El matacuras, Marcel y la oposición en pleno

El matacuras, Marcel y la oposición en pleno

La semana pasada un periodista "venezolano" de apellido Castillo, mejor conocido en los círculos políticos como el matacuras, por su supuesta vinculación al asesinato de un grupo de sacerdotes y monjas en el Salvador, entrevistó a Marcel Granier en lo que resultó ser una de las mejores parodias del periodismo que he visto en muchos años.
De verdad que daba risa ver los esfuerzos de Marcel por explicar que en Venezuela no existe libertad de expresión, al mismo tiempo que el matacuras le preguntaba ¿podemos hablar de narcochavismo en nuestro país?

Pocas veces tiene uno la oportunidad de ver a un periodista trabajar, pensando que el entrevistado de hoy puede ser el jefe de mañana. Seguro estoy que el recuerdo de Mingo en su peregrinar por conseguir un empleo en un canal de televisión, debió pasar por la mente del matacuras en cada oportunidad que tuvo que mostrarse servil y complaciente con el entrevistado. Ni un solo intento por contradecir a Marcel o por poner el dedo donde pudiera causar "dolor", mostró el matacuras… periodismo de altura, llaman a eso en el submundo del escualidismo.

Risa y pena ajena causó la posición "ética y profesional" del matacuras, pero lo de Marcel fue el colmo de la ridiculez. Lo más profundo e inteligente que llegó a expresar fue que Cuba es un país forajido protector del narcotráfico, al cual Chávez le sirve de enlace con lo que ellos llaman la narcoguerrilla colombiana.

Definitivamente parece que estos personajes de la oposición, nunca se detendrán a evaluar los resultados que les ha dado la campaña de mentiras, descalificaciones, burlas y ataques contra un proceso que está metido en el alma de millones de venezolanos y contra un hombre que ya no sólo representa la esperanza de los pobres de nuestra patria, sino que se ha convertido en referencia mundial en la lucha por la liberación de los pueblos.

Parece que nunca entenderán que gran parte de su minusvalía política, es la consecuencia de sus odios, sus mentiras y sus tácticas fascistas. Hace apenas unos años contaban con numerosa militancia; gobernaban en buena parte de los estados y alcaldías más grandes del país; tenían cuadros con poder en las Fuerzas Armadas; controlaban PDVSA y el extinto Consejo Supremo Electoral; contaban con una Fedecámaras y una CTV fuertes y con cierto poder de convocatoria; tenían unos medios de comunicación con capacidad para influir las masas, y gozaban de cierta credibilidad internacional, pero tiraron todo ese capital por la borda en medio de una locura de la que aún no atinan a salir, y de la cual el matacuras y Marcel son dignos representantes..

La entrevista en cuestión ( si es que eso puede llamarse entrevista) es la mejor evidencia de que estos señores no tienen otra cosa que ofrecerle al país; más allá de la añoranza de los privilegios perdidos y una crítica malsana que brota de unos cerebros completamente disociados, que llega a hacerles creer sus propios cuentos.
Viven en un mundo fantaseado donde ese pueblo que tanto desprecian, no recuerda o está presto a olvidar el daño terrible que le hicieron al país no sólo cuando fueron gobierno o cómplices, sino el que hicieron y siguen haciendo desde eso que ellos llaman oposición.

Tuvieron la oportunidad de gobernar por cuarenta y siete horas, y se les salió la clase. Borrachos de poder y de ignorancia intentaron acabar con las instituciones y recibieron la respuesta que merecían del pueblo; mas lejos de aprender con la derrota, continúan intentándolo con campañas de descalificación y descrédito, que lejos de aportarles algo, los desnuda en su moral e intenciones ante un pueblo que hace rato perdió la ingenuidad política.

La incitación a la rebelión militar, el sabotaje petrolero, las guarimbas, el torpedeo constante de la gestión parlamentaria, la promoción de una intervención foránea y los gritos de fraude en búsqueda de un baño de sangre, son las acciones con las que esa oposición enferma intenta ganarse la simpatía de los hijos de la patria de Bolivar.
Los procesos históricos no se detienen y esté en su marcha ya a arrollado a una oposición que tendrá irremediablemente que desaparecer, para darle paso a una nueva forma de hacer política y de colaborar a la construcción de un país. Tenía que ser así, porque no podían saber de solidaridad, si el sentimiento más noble que les inspira la miseria es la caridad.

Nunca les importó los sueños de quienes por propiedad sólo tenían la esperanza; por ello no fueron capaces de ver como florecía ésta en la piel de los hombres y mujeres de mi tierra, ante el grito de revolución.

Al cesto de la historia están condenados y por siempre serán recordados por sus salidas "elegantes" de fue un error o se nos escapó de las manos, después de haberle causado un daño irreparable a la patria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4294 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas