Capriles ya no es util


En Venezuela para optar a los poderes hay que ejercitar la política. Hay quienes la viven, quienes la tratan o hacen uso de ella y otros y otras que equivocadamente, concientes o inconcientes, tratan de ser indiferentes. Afortunadamente estos últimos son la minoría, porque el pueblo cada vez más se politiza. Esto se debe en gran medida a la autenticidad, compromiso y calidad de la política humanista, igualitaria, de Derecho y soberana que practicó el Gigante Chávez. La conciencia política esta presente cada vez más nítida en el pueblo porque ha asimilado la trascendencia del hecho político con el Poder Constitucional, de allí su febril participación y protagonismo que se sintetiza en la organización del Poder Popular en proceso.



Como lo señalo el presidente Maduro en Brasilia “el proceso en Venezuela hay que entenderlo como una revolución popular, porque la lucha hoy es por consolidar el poder del pueblo”. Esto si lo entendió rápido la extrema derecha venezolana y el imperio norteamericano, cuando el Presidente convoco al pueblo a Asamblea Constituyente y triunfó el pueblo; luego intentaron nuevamente parar el proceso con el golpe y saboteo petrolero en 2002, pero volvió a triunfar el pueblo. Sin embargo, afectaron no solo la economía, sino que través de campañas mediáticas, empleando métodos sensibles a la psiquis – el imperio tiene una basta experiencia – lograron disociar a una parte importante del pueblo. Luego, optaron por el golpe suave continuado.



Es aquí donde el partido Primero Justicia y su derivado Voluntad Popular, quienes por sus principios anárquicos y fascistas, les resultan ideal al interés del Departamento de Estado del gobierno del norte, para sabotear al gobierno de Venezuela, ellos no aceptan que en el Continente Americano existan gobiernos soberanos e independientes. De allí, la tarea particular de estos partidos, con el apoyo de ciertos medios de comunicación, de desconocer la autoridad del gobierno, afirmando que todo es mentira: no se han construido viviendas, no es cierto que se ha disminuido la marginalidad, que ha aumentado el empleo, no es cierto que el porcentaje del presupuesto nacional del 12% destinado a educación es el más elevado de toda America, los fascistas afirman que es mentira. El Golpe lento consiste en fomentar la tesis de que no existe gobierno, para que cunda la desesperanza en el pueblo.



Toda esa campaña insolente de que no existe libertad, ni derechos humanos, que algunos delincuentes son presos políticos, lo que persiguen es paralizar el gobierno, ese es el objetivo primario que persigue la MUD.

Han vuelto a fracasar, el 14 de abril el pueblo en su mayoría eligió Presidente a Nicolas Maduro, demostrando su madurez política y su rechazo al fascismo.



Estos están desesperados, están desequilibrados porque su tiempo se les acabó, su odio nos les permite darse cuenta que el imperio los utiliza y que hacen el ridículo al ir detrás del presidente Maduro, demostrando una absoluta carencia del mas elemental pudor político o de una supina ignorancia, porque pretender hacerle oposición en otro país en presencia del que acusan de tirano, que viola la constitución, las libertades y derechos humanos, los coloca en evidencia de que mienten.



Los y las venezolanas que votaron por el ex candidato, deberían reclamarle por exponerles con tanta desvergüenza su gentilicio, que también es el nuestro, la diferencia es que nosotros votamos por el candidato de la Patria triunfador.



Para colmo de la MUD, los gobiernos de Uruguay, Argentina, Brasil y por supuesto de Venezuela conocen que el fin último de EE.UU. es tratar de obstaculizar el proceso de integración comercial y político de MERCOSUR, ya no es el resultado del 14/A. La gira del presidente Nicolas Maduro, fue un éxito rotundo, se firmaron 51 convenios diversos de interés mutuo que continúan complementando nuestras economías.



Nosotros los bolivarianos, chavistas y pesuvistas, continuamos activados alrededor del Gobierno Nacional, Regional y Locales, apoyándoles en el trabajo de calle, viviendo la política social que da respuesta a todos por igual, así como ejerciendo la critica oportuna en procura de la mayor eficiencia.


gmesino@gmail.com
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3349 veces.



Guillermo Mesino


Visite el perfil de Guillermo Mesino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Mesino

Guillermo Mesino

Más artículos de este autor