la obra histórica de Hugo Chávez

Días antes de que se anunciara el fallecimiento del presidente Chávez habíamos planteado que su estatura histórica sólo podía compararse a la de Simón Bolívar. Esta afirmación se desprende de una revisión de su obra política en estos catorce años de revolución bolivariana.

Chávez revitalizó a nivel continental la lucha anti imperialista que caracterizó al proceso independentista de la América hispana a comienzos del siglo XIX. Aunque las manifestaciones de lucha contra los imperios occidentales se siguieron manifestando en Nuestra América durante estos 200 años, ha sido a partir de Chávez que se ha configurado una fuerza continental que actúa como bloque ante el imperialismo mundial encabezado por los Estados Unidos. El anti-imperialismo pregonado por Chávez se combina con su propuesta de “Mundo Multipolar” enfrentada a la guerrerista hegemonía estadounidense.

Hugo Chávez resucitó la propuesta de integración continental que formulara como proyecto histórico Francisco de Miranda, y que Simón Bolívar intentara convertir en realidad mediante varias iniciativas (como la creación de la Gran Colombia y la realización del Congreso de Panamá). Hoy en 2013 esa propuesta de integración del territorio que Miranda denominó Incanato y José Martí bautizara como Nuestra América, se expresa en instituciones que comienzan a dar sus primeros pasos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA), la UNASUR, el Acuerdo de Defensa Suramericano y el Banco del Sur. Este proyecto de integración continental que permaneció congelado durante casi doscientos años fue colocado nuevamente por Hugo Chávez como una realidad política palpable, asumida por prácticamente todos los gobiernos de América, proyecto integracionista que excluye expresamente a los Estados Unidos y Canadá, tal como lo pensaran en su época Miranda, Bolívar y Martí.

Chávez revivió igualmente la idea del Socialismo como proyecto alternativo al capitalismo neoliberal que hoy domina el mundo globalizado. Comenzó a actuar políticamente en el marco del derrumbe del comunismo soviético y del descrédito general de las ideas marxistas, sobre todo debido a las graves desviaciones que se habían suscitado en la URSS y otros países socialistas, las cuales finalmente condujeron a su colapso entre 1989 y 1991. A pesar de este contexto claramente contrario a cualquier propuesta que reivindicara el socialismo como proyecto viable, Chávez logró imponerse a la propaganda capitalista que inundaba Venezuela y al resto del mundo, consiguiendo que millones de venezolanos y de latinoamericanos asumieran el proyecto del llamado Socialismo del Siglo XXI. En este plano, Chávez vinculó las ideas marxistas europeas con los aportes latinoamericanos, y conformó una propuesta política que integraba simultáneamente al aporte cultural indígena, la resistencia afroamericana, el nacionalismo independentista del cual Bolívar fue su máxima expresión, y a todas las manifestaciones de lucha y resistencia suscitadas en el continente en los últimos quinientos años.

En el marco de los puntos anteriores, Chávez infringió al modelo económico capitalista y neoliberal la más dura derrota que ha sufrido en tiempos recientes. Desde la derrota del ALCA como proyecto imperialista que los Estados Unidos promovían para mantener los mecanismos de dominación y dependencia sobre nuestras economías latinoamericanas, hasta los triunfos electorales sucesivos de fuerzas izquierdistas y nacionalistas que postulaban en sus programas de gobierno el desarrollo de medidas distanciadas de las recetas de shock neoliberales que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial nos impusieran en las décadas de 1980 y 1990. Hoy en América Latina se fortalece la única propuesta alternativa que se enfrenta al dominio del capital financiero y que intenta formular recetas económicas que rompen con la hegemonía del FMI, del BM, de la OMC y del BCE, entre otros centros de poder mundial.

Chávez contribuyó a formular un modelo de organización social que rompe radicalmente con el Estado Liberal Burgués que el capitalismo ha impuesto como única forma posible de organizar las sociedades en todo el mundo, a partir del poder real de las comunidades organizadas en Consejos Comunales y Comunas. El Estado Comunal que constituye la columna vertebral del Proyecto Nacional Simón Bolívar es un aporte histórico de gran magnitud al permitir a los ciudadanos del mundo asumir formas de organización social que permiten un genuino Poder Popular alternativo a la institucionalidad engañosa del Estado Burgués a través de sus distintas modalidades. Aunque este modelo de organización ya había sido experimentado en La Comuna de París (1871) y en la Revolución Soviética (1917), entre otras experiencias históricas, fue Chávez quien lo trajo nuevamente como programa de acción inmediata para las luchas revolucionarias de los pueblos.

Aunque existen otros aspectos igualmente relevantes en los cuales Chávez dejó su impronta histórica, los cinco puntos anteriores lo colocan muy por encima de cualquiera de nuestros gobernantes entre 1830 y 1998. Esto no significa que toda la obra política de Chávez tenga que ser necesariamente reivindicada. Sobre eso ya existirá tiempo para debatir, sobre todo al calor de los acontecimientos históricos que están por venir. Pero resaltamos que en este momento, cuando millones de mujeres y hombres le rinden homenaje por su fallecimiento, es necesario reivindicar su legado más significativo, su obra más trascendente, la que sin lugar a dudas le ha abierto un puesto principal en la historia, no sólo de Venezuela y de Nuestra América, sino en la historia mundial.

La obra histórica de Hugo Chávez constituye el programa político que deben abrazar todos los pueblos del mundo en esta época de cambios revolucionarios. Los movimientos sociales que en años recientes se han rebelado en todo el mundo contra los modelos neoliberales y los gobiernos pseudodemocráticos tutelados por el imperialismo, reconocen en Hugo Chávez un liderazgo político que se deriva directamente de los puntos anteriores. El impacto de Chávez en el auge de la lucha de clases mundial de esta última década, todavía tendrá su desarrollo en los tiempos por venir.


¡¡¡ LARGA VIDA AL COMANDANTE HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS !!!


¡¡¡ HASTA LA VICTORIA, SIEMPRE !!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12886 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Historiador. Profesor Titular de la Universidad del Zulia (1994-2019). Magister en Historia de Venezuela y Doctor en Ciencias Políticas. Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integra el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia (organismo que sólo ha sido convocado en una oportunidad en cinco años). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, del Diplomado en Consejos Comunales (cinco cohortes graduadas) y el Diplomado en Formación Sindical con (cinco cohortes graduadas) en la Facultad Experimental de Ciencias (FEC). También ha coordinado la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo (2004). Ha publicado: El movimiento de trabajadores en Venezuela durante la revolución bolivariana: 1999-2012 (2017); Movimiento estudiantil y proceso político venezolano (2007); El protagonismo popular en la historia de Venezuela (2008-2015); Los Consejos Comunales y el Socialismo del Siglo XXI (2009); y Venezuela ante la globalización, la crisis mundial y los retos de su desarrollo (2012), además de 5 capítulos de libros científicos, 45 artículos científicos y 50 ponencias en eventos nacionales e internacionales. Es miembro del Programa de Estímulo a la Investigación (PEII), nivel C. Egresó en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Ha dirigido 10 proyectos de investigación en la FEC-LUZ. Actualmente dicta semestralmente las materias de Historia de Venezuela, Historia de América, Intercambios económicos y simbólicos, y Poder y Movimientos Sociales, en la Licenciatura en Antropología de LUZ. Ha dictado los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Maracaibo. En la División de Extensión de la FEC desarrolla anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial y su repercusión en la economía venezolana; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela (dictado también en el Centro Internacional Miranda -CIM- y en Fundacite-Mérida en 2016); y el seminario La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990, en el CIM (2017). Es coinvestigador en el Proyecto: “Historia de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva: 1966-1990”, Centro Nacional de Historia (2016-2017). Investigador principal en el proyecto “Identidades en el estudiantado de la Universidad del Zulia” y del programa de investigación “Universidad del Zulia: comunidad, organizaciones e identidades” (2017-2019).

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a161067.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO