Una CVG para el desarrollo social

En diciembre de 1.960 se decreta la creación de la Corporación Venezolana de Guayana -CVG-, institución que absorbería las funciones de la Comisión de Estudios para la Electrificación del Caroní y del Instituto Venezolano del Hierro y el Acero. Con este paso el gobierno legitimó y reguló las relaciones de las grandes empresas multinacionales con el capital venezolano.

La etapa que se inicia con la explotación del hierro dio paso a la Siderúrgica del Orinoco -SIDOR-, al complejo hidroeléctrico Guri-Macagua y a la planta de Aluminios del Caroní -ALCASA- y marcó el comienzo de un acelerado y contradictorio proceso de industrialización. La bonanza petrolera de 1.974 redimensionó todo este proyecto con la ampliación de SIDOR (Plan IV), la modernización de ALCASA y la creación de Venezolana del Aluminio -VENALUM-. Se elabora un plan para Guayana que absorbe el 30% de las inversiones públicas del quinquenio 1.974-1.979.

Para este Plan de Desarrollo de Guyana solo se detectaron los recursos naturales y energéticos, la tecnología y la mano de obra calificada vendría de otra parte. Sería el elemento de vinculación con los socios transnacionales, a esa necesidad el Estado respondió con grandes inversiones y comenzaron a nacer como abortadas por el capital transnacional los grandes proyectos industriales. La sola presencia de éstos ocasionó una serie de problemas que “no estaban previstos”, en primer lugar, un incontrolado proceso de transnacionalización de capital provocado por la imposibilidad de financiamiento de estas empresas. Comenzó un desmedido endeudamiento del país que nos colocó en las garras del capital transnacional y condujo a la hipoteca de la Patria.

En segundo lugar, un gran número de problemas sociales como vivienda, salud, desempleo, delincuencia urbana, violencia social e inseguridad ciudadana, servicios públicos deficientes y una creciente desigualdad social que se expresa en obreros con muy bajos salarios y una burocracia con excesivos privilegios (Casta de Gerentes) que se distinguen como la elite tecnocrática de Guyana.

La CVG fue la institución que dirigió este contradictorio proceso de industrialización que dio legitimidad a la transnacionalización de capital y cuyo único éxito es la incorporación de los recursos naturales, antes desaprovechados, al proceso de producción para contribuir al desarrollo de las fuerzas productivas del país.

En los últimos tiempos la CVG ha perdido fuerza institucional y no acaba de definir su papel dentro del Proceso de Cambios Políticos y Transformación Social que da sustento a la Revolución Bolivariana y ha permanecido con una orientación tecnocrática que niega la prevalencia del elemento social que coloca al ser humano, con sus necesidades y expectativas, como epicentro de un nuevo modelo de desarrollo.

En estos momentos a la CVG, como Agencia de Desarrollo Regional, le corresponde asumir el liderazgo institucional de Guayana para concertar un Plan de Recuperación de las Empresas Básicas que vaya más allá de la simple inyección de recursos financieros y al mismo tiempo tiene la obligación de plasmar una nueva visión del aprovechamiento de los recursos naturales de la región que le permita diseñar un Plan de Desarrollo Regional donde prevalezca lo social.

Ahora bien, recuperar el liderazgo institucional de la CVG para atender las necesidades y expectativas del pueblo trabajador de Guayana, solo es posible con una profunda transformación interna que destierre la visión tecnocrática que todavía prevalece en sus distintas dependencias. Ello sugiere, cambiar totalmente esa vieja y anquilosada estructura institucional y la sustitución progresiva de funcionarios cuya visión del desarrollo se reduce a una retorcida noción de “progreso” que no logra entender que lo más importante es el ser humano. Se trata de sustituir, con urgencia, esa improductiva “casta burocrática” para darle paso a una nueva visión de la CVG y su compromiso con la Patria.

Guayana, tierra de trabajo y lucha como la bautizo Maneiro, espera mucho de la CVG…

dariomorandy@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1977 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: