Hay que eliminar el Día del Niño y duro con los juguetes

¡Qué tal, camarada! Tratando de opinar desde esta tremenda tribuna virtual, aunque no le paren bolas los funcionarios ni directivos del PSUV a quienes van dirigidos, y en contra de los radicales del chavismo que piensan que Maduro todavía no es como Chávez.

¡Nadie será como Chávez! Incluso a nivel internacional. Los últimos grandes líderes mundiales de fin e inicio de siglos son Fidel Castro y Hugo Chávez.

El título de este artículo pareciese indicar que está escrito por un tipo que no quiere a los niños, un frustrado que no pudo tener ninguno, etc., pero todo lo contrario, y lo explicaré nuevamente.

El “día del niño” fue acordado en las Naciones Unidas en 1954, justamente el organismo que aglutina a todos los países, muchos de ellos más que billetudos que no hacen nada por reducir el hambre y la miseria donde viven millones de niños paupérrimos.

Ah… pero se jactan de celebrar ese día, así como otras fechas universales que no tienen efecto sobre las situaciones reales.

Así como alaban a Mandela por ser un hombre de bien, esforzado a reducir las desigualdades y en especial el racismo, y es puro elemento noticioso. ¿Hipocresía la llaman?

Recuerdo cuando en Venezuela, por allá por el 1990, creo, se reunieron en el Poliedro de Caracas los fabricantes de juguetes para analizar cómo mejorar las ventas ya que no podían depender solamente de las de diciembre (hasta no hace mucho conservé el recorte de periódico con esa Feria del Juguete)

Seleccionaron “julio” porque está a mitad de año y al inicio de las vacaciones escolares. ¿Cuáles padres no le comprarán un juguete a un hijo o hija que pasó de grado?

Extrayendo de una noticia de 1998 “Cabe destacar que la celebración del Día del Niño, según el presidente de la Cámara de Fabricantes de juguetes (Cavefaj), ha significado un incremento de 30% en las ventas anuales de los jugueteros que ahora programan su producción para dos temporadas: julio y diciembre”

Si eso fue en 1998 cómo será ahora que todo el mundo promociona “el día del niño”. Hasta en los institutos educacionales del gobierno se celebra el día comercial del afecto a los niños. Como si los papás, mamás y parientes, no les regalan a los niños cada vez que pueden

Como siempre quedan pelando los niños con padres que no pueden gastar en juguetes, y menos ahora que son tan caros y muchos muy malos. Desechables.

Recordamos que por asuntos religiosos es la Navidad la celebración del Niño, el Niño Jesús, y es en Venezuela cuando él trae los juguetes a los niños. En otros países son los reyes Magos.

Una anécdota familiar. Cuando mi tercer hijo (varón) tenía como 6 años, en un diciembre, los niños vecinos, mayores que él, cada uno le dijo: “el niño Jesús es tu papá” y llegó a la casa con cara de preocupación a preguntarme dónde guardaba yo los juguetes de todos los niños. Inocencia plena.

Bien. Colocaré dos proposiciones al respecto. Ya no podemos echarnos pa´trás con lo de la fecha.

La primera, que surgió de mi hija Luissed, mujer por formación y espíritu preocupada por los más necesitados y luchadora en contra de cualquier forma de injusticia, en la que propone que se haga una gran recaudación de juguetes usados, podríamos llamarla Misión Juguetes, y en cada estado, en cada municipio, en cada parroquia, crear centros de recuperación.

Me pareció genial porque es una manera de sembrar conciencia de una especie de reciclaje, lo que generaría una extensa mano de obra popular, con apoyo de artesanos y formación de jugueteros, y abarataría los costos de los “muy costosos” juguetes (vale la redundancia)

Luego se distribuirían para su venta (en distintos niveles de recuperación) en Mercales, etc., y de cuando en vez, “el día del Niño” realizar las grandes Ferias del Juguete, o en Navidad, tal vez para los padres y madres “niños jesuses populares”

Estaríamos haciendo una reindustrialización para el juguete. Bastante mano de obra en todos los municipios y una innegable una labor social, abaratando costos.

La segunda proposición, que la he expresado otras veces, tiene que ver con la elaboración de juguetes de madera, o de otros elementos con tal que no dañen a los niños (de material reciclable) que además de que se activen armándolos, no dependan de las onerosas pilas y no sean de plástico, altamente desechables.

En un hermoso programa en VTV o Tves, creo que Los Sueños de Fuser, me enteré de un extraordinario fabricante de juguetes, el artesano, el artista, el creativo, Pedro Amaya, a quien le escuché reflexiones interesantes: “el mundo interior del niño sale con los grafitis”

Es un tremendo creativo y dijo: Dios, el creador de todo, entre tantas cosas creó al hombre a su imagen y semejanza, por eso es que todos somos creadores, salvo que no tenemos oportunidades de sacar esa parte de nuestra existencia.

Mostró juguetes de variada índole, con mecanismos que imprimen movimiento, etc. Sin pilas.

Igualmente, promover la fabricación de nuestras muñecas de trapo, orientales las más, mejorando diseños, etc., y que se hagan lindos comerciales estimulando su compra y uso.

Desde el punto de vista histórico, sugiero que se incorporen a la Casa Natal del Libertador juguetes de los que pudieron usar Simón, Juan Vicente su hermano mayor, de Juanita, y de María Antonia, la hermana mayor, pro-realista ella.

La casa Natal es muy fría en emociones, salvo las que uno mismo estimule. En otros países se acostumbra darle vida a los monumentos históricos con actores. Sería una manera de dar empleos a tantos actores populares que a veces andan ligando un papel en cualquier obra, en cualquier escenario.

Deberían recrearse escenas de esa casa en la etapa colonial,

¡Y que se vean juguetes por los rincones! Los juguetes de Simón, ¡un caballito de madera sin una rueda porque era muy tremendo!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1735 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a170305.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO