Un Grano de Maíz es una Tusa

Leí con cuidado el grano del maíz del 11/05/2013 y me dije muy a lo interno en el momento de la lectura; si entendimos la angustia de Chávez en cuanto al sentido del proyecto y la necesidad de la eficiencia, este artículo[i] debe producir en el alto gobierno una explosión. Transcurrió el 11 de mayo sin ningún hecho a través del cual, pudiese confirmar que por esos predios del alto gobierno, se toman unos pocos minutos para leer un grano de maíz. Tal vez, el alto gobierno lea poco y esto, si es una mala señal. En eso, no son chavistas

En la tarde del sábado, concluí en otra cosa. Dije este alto gobierno con ministros que son ministros, son miembros del PSUV, son además vicepresidente de una región y tiene otras tantas responsabilidades, no pueden perder su tiempo leyendo un grano de maíz ni otra cosa. No han entendido el asunto de la eficiencia y se quedan, en el caso de la misión vivienda por ejemplo, con el dato de muchas viviendas entregadas y equipadas, pero no hay una señal que nos permita apreciar la metamorfosis de un excluido a sujeto. Esa mutación no cobra sentido.

De ese artículo del sábado 11/05/2013 que trataba el asunto de la eficiencia y que erróneamente pensé pudo haber producido una explosión en el alto gobierno, me quedaron muchas cosas, pero fundamentalmente un pequeña frase colocada al final, que deberíamos pedirle a los ministros y al alto gobierno repetirla cientos de miles de veces. La frase planteaba: (….) la felicidad del humano no es posible bajo el capitalismo que sólo ofrece espejitos”. Triste es, pero ese inmenso esfuerzo visto así, es como haber ofrecido espejitos. Más arriba, se recordaba que el humano es concebido como consumidor-Productor, pero en esto, creo diferir de un grano de maíz porque en nuestro caso particular, se ha afincado más la cultura del consumismo.

No tengo idea, pero supongo que si una cosa hay que revisar a fondo es la misión vivienda y esa cosa de “mi casa bien equipada. Dar la vivienda y meterle los equipos y en ellos se incluye el televisor, sin que haya operado previamente la transformación (mutación) de un ser excluido a un sujeto. Más bien, estamos frente a forma más social de gozarse cómodamente el modelo de país rentista.

El domingo no pasó nada en el alto gobierno y yo esperando por la explosión porque tenía la esperanza que algún ministro hubiese leído un grano de maíz. El domingo tuve tentado a no leer un grano de maíz, porque me dije: el viejo Kotepa Delgado se equivoco y por más que uno escriba; nada queda.

Me sentaba frente al computador y “paseaba” por páginas pero evitaba un “grano de maíz”. Al final del domingo, entré al Blog de un grano de maíz y ahí encontré un puente con el anterior artículo. De ese artículo del domingo me quedó esta frase:

“Los cambios socialistas en las relaciones económicas de propiedad repercuten en la conducta de los pueblos con lentitud, mientras que los cambios en la conciencia modifican el comportamiento con celeridad. Los cambios en las relaciones económicas y en la conciencia, cuando son simultáneos, repercuten con inmediatez en la conducta de los pueblos, y son más difíciles de revertir (….) Por otro lado, los cambios económicos para reinstalar al capitalismo siempre funcionan enlazados con una fuerte carga de conciencia capitalista, egoísta, actúan sobre la conducta siempre con velocidad alta, casi son inmediatos. Destruyen en segundos lo que costó años construir. Podemos adelantar que la votación de abril, la migración de los votos revolucionarios, tiene explicación en este hecho. La falta de definición socialista, el coqueteo con las formas capitalistas, no es inocuo.[ii]

Dije, aquí la vaina está más clarita y alto gobierno no va tener problema en entender ese párrafo para comenzar a realizar las cosas correctamente. No pasó nada el domingo y sabía que en estos dos granos de maíz, se nos ofrecía toda una mazorca con “tusa” todo. Al terminar la tarde domingo y pensando en este grano de maíz concluí: Hacemos muchas cosas buenas; pero al hacerlas de una manera, reciclamos el capitalismo.

Llegó el lunes y apareció un tercer grano de más que le daba consistencia al grano del sábado 11 y al grano del 12. El problema de la gestión y la meta se conectaba con una visión menos vinculado con el asunto del ser (objeto) consumidor y más con la posibilidad de ver a la revolución como una empinada. Cada nuevo peldaño alcanzado en esa empinada senda, se asume como un fortalecimiento de la conciencia. Escalar y no andar por la ruta de lo efímero, nos ofrece la oportunidad de “tocar las cumbres”, que es el espacio donde nos encontramos “con la vida plena”.

Suena tal vez utópico porque la meta es “casa bien equipada”. “Casa bien equipada” y déficit de conciencia es una gran riesgo. Por esa meta, transitamos una ruta efímera. Lo sabemos ahora; Capriles llegó con más equipo a donde ya el proyecto había estado con “casa equipada” y sin conciencia, un plasma es un juguete nuevo y muchos no dejaron de deslumbrarse frente al espejito.

Marcano.evaristo@gmail.com


[i] Véase: EFICIENCIA… ¿PARA QUÉ? http://ungranodemaiz.blogspot.com/2013/05/eficiencia-para-que-sabado-11-05-2013.html

[ii] Puede leerse el artículo: LA VELOCIDAD DE UNA REVOLUCIÓN  http://ungranodemaiz.blogspot.com/2013/05/la-velocidad-de-una-revolucion-domingo.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3716 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a165956.htmlCd0NV CAC = Y co = US