¡Que en…Chávez! Maduro

No sé, si en oportunidades anteriores a esta, había tenido que recurrir irresponsablemente, la perversa estrategia de la manipulación y al juego demoniaco de utilizar, los instintos humanos, en cuanto a lo que es el manejo de la morbosa curiosidad, para poder captar la atención de los lectores y las lectoras, es decir, estoy acudiendo, a la utilización del instinto felino que llevamos por dentro los seres humanos, para que, medio puedan leer este escrito. Pero es que no tengo de otra camaradas, porque, en esta trinchera de las batalla de las ideas, se debe o debemos aplicar, las misma técnicas que utilizan nuestros enemigos, para poder dar a conocer y que se enteren de las cosas que pensamos, los que no somos tan revolucionarios, pero que estamos dispuestos y dispuestas…como los CHAVISTAS, que hemos dicho ser y que somos…a defender la Patria, patria, patria querida; la Revolución de HUGO CHÁVEZ, su legado y a su hijo NICOLÁS MADURO MOROS, y esa es una decisión “Firrrme, Plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total…y ningún imperio, ni pitiyanqui lame culo, ni vende patria alguno, nos va hacer cambiar esta decisión, aquella arrechera del pueblo que estaba de atoque, se manifestó en la Asamblea Nacional ¡Cuidado! Y ustedes escuálidos HIDEPU, ustedes provocan que el pueblo CHAVISTA la continua.

El sentido de esta larga exposición de motivo o justificativo, se debe al hecho, de que, hay por ahí o existe la vaga pretensión, por parte de algunos pajuos, dentro de nuestras filas, revolucionarias y/o CHAVISTAS, tratando hacer rodar la creencia, que este gobierno se cae por sí solo; y también tratando de crear la matriz de opinión, de que el camarada NICOLÁS MADURO MOROS, no tiene el mismo carisma que HUGO CHÁVEZ; y es aquí, donde me voy a permitir y hacer un alto, para decirle a estos pseudos revolucionarios y falsos chavistas; que no podemos seguir buscando en el camarada NICOLÁS MADURO MOROS, las cualidades características de HUGO CHÁVEZ, porque ciertamente, si seguimos con esas creencias, vamos a terminar por entregarle la ¡Patria! Que HUGO CHÁVEZ nos dejo, a los que en vida no lo pudieron derrotar, y que ahora después de su muerte, andan en busca de debilidades mentales, para tratar de derrotarlo, luego de la rotunda derrota que les ocasionó nuestro “ETERNO AMADAO GIGANTE” el 14 de abril de este doloroso año 2013.

Ciertamente, el camarada NICOLÁS MADURO MOROS, al igual que nuestro “ETERNO AMADO GIGANTE” en los años posteriores al 04 de febrero de 1992, debe buscar de aprender con más celeridad que HUGO CHÁVEZ, como afrontar lo que la vida le ha deparado, pero jamás podemos llegar a soñar, y ni tan siquiera pensar, que las circunstancias que rodean al camarada NICOLÁS MADURO MOROS, son las mismas que afronto en su momentos nuestro PADRE AMADO, el pensar eso, y estar buscando en el camarada Nicolás Maduro, las características histriónicas humanas (esto en cuanto al ser), de Hugo Rafael Chávez Frías, se pudiera interpretar, como TRAICIÓN AL PROCESO y por ende traición al camarada NICOLÁS MADURO MOROS, y mucho más aun traición y asesino de los sueños de Hugo Rafael Chávez Frías.

Lo único que debemos buscar de CHÁVEZ, en Nicolás Maduro, es la LEALTAD que siempre le profesó a HUGO CHÁVEZ, y hasta ahora el camarada NICOLÁS MADURO ha cumplido a cabalidad, y si tiene o no el carisma de CHÁVEZ, eso me importa una flor, CHAVEZ dijo elijan a NICOLÁS como presidente y el pueblo dijo ¡AMEN! Y así fue.


CHÁVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de los pueblos pobres del mundo

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1453 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: