El 1er milagro de Jesus en Mérida: La escuela de cuadros Hugo Chávez

La militancia estaba decaída y triste después de la partida de nuestro señor Chávez. Para rematarnos, en Mérida nos habían dado hasta con la cédula en las últimas elecciones. Todo parecía perdido y sin esperanzas. El PSUV durmiendo el sueño de los justos, los corruptos haciendo de las suyas y el gobierno chavista merideño entrampado en la burocracia que les dejaron los dos anteriores gobernadores y que revolucionarios. El Poder Popular desorientado, la militancia descreída y el pueblo chavista haciendo colas para comprar harina pan y papel toalet.

Ese era mas o menos el cuadro que se presentaba en la ciudad de Mérida, cuando se comenzaron a oír los rumores de que Jesús venia, que pronto lo tendríamos entre nosotros. Estábamos un poco desconfiados, pues el gran jefe Maduro no quiso venir, pues está bravo con los merideños, después del rechazo que le hicimos el pasado 14D.

Comenzamos a tomar en serio el asunto de la venida de Jesús a Mérida, cuando algunos de conspicuos voceros del PSUV dejaron colar en la prensa la información y giraron instrucciones para que el director del Centro Cultural Tulio Febres Cordero cediera una de las salas para recibir a Jesús. Teníamos años viendo en las carreteras avisos que dicen: “Jesús viene” y nada que alguien hacia algo para que viniera.

La convocatoria para el recibimiento de Jesús decía que llegaba a las 9:00 A.M., a esa hora ya habíamos tres aspirantes a discípulos, esperándolo en las primeras butacas del salón del templo cultural de la ciudad. No fue sino hasta las 12 M que pudimos ver entrar a Jesús. El salón estaba lleno y una gran feligresía festejaba su llegada rodeada de sus apóstoles más cercanos. Alirio, Alexis, Guido, Fanta, Lobo y otros miembros del Sanedrín de Mérida les dieron la bienvenida a los hombres que de la lejana Jerusalén, perdón Caracas, acompañaban a Jesús en esta su primera gira como gran gurú de la formación política de los cuadros militantes del PSUV a escala nacional.

El Sermón de Jesús en la montaña merideña: (Las bienaventuranzas)
“Bienaventurados los pobres de conocimientos políticos porque de ellos es la Escuela de Cuadros Hugo Chávez”
“Bienaventurados los que no tienen títulos, porque ellos poseerán en herencia los certificados de suficiencia que allí le daremos”
Bienaventurados los que lloran por no saber hacer discursos, porque ellos serán consolados con cursos de oratoria, expresión corporal y redacción “.
“Bienaventurados los que tienen hambre y sed del Saber, porque ellos serán saciados con Cursos Básicos, Avanzados y Superiores”.
“Bienaventurados los que trabajan por la Comunidad, por el Partido y por la Revolución, porque ellos serán llamados hijos de Chávez”.
Después de oír, durante mas de una hora a Jesús Faria, Diputado a la Asamblea Nacional y Responsable Nacional de Formación Política del PSUV (y si mi humilde opinión tiene algún valor) quiero manifestar públicamente que la militancia del Partido está en buenas manos. Que tenemos a un tremendo ideólogo que sabe a donde está parado y conoce a fondo en lo que está metido. El eje temático: Formación-Organización-Acción y su relación con la Programación de los eventos formativos que llegaran a los militantes a través de la Escuela de Cuadros Hugo Chávez, estuvo perfectamente explicito y los que allí estábamos recibimos el mensaje con toda claridad.

Jesús nos abrió los oídos y nos hizo ver que existe un maravilloso camino que lleva a la grandes Alamedas con las que soñaba Salvador Allende. Nos describió el futuro socialismo que construiremos a partir del estudio, de la disciplina que observemos y del aporte que hagamos por lograr el bienestar colectivo. Todos los presentes exclamamos al unísono:

¡¡¡CHAVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE¡¡¡
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1827 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a168137.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO