No me defiendas tanto compañero

“No se puede construir el Socialismo con las armas melladas del Capitalismo”. Iniciamos esta disertación con este pensamiento del legendario guerrillero heroico Ernesto Che Guevara, para significar una serie de conceptos con los cuales me quiero referir a ciertas actitudes asumidas constantemente por algunos conciudadanos venezolanos, quienes, son unos conspicuos opinadores acerca del acontecer político en nuestro país sobretodo en los últimos meses cuando han sucedido importantes acontecimientos que parecieran a la luz de los hechos colaterales que han provocado, una prueba para la existencia y vigencia de nuestra novísima, incipiente y amada revolución bolivariana.
Llama mi atención la facilidad con la que estos opinadores acuden al expediente de la descalificación a priori de; funcionarios públicos, decisiones de los mismos, procedimientos y acciones asumidas en el fragor de la acción de gobierno y los hechos derivados de una constante agresión de la cual es victima la revolución venezolana y sus más conspicuos líderes. Pareciera que, –éstos opinadores- son personas, que vienen de una profunda hibernación a la que fueron sometidas en el funesto y largo período cuarto republicano, donde nunca fueron capaces de romper el cerco opresor al pensamiento disidente, que, no obstante, si lo rompieron, unos cuantos venezolanos quienes hoy, algunos de ellos están enterrados o desparecidos y otros están en ejercicio de sus facultades opinando y actuando inmersos en una grande y optimista actitud, a favor de la revolución y sus planes a favor del pueblo.


En los últimos meses que hemos estado sumergidos en procesos electorales y sus duras circunstancias, en el doloroso periodo de enfermedad de nuestro comandante, y el episodio triste de su subsecuente muerte, el periodo de duelo y recomposición de la conducción del país mediante otras elecciones, creemos y creíamos que el hecho de estar atravesando tan difícil situación nos haría mas unidos que nunca, sobre todo asumiendo que nuestro líder fue un gran pedagogo y ello nos hacia pensar que los alumnos fueron tan eficientes como el profesor, pero resulta que sucedió todo lo contrario.


La circunstancia que estábamos atravesando, que suponía un descuido de nuestra alerta ante los contantes ataques de propios y extraños que afectaban a la revolución, fue hábilmente aprovechada por la derecha depredadora para atacar nuestro más importante bastión: la conciencia del pueblo. Amen de atacar también, nuestras reservas de divisas y la alimentación del pueblo y, su acceso a servicios básicos mediante la implementación de la especulación, la usura, el acaparamiento y el escamoteo de artículos y servicios de primera necesidad y una descalificación de nuestros lideres agregando a ello un plagio de nuestros símbolos e ideales, para acercarse al favor del pueblo.
Lo más triste de esta situación es que una importante cantidad de venezolanos, sucumbieron a esta campaña de la derecha, sobre todo empujados por ciertos opinadores de los medios de comunicación alternativa que han proliferado en nuestra patria y, que parecen haber perdido la buena voluntad hacia la revolución. Bien, decíamos que esa importante cantidad de opinadores se dedicaron a potenciar toda la artimaña que se le ocurriera a la derecha opositora y vende patria, lanzándose con voracidad acrítica contra todas las acciones del estado en materia fiscal, sin analizar los fines y propósitos de las medidas, en materia de alimentos, en lugar de investigar dónde estaba la verdad y como contrarrestar las mentiras de la contrarrevolución, fueron incautamente, a apoyar con sus opiniones la descalificación a la revolución lo que era su principal objetivo. Nuestros opinadores, se escudaron detrás de una supuesta critica, para minar la credibilidad de la revolución, una muestra de la eficiencia de esta mala actitud esta demostrada en la inmensa, aunque extraña e injusta votación lograda por la oposición. Ha sido, una muestra de la mayor aberración a la hora de escoger mediante el sufragio a un candidato, que no muestra buenos hechos como figura publica, sino precisamente todo lo contario, dicho en otras palabras se le dio una importante, pero, peligrosa votación a quien detentaba un inmenso prontuario contra derechos humanos y lesiones a la patria. Sí, lo descrito aquí no fue perpetrado intencionalmente, es valido expresar: “no me defiendas tanto compañero”, verdaderamente hay que ser bien bolsa.


Es verdaderamente asombrosa, la velocidad que despliegan estos opinadores para criticar las medidas del gobierno y sugerir acciones al gobierno para ser aplicadas a cualquier eventualidad que este gravitando sobre el devenir de la nación sin siquiera detenerse a pensar, que, por muy apremiante que sean las situaciones del país, estas deben ser sopesadas y estudiadas antes de ser implementadas, una de las cosas que resaltan cuando se presentan estos casos, es la falta de información de los opinadores quienes, muchas veces se empeñaban en sugerir acciones que ya están realizadas, o, se han implementado y/o se haya descontinuado su aplicación.


¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!
¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!
William Castillo Pérez



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1477 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a167518.htmlCd0NV CAC = Y co = US