Prudente un carajo. Lo de Samán fue una barrabasada ¿Tuvieron prudencia cuando nos mataron a Chávez?

Cansado de tantas güebonadas, el día de hoy tomé la decisión de alejarme del palabrerío cursi y sofisticado, para adoptar una actitud un poco mas de acuerdo con el hijo de puta “Negro Chua” que yo conozco, porque al parecer, existen personas dentro de esta revolución de HUGO CHÁVEZ, que pretenden seguirnos hacernos creer, que los infiltrados dentro de nuestras filas…si quieren los quinta columnas, o como quieran; para mí, no son más que come mierdas con categoría de y calidad de traidores, si, me canse, de que siempre me estén pidiendo prudencia para decir las vainas, como que si el día que los coño de su madres boinas verdes y los mercenarios invasores del imperio de la casa blanca o del pentágonos vengan por nosotros, van a tener prudencia, para darnos nuestra imperial patada por ese culo…

Ciertamente debo entender, que la diplomacia debe ser una herramienta, muy bien empleada al momento de y/o utilizada, al momento de pretender, tener una buenas relaciones de amistad y de hermandad en el concierto de las naciones, según lo determinan los protocolos internacionales, porque así lo establecen las normas y leyes internacionales, pero de ahí, a que este cristiano, borregamente deba aceptar, cualquier pasjuatada que se le ocurra a un malparió inepto ¡COÑO! Que me perdone HUGO CHÁVEZ, pero así no son las vainas, yo no me hice, irreverente con la llegada de HUGO CHÁVEZ, solo me convertí, en un hijo de puta, mucho más consciente de las cosas, por la que antes me jodian y me entraban a coñazo, en la UCV, cuando por salía a apoyar, a los coprófagos come candelas de aquellas épocas, donde a los estudiantes por cualquier vainas, los mataban, los desaparecían y por la medida bajita, lo mandaban reventado para un hospital, de la enorme coñaza que le amablemente le daban los cuerpos policiales de aquellos entonces, no se por donde cono voy de este escrito, pero lo muy cierto, es que, a los que siguen jugando al comeflorismo revolucionario, en la ¡PATRIA, PATRTIA, PATRIA¡ de HUGO CHÁVEZ, están bien jodido conmigo, porque a EDURDO SAMÁN, lo considero ¡MI AMIGO! Y créanme, estoy bien claro, para donde tienen que ir los coñazos que me correspondan lanzar, el día de la coñaza final…

Por lo que solo exijo, que nadie me solicite ser prudente, ante semejante atropello político y administrativo, en relación al camarada EDUARDO SAMÁN, y a los grandísimos malparidos y a las malparidas, que andan hablando güebonada, que yo solo estoy jalándole bolas al camarada para que me ubique en un puesto en la institución, que hoy preside, déjenme decirle, que gracias adiós y a nuestro camarada “Eterno Amado Gigante” HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, hoy les puedo decir, con mucho orgullo, muchas gracias por haberme dado la oportunidad de conocer a una persona como EDUARDO SAMÁN, que hiso conocer lo que es la dignidad, porque antes pensaba, que la dignidad era sinónimo de ser jala bolas, y este amigo me hiso saber la dignidad, es la facultada que tenemos las personas, para no arrastrarnos ante nadie…Ya ¡drene mi arrechera!

Mañana me vuelvo a poner el traje de manso corderito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10495 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: