A propósito de un supuesto retorno de Arias Cárdenas a las filas de la Revolución

La revolución no necesita de sabios, precisa más bien humildad combólica

Francisco Javier, muy habilmente vendió en el Zulia que él era el cerebro de los comandantes del 4 de febrero de 1.992. Y esa supuesta virtud de Arias, ha sido el parapeto ideal para que el honorable comandante de la gallina , critique (sin ton ni son) a la Revolución Bolivariana. Fue la sabiduría de Francisco Javier la que ideó la coordinadora Democrática y la que ayudó a planificar el cerco mediático. También la sapiencia de este singular comandante fue la que le torció ,en televisión, el pescuezo a la gallina de su adversario electoral. Una sabiduría como esta no es una sabiduría cualquiera. Tal vastedad de conocimientos son altamente extrañados en el seno de la respetabilísima Conferencia Episcopal venezolana. ¿Cómo es que esta frágil oposición deja escapar de su orden monástica , a tan venerable genio?. ¿Será acaso un rumor mal intencionado de algun espíritu burlón esta lavativa de que se sale Arias Cárdenas de la santa cofradía opositora?. Realmente nosotros creemos
que el comandante de la gallina no ha pensado disfrazarse de chavista, ni mucho menos aspirar una curul en la asamblea nacional, pués él sabe (y
sabe bastante) que él no nació para eso, él tiene claro que nació para ser sabio, y sabio es sabio aunque despescueze gallinas en la televisión de la Oligarquía.


Francisco Javier, sabiendo como sabe que él es un sabio,ha llegado a la conclusión de que la Revolución Bolivariana no es un asunto de sabios, y que más bien es un asunto de humildad conbólica. Pedimos perdón al catedrático, que como sabemos es Arias Cárdenas por haber escrito conbólica con n antes de b contrariando a la regla ortográfica que dice que antes de b se debe escribir m. Tal vez nuestra equivocación se deba a que conbólica es una palabra sacada del reverso de la Sinbólica. Y como han podido notar en una hay y en la otra no hay las que te conté. Para aclarar más este embrollito diremos que torcerle el pescuezo a una gallina en televisión es una acción que pertenece a la Sinbólica. porque hace falta no tener ni simples metras para estrangular a una indefensa ave de corral.


A pesar de la infortunada experiencia del exseminarista en televisión, nosotros no podemos desconocer su sabiduría ¿Cómo desconocer una sabiduría que ha podido competir en su tiempo con la mismísima
sapiencia de Salomón? No somos nadie para desconocer tal cómulo de
interesantísimos conocimientos. En el PAMI las opiniones son encontradas pero tienen un veredicto final: ¡Cómo sabe qué sabe!


Finalmente le auguraramos a Francisco Javier nuestras sinceras felicitaciones por haber comprendido desde su sabiduría infinita que la Revolución Bolivariana no sabría qué hacer con un sabio de su talla, y que
por lo tanto la felicidad de él no es la felicidad del proceso revolucionario .


¡Hasta la vista respetado sabio, haga un hervido de gallina!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1514 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a16352.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO