Mi palabra

¡La sentencia del árbitro!

“La paz en democracia es mucho más que la paz,

es la libertad, porque la paz sin libertad no es nada”

Rosa Díez


Pasada las cuatro de la tarde del día lunes 15, hizo acto de presencia ante el Consejo Nacional Electoral, el Presidente electo Nicolás Maduro Moro; fue recibido por cuatro integrantes de su directiva (las mujeres dando la cara) entre ellas la Presidenta Tibisay Lucena, quien dio inicio al acto de proclamación; la voz firme y serena de esta mujer de avanzada y compromiso moral, se escuchó leyendo un escrito relativamente breve, muy claro y conciso frente a una atenta audiencia; hizo una breve descripción del sistema electoral, para luego dirigirse a uno de los actores principales de los comicios presidenciales del domingo 14; sin mucho titubeo nombró a Henrique Capriles Radonski, para no dejar ninguna duda de sus afiladas y cortantes palabras con las cuales fustigo la irresponsable actuación del candidato opositor, en aras de aclararle y demostrarle la pulcritud del ente rector a su cargo.

El candidato opositor olvida las reglas del “juego”, descalificando al árbitro de un proceso electoral auditado y supervisado las veces que pidieron los mismos derrotados de siempre. Precisamente ese mismo organismo le ha dado el visto bueno a los resultados, cuando le han favorecido por estrecho margen, por una diferencia muy “chiquitica”, pero así de pequeñita, que casi no se ve, en la entidad donde ha sido electo gobernador; su reacción da pie para que se le aplique el refrán muy popular: “Lo que es bueno para el pavo, es bueno para la pava”. Como buen fanático del Caracas, debe saber que en toda contienda hay un solo ganador; hace referencia a la escasa diferencia, argumento esgrimido para desconocer los resultados, cuando todos los amantes del beisbol saben, que tocando es out y nunca se echa para tras una decisión arbitral; menos en este caso electoral, con una totalización certificada por los avances electrónicos, prácticamente infalibles; pero también lo saben los fanáticos y aficionados a las carreras de caballos: gana el que pasa primero la meta, así sea por la diferencia de una nariz, como ha sucedido en el estado Miranda, donde Radonski, ha sido electo gobernador por final de fotografía; pero en esta oportunidad ha terminado como los malos perdedores, dándole una patada a la mesa, para rechazar los resultados.

Desde ese mismo momento se desató una verdadera jauría, impulsada por la falta de seriedad y responsabilidad de este candidato con antecedentes de violento (atropellos en la embajada cubana), que parece desconocer el funcionamiento de las maquinas utilizadas en el reciente proceso; sus seguidores han llegado al extremo de levantar pancartas con el rostro de la rectora del Consejo electoral con la siguiente expresión: “perra te queremos presa”, la prueba está en una gráfica muy visible de un diario de Portuguesa; mayor muestra de falta de respeto para esta dama es imposible, más cuando ella ha sido garante del triunfo en el estado donde actualmente es gobernador.

Nada de esto es nuevo. Desde el mismo momento de encargarse del CNE en el 2006, empezaron las descalificaciones de un sector de la oposición, para tratar de quebrar la recia voluntad de está valiente mujer, con una sólida y valiosa preparación, para enfrentar a los que pierden el raciocinio, desconociendo los resultados cuando no le favorecen. El candidato derrotado Capriles Radonski, deja caer toda su carga de frustración con sus ideas envenenadas, desconociendo los números de la elección presidencial, emitidos por un moderno sistema electoral, avalado por cantidades de observadores invitados en todos los procesos electorales. El rechazo al resultado de los comicios del domingo 14, en una rueda de prensa, es el comienzo de un plan preconcebido, con todas las malas intenciones, sin importarle los hechos vandálicos con resultados lamentables, difíciles de borrar en la mente del pueblo: 8 personas muertas y varios CDI destruidos, es una verdadera bofetada a millares de personas, que todos los días se benefician de estos logros del proceso revolucionario, iniciado por el fallecido presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Esta vergonzosa actuación, ha tenido una rápida respuesta del Presidente Nicolás Maduro y un pueblo amante de la libertad; la parte verdaderamente interesada en aclarar la preocupante situación. Ante el desconocimiento de los resultados, han presentado las pruebas de la seguridad del sistema electoral, muy palpable para las partes involucradas en la contienda; a la provocadora acción de las cacerolas con saña y con furia, se han escuchado agradables notas musicales con coplas del heroico llano, bastión fundamental en el triunfo electoral; a la destructora acción de acabar con centros de salud, se han hecho presente brigadas de conscientes pobladores en defensa de bienes comunes. Pero no podía faltar el ingenio del venezolano. Una señora con inclinación Chavista, le preguntaron cómo la estaba pasando con las cacerolas y muy tranquila respondió: “Bien, que le den ¡más duro! ¡más duro! ¡más duro!” Marchándose muerta de risa.



narciso_t_29@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1203 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a163875.htmlCd0NV CAC = Y co = US