Desde otra óptica

Confesiones de una chavista en dolor mayor

Estas confesiones que hoy plasmo en estas líneas están llenas de muchos sentimientos por un hombre que supo querer a su Patria y dio la vida por ella.

El nefasto 5 de marzo jamás lo olvidaré y esa hora implacable y mortal 4:25 minutos de la tarde todavía retumba en mi memoria como un campanazo de pueblo.

Ese día estuvo turbio y enrarecido lo comentamos en el trabajo, dijimos está raro el tiempo, nublado con el sol a medias algo así como una señal de mal augurio, como dice en mí pueblo.

Como siempre en la oficina conservamos un televisor que por lo general está sintonizado en el canal del estado, de vez cuando chequeamos otros canales para ver en que anda la oposición de acuerdo a nuestra profesión, periodista.

Esa tarde en horas del mediodía el presidente encargado de Venezuela Nicolás Maduro junto al tren Ejecutivo procedió a dar un anuncio acerca de un arresto a un norteamericano y deportarlo a su país pues violó nuestra soberanía. Nos llamó mucho la atención las caras de aquellos ministros y ministras en la alocución, lo comentamos.

Seguimos en nuestra faena pasaron unas horas más, cuando de repente anuncian de nuevo una cadena oficial donde el presidente encargado Nicolás Maduro anuncia la nefasta noticia, ha dejado de existir nuestro Comandante Presidente, jamás podremos olvidar esa noticia, se escucharon gritos desgarradores, llantos dolorosos sucumbió aquel espacio, porqué a él, dios porqué nos quitas al hombre que salvo a los pobres, lamentos desgarrantes brotaban del alma cuando se va un ser querido y que ya no volverá.

Inmediatamente corrimos hasta la escalera llegamos al segundo piso donde está el área de presidencia, y anuncie la muerte del Líder de la Revolución, recuerdo que tropecé con unos ciudadanos bielorrusos que sostendrían una reunión con el presidente de la institución, luego, baje a la oficina a llorar mi muerto con dolor en el alma.

Las llamadas por teléfonos no cesaban, se volvió todo un caos. En horas del mediodía la Gobernación anunció una misa de sanación para el Comandante, con el anuncio hecho por Maduro se convirtió en una ceremonia para el descanso del alma del Comandante Chávez la cual fue presidida por el padre Vidal Atencio con todos los rigores del momento, la Plaza Bolívar se convirtió en una concentración en dolor mayor por la muerte de su líder.

El jueves me dirigí a Caracas para honrar mi compromiso de lealtad ante su ataúd y darle el último adiós al Comandante Presidente Hugo Chávez Frías.

Mi ánimo no me permite vestirme de color, mi vestimenta es oscura color sepulcral y de dolor, así siente mi corazón y muchas amigas y amigos me peguntan porqué visto de negro, sino, se ha muerto ningún familiar y respondo enérgicamente, te parece poco lo que hemos perdido el Padre de la Patria, él que salvó a Venezuela de la fosa donde la hundieron los gobernantes de la cuarta república, ellos sólo callan.

Desde la fecha de su muerte no me he quitado mi luto lo llevo con honor y tristeza, muy grande, sé que la tristeza debo convertirla en fuerza para seguir la lucha desde mi trinchera. Hasta mi querido color rojo lo he apartado, por ahora.

Chávez se nos metió en los tuétanos con su voz, con sus canciones, con su pedagogía, con sus bailes, con su claridad, con su firmeza, con la espontaneidad que lo caracterizaba, con su fuerza a la hora de enfrentar ideas y valentía a la hora de defender los interese de su Patria. El amor a la Patria y a su pueblo fueron sus dos columnas vertebrales y la entrega fue total y absoluta.

Estas aptitudes y actitudes fue perforando la conciencia del venezolano, fuese chavista u opositor, hasta ellos les hace falta y hoy lo añoran.

Con estas líneas que he escrito sé que muchas y muchos van estar identificados con los sentimientos que hoy están plasmados aquí, por ello lo quería compartir con ustedes.

Lcda. Nivia Montero
Periodista
niviamontero@gmail.com
@niviamonetero


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3108 veces.



Nivia Montero


Visite el perfil de Nivia Montero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas