Jesús, Bolívar y Chávez

Mi palabra

“Cuando mi voz calle con la muerte,

mi corazón te seguirá hablando."

Rabindranath Tagore

El encanto maravilloso de la palabra, ha servido para la defensa de nobles ideales; la historia resalta con la claridad de un sol veraniego, varios nombres de grandes pensadores de verbo encendido y cristalino, como el agua de los jagüeyes del llano venezolano. El ejemplo más claro es Jesús de Nazareth, ferviente defensor de los pobres; tuvo la valentía y osadía de espantar a los fariseos de los templos, cuando trataban de engañar a los desposeídos de aquel entonces; son muchas las expresiones atribuidas a ese pensador de la humanidad, siempre en un tono educativo y esclarecedor, para hacerles frente a los farsantes ¡Quién esté libre de pecados, que arroje la primera piedra! Dos discípulos: Simón Bolívar y Hugo  Chávez, supieron interpretar sus enseñanzas, poniéndolas en prácticas, iluminando el camino por donde deben transitar los pueblos en busca de la total liberación del yugo que los oprime.

La vida de estos tres personajes tiene un gran parecido, difícil de ignorar; hasta en la muerte se encuentran grandes coincidencias; estaban en plena lucidez, seguían pensando en sus semejantes y mucho por dar; fueron vilipendiados por los enemigos de siempre, tratando de tirarlos al escarnio público; así sucedió con Jesús de Nazareth , más adelante con el  gran Simón y ahora con nuestro Comandante Chávez; todavía después de muerto, siguen disparándole dardos envenenados, como rayos sin dar en el objetivo; buscan desmoralizar a sus seguidores, pero, puede más la conciencia acerada de un pueblo, que las amenazas, intrigas y traiciones; siempre en las adversidades  estuvo presente el guía con su pensamiento orientador.

El redentor Jesús de Nazareth decía: “Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” con estas palabras expresadas desde lo más profundo de sus corazón, estimulaba y enseñaba a sus discípulos. El gran Simón con un pensamiento curtido, después de haber leído grandes pensadores que lo antecedieron dejaba esta expresión: “Cada pueblo será libre a su modo y disfrutará de soberanía, según la voluntad de su conciencia”. El gran discípulo de estos dos inmortales: Hugo Chávez Frías, dejó muchas frases llenas de luz para llenar de sabiduría a nuestro pueblo, cito un ejemplo: “Estamos comenzando a mirar lo que el padre libertador imaginaba: una inmensa región donde debe reinar la justicia, la igualdad y la libertad, ¡fórmula mágica para la vida de las naciones y la paz entre los pueblos!”. Tanta coincidencia de estos visionarios no era otra cosa, que el camino escogido: el de la liberación. Chávez, pudo frenar a sus enemigos con la ayuda de un pueblo ansioso de libertad y eso se consigue elevando el nivel de conciencia; por eso Jesús decía: “No solamente de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”; para aquel entonces, ese, era el único guía espiritual de los humanos.

Las desbordadas manifestaciones de afecto, con el líder de la revolución Bolivariana, nos dice que nuestro Comandante, nunca aró en el mar; las lágrimas de hombres, mujeres y niños desde el mismo momento de conocerse su lamentable muerte, nos indica el grado de afinidad del pueblo con su líder, a través de muchas acciones en especial la educación; en un corto tiempo se acabó con el analfabetismo y eso es mucho decir; nada comparable a los 40 de ignorancia y oscuridad, producto a la política implementada por los partidos de la cuarta República AD y COPEY contra un pueblo desorientado, por la apabullante penetración imperialista, el sostén principal de los gobernantes de turno.

Por eso la voz de Chávez, se seguirá escuchando en toda nuestra hermosa tierra; desde el cajón del Arauca, donde dejó su huella sembrada, pasando por la alegre Elorza, donde nunca olvidan su capacidad de mando y respecto por sus semejantes; tuvo la responsabilidad de ser Presidente de sus fiestas patronales y comandante de un batallón. Su palabra seguirá recorriendo el territorio patrio, como esos fuertes ventarrones en un abrazador verano de marzo. Las playas del hermoso mar Caribe, multiplicaran su voz con los fuertes oleajes, como tributo a un valiente guerrero.  Tocará las fronteras de la hermana Colombia, tierra adorada por nuestro Libertador, con sus sueños de libertad e integración. En el oriente venezolano lo escucharan rindiéndole honores militares al Gran Mariscal de Ayacucho: Antonio José de Sucre, a quien tanto admiró por su valentía a muy temprana edad y su lealtad al Libertador. Nunca jamás se apagará la voz de un hombre como buen llanero, hecho para el compromiso que se le presentará. Si Miguel Acosta Saignes, destacado periodista y ensayista, llamó a Simón Bolívar, el hombre de las dificultades; yo me atrevo a llamar a Hugo Rafael Chávez Frías, el hombre de las soluciones para los pobres; a ellos dedicó todo, hasta el último aliento de su vida. ¡HASTA SIEMPRE COMANDANTE!

narciso_t_29@hotmail.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1977 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a161443.htmlCd0NV CAC = Y co = US