas para comer alimentos pasando por las diferentes épocas de la edad de cobre, entre otras allí surgió la técnica que solamente y grandiosamente es el ejercicio de la inteligencia. En ese desarrollo y crecimiento del ser humano fue creando más y más cosas y objetos para facilitar de alguna forma su cotidianidad, es decir, se fue creciendo en conocimiento, después y durante muchas siglos grandes pensadores comenzaron a realizarse preguntas de muchos fenómenos que los acompañaban en su convivencia con esos mismos hombres y su entorno familiar, social y hasta ambiental y empezó la era de oro de la humanidad y se creó y se le puso nombre a todos esos planteamientos, nació la filosofía el arte del saber, la de otrora la de Aristóteles, Platón etc. De la Grecia antigua y allí se le dio respuesta a varios interrogantes que estaban sin ella, la palabra abrió campo para ser escuchada, ejerció su poder del lenguaje.
Pero la Filosofía siguió hasta nuestros días y estará presente siempre en la generaciones pasadas y las de por venir, porque nada se puede crear si estar primero en el pensamiento del hombre, disculpen las mujeres, lo digo como género y no para dejarlas fuera de la historia, de su participación aunque ya la históricamente no ha sido reconocido su aporte en la Filosofía, ciencia y luchas, el ser humano como tal es el actor principal de los hechos y acontecimientos que ha trasformado la forma de pensar y hasta el propio mundo, él como sujeto analiza y descompone al objeto y esa relación no puede ser al contrario el objeto famas podrá analizar al sujeto.
Y el pensamiento no siempre es asertivo, durante toda la historia hemos visto que existe, dirían o lo llamarían autores, “La mala forma de utilizar el pensamiento” que no es otra cosa que utilizar la ciencia y la palabra a conveniencias de la destrucción del hombre y el planeta, eso también es teoría, te pregunto amigo lector: ¿recuerdas la bomba nuclear? ¿Y para qué fue usada?, fueron concebidos en el pensar y realizada por científicos, sin embargo es una página negra de la historia de la humanidad.
Del pensamiento pasamos directo a la pregunta que es la incógnita, lo que falta por explicar aquellos que no está completo o terminado, lo que va motivando buscando respuesta del: qué, cómo, dónde, cuáles, cuántos, por qué y entonces surgen ésta serie de interrogantes que van dándole forma a la Verdad, o a lo que más se acerca a la real, o lo entendible a la teoría e hipótesis. Las dos son formadas en sus planteamientos por otro verbo que no podemos dejar de mencionar como es la investigación que va delimitando paso a paso los avances que dan como conclusión ciertos juicios científicos comprobables.
Saben ninguna de estos términos puede ir separados y como no pueden existir uno sin el otro empiezan a compartir un espacio común, y ese lugar lo podríamos llamar ciencia que se ha extendido tanto que hasta es separada en varias ramas, sino lo sabe hay algunas sociales y científicas, cuando hablo de este término recuerdo claramente el día 5 de octubre de este año 2011 cuando visite el Museo de Ciencias en la ciudad de Caracas, lo primero que me llamo poderosamente a atención fue una frase que está arriba del marco de la entrada que de seguro era en latín, al pasar al recinto. No pude evitar de primero preguntar a una chica de la Recepción del museo que significaba ese escrito y ella me dijo : “ve hacia arriba y aprende”, pero la historia no culmina allí al pasar y conocer sus salas, como diría mi hija Sophia la primera vez que la lleve a un parque de diversiones y expreso con una sola palabras su emoción al ver tantas maravillas y dijo: “guao”, el mundo y hasta más allá de lo conocido estaba en esos pocos metros cuadrados, la ciencia en todas sus manifestaciones a través de la fauna, flora, clima, el espacio sideral y hasta mucho. Y más aun de lo que debe significar el buscar la respuesta de nuestro mundo, de ese orbe que va más profundo de lo que ven nuestros ojos y perciben los demás sentidos perceptores reciben en nuestra existencia.
Descubrí ese día la fragilidad del mundo y de sus habitantes llámense amínales, plantas, ambiente, espacio, entre otros y cada momento es tan importante que debe ser vivido de forma analítica, no se hace filosofía y ciencias sin analizar lo que se pretende ver, más allá de lo que se ve, estos dos conceptos (filosofía y ciencias) no pueden acabarse nunca, mientras el hombre este sobre la faz del mundo, inclusive como dice el escritor brasileño Pablo Coelho: “el hombre siempre tiene curiosidad por descubrir, y aunque llegue al final del camino , habrá otro sendero que transitar (…)” ,entonces que, hay que indagar y para eso están los métodos cada uno destinado a desarrollar y encontrar respuestas.
Tengo otra experiencia que contar, tengo varios alumnos que si se les motiva y se apoyan en los años venideros podrían ser fuertes candidatos para ser científicos en muchas áreas del saber, tiene la intención y a su corta edad ya leen textos relacionados con las ciencias, sé que todos y todas no van a llegar a ser lo que dicen que quieren ser, pero de algo estoy seguro y convencido no olvidaran los estudios de primaria dando sus primeros cocimientos en algo que les llama la atención, y no saben bien que es, pero es excelente descubrir.
Por eso todos los estudiante del nivel de educación formal o informal, debe ser motivados para buscar lo que está fuera del aula de clases, lo que debe enciende su conocimiento y llevarme más lejos de mis limites, hasta aquí no estoy seguro de haber escrito algo exacto del autor de la guía Heidegger; o estar totalmente de acuerdo con él, lo que si estoy convencido es de que cuando iba leyendo coda frase me hablaba sola y analizando cada oración, yo en mi mente la asociaba con cada idea y hechos de mis experiencias viejas y actuales y lo tan efímero como yo fui enseñado, a puro contenido, a pura pizarra y libros y al contrario es tan plural y significativo, no se debe dejar morir la filosofía que es definida por la teoría, que el planteamiento nace de la pregunta y la técnica, y que es ejercida por el hombre en todas sus ramas y expresado en su lenguaje.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2503 veces.



Erno Velasquez


Visite el perfil de Erno Velasquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Erno Velasquez

Erno Velasquez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a173004.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO