El legado de Chávez

A mediados del año 1991, llegó a Coro, Amado Bustillo (Renán, combatiente del Frente Guerrillero José Leonardo Chirino), enviado por Kleber Ramírez, para contactar a militantes del Partido de la Revolución Venezolana, con el objetivo de conformar grupos de civiles, para consolidar los apoyos de civiles a la insurrección cívico-militar, que se estaba gestando en el seno de la Fuerza Armada.

Se conformaron los primeros grupos de apoyo. Comenzaron las discusiones es para sobre la posibilidad de la insurrección. Las primeras decisiones que se tomaron era la de nombrar la Junta Regional de Gobierno; de igual manera, en donde se instalaría el Comando de las fuerzas de seguridad.

En la segunda fase, a mediados del 91, comenzaron las deliberaciones para determinar el carácter del gobierno revolucionario. En lo político-ideológico, ser los herederos de Simón Rodríguez, Simón Bolívar y Ezequiel Zamora.

En los meses de agosto y septiembre del citado año, llegó un libro de Kleber Ramírez: “Venezuela La Cuarta República”. El texto, es un análisis completo sobre el nacimiento y las caídas de la I, II, III IV República; en el mismo, se demuestra, que la cuarta república, comenzó con la separación de Venezuela de la Gran Colombia y se plantéa la necesidad de refundar la república, a través de una Asamblea Nacional Constituyente.

El 04 de febrero del 92, estalló la insurgencia. El proceso dio comienzo a otra etapa. El Comandante Chávez y sus camaradas, desde la prisión, forjaron las ideas de la nueva república. En 1994, por presión popular obtuvieron la libertad y se inició la lucha pueblo a pueblo, calle a calle: victoria electoral de 1998.

En el año 99, se consolidó el proceso constituyente. Nació la Quinta República, como Estado Democrático, social, de derecho y de Justicia; quedó establecida La Democracia Participativa, se consagró que la Soberanía Popular reside intransferible en el pueblo y se comienzan a crear las instancias de participación popular.

El Presidente Chávez, declaró el carácter socialista y de liberación nacional de la Revolución Bolivariana. El Socialismo Bolivariano, deberá convertirse en una referencia mundial; no se pueden reproducir los errores del socialismo real del siglo XX; entre los que se pueden mencionar: El Burocratismo, las decisiones de arriba hacia abajo; es decir, del jefe al poliburó, del poliburó al buró, del buró a la dirección y de la dirección a las bases.

En la Revolución Bolivariana, deberán tomarse las decisiones de manera participativa. Las estructuras del Estado o del partido, no pueden asumir el rol de representativo, que imperaba en la cuarta república. Las organizaciones de base del poder popular, tienen que ocupar sus espacios en las estructuras del Estado, como lo establecen la Constitución y las Leyes del Poder Popular. No se pueden seguir montando matrotetos para garantizarle los cargos de elección popular o de libre nombramiento y remoción, a quienes controlan las instancias políticas o ministeriales.

El Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, asumió el legado de Simón Rodríguez, Simón Bolívar, Ezequiel Zamora; y con ellos, Morazán, Martí, Sandino, Salvador de la Plaza, Fabricio Ojeda, Argimiro Gabaldón, Miguel Noguera, Ríder Colina, Oberto Zarraga, Víctor Márquez, Hilario Navarro y de todos los revolucionarios que dieron la vida por una patria libre y soberana. Nicolás Maduro, por voluntad del Comandante Supremo de La Revolución, se convierte en el heredero de ese legado.

La democracia socialista, no puede incurrir en prácticas semejantes a las practicadas en la cuarta república o en el socialismo real: al caer en esas desviaciones, se apartará de la concepción de la revolución bolivariana y traicionará el legado de Chávez: la democracia en la Revolución Bolivariana es de abajo hacia arriba; las decisiones, se toman participativamente y las ejecutan las instancias administrativas; las decisiones de arriba hacia abajo, son la expresión representativa de la cuarta república y del socialismo real: las únicas obras que se construyen de arriba hacia abajo, son los pozos.

Nicolás Maduro, por su experiencia, trayectoria de lucha, constituyentísta, parlamentario, canciller, formado en la escuela de la izquierda y participación obrera; garantiza el legado de Chávez: Nicolás, Bienvenido a Falcón, tierra de historia y de mártires de La Revolución…

Chávez Vive, La Lucha Sigue… Hasta la Victoria Siempre.

rapinpi@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2517 veces.



Rafael Pineda Piña


Visite el perfil de Rafael Pineda Piña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Pineda Piña

Rafael Pineda Piña

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a163157.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO