A cuatro meses que partiste sin dejarnos Comandante.

A cuatro meses de tu partida física Comandante, el saldo no es ni tan alentador como quienes juramos preservar tu legado quisiéramos, ni tan pesimista como los enemigos jurados de la Revolución lo desean.
Nicolás, como fuiste capaz de predecirlo, ha venido cumpliendo con la difícil encomienda que le dejaste y ha hecho lo mejor que ha podido. Sin ser tú, está intentando fraguar el liderazgo que requiere nuestro pueblo y de llenar esa ausencia que nos dejó tu partida. Sólo el tiempo dirá que acertaste en la elección más difícil que te tocó en vida, elegir a tu sucesor.
La Revolución se tambaleó después del 14 A, para que negar que esos resultados electorales tan estrechos, nos demostraron que la pelea contra la derecha es a muerte y sobretodo que en la Revolución no creían todos lo que te eligieron la última vez (7-O) y lo que nos alertaste en el Plan de la Patria, que la revolución debe llegar a su punto de no retorno para alcanzar la Patria que Bolívar soñó. Aún no tenemos la Patria que, en el último canto que nos regalaste, hiciste recorrer el mundo hecha poesía cantada.
La conspiración de la derecha, que venía fraguándose posiblemente desde que se conoció públicamente de tu enfermedad, pero que cobró fuerza desde el 8 de diciembre 2012, desató una guerra económica que apenas en estos días “parece” contenida. En el interín del 8 Diciembre al 14 de Abril, por poco y derrotan al gobierno, a tu gobierno. Después, en el período electoral la derecha hizo de las suyas y entre mil contradicciones el chavismo logró mantenerse fiel y leal a tus aspiraciones y deseos.
La derecha es esa misma que tú conociste y derrotaste en mil batallas. Ahora, está envalentonada por tu ausencia y se aprovecha de la alianza con esos sectores económicos poderosos que nunca creyeron en la Revolución pero que por temor al “demonio” del pueblo solo tú fuiste capaz de contener y de persuadirnos de que la revolución podía hacerse pacíficamente y en estos 14 años lograste que nos dieran algunas concesiones, concesiones que desde que tu no estás pretende eliminar de un plumazo.
Nicolás tuvo que pactar, cómo negarlo, pero cómo no hacerlo si el aparato económico, como tu lo supiste siempre, está en poder de la burguesía. Posiblemente Nicolás no fue capaz de hacerlo como tú magistralmente lo hiciste siempre, pero a fin de cuentas lo hizo y los resultados “parecen” indicar que el tiempo le dará la razón, como en los 14 años de tu gobierno te la terminó dando a ti.
Ahora Nicolás está emprendiendo una cruzada contra la corrupción. Asumimos que cuenta con muchas de las reflexiones y confesiones que le hiciste en vida sobre ese “cáncer”, cáncer que padece la Revolución desde hace 14 años y que es más terrible que el que causó tu partida física. Nicolás fue testigo de excepción de tu posición sobre la corrupción, por ello esa declaración del 24 de junio que nos erizó la piel cuando nos alertó sobre que la “Patria puede ser devorada”, parecía como si estuviéramos oyéndote en los llamados desesperados que siempre nos hiciste.
Uno de tus más insignes maestros militares, J. Pérez Arcay, dice que “se necesitan muchos Chávez para seguir teniendo la Patria”, esa Patria que tú sacaste del subsuelo. Diríamos que realmente se necesita un “Chávez hecho pueblo” para materializar ese sueño libertario que desde Bolívar, y un poco antes incluso, recorre como un fantasma estas latitudes americanas.
Carlos Luna.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1646 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a169302.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO