“Hasta siempre papá mío”

Frase que salió del alma, húmeda de ternura y de amor, despedida de una hija, que pierde al ser amado que es su padre, él mismo, que nos orientó a sentir, y a querer a Venezuela como la Patria grande que nuestros Libertadores nos dejaron y, en particular Simón Bolívar, que él Hugo Chávez Frías, no dejó en ningún momento de su existencia como militar y político rescatar y traer al presente hasta sembrar con las lecciones de aquélla fatigada vida: tomar los ideales que le sirvieron de guía para llevar adelante el cada día con entereza: la revolución democrática, cuyo proceso emancipador de reajuste e integridad ha sido de progreso fecundo dentro del desarrollo de la justicia social que cobije de bienestar al pueblo venezolano.

Cuando María Gabriela, como la hija mayor de nuestro comandante presidente Chávez, despide al padre, no pensó jamás que, soltaba al mundo un baño de lágrimas envueltas en un arcoíris de tristeza que salía a recorrer el espacio internacional como explosión sincera del unido pueblo chavista que, quedaba lacerado por el dolor de la pérdida de su Presidente. Y ese pensamiento eterniza un adiós inolvidable de separación -que ella- parió de sus entrañas de mujer: por el papito suyo y, también nuestro.

Mientras, un río humano de seres que aman y sienten, se hace presente con sus venas abiertas de amor hacia el cadáver del luchador social que jamás se prestó a confabulaciones que traicionaran las esperanzas de su pueblo al que se echa al hombro sin descanso: buscando soluciones a tanto problema heredado, a tanta injusticia suelta que como desidia se acumuló por años y, a él se entrega con desvelo y, se compenetra de lleno a multiplicar misiones sociales de todo orden que arrojen beneficios a la condición humana del venezolano olvidado y despreciado y, que le permita soñar y, a ordenar lo que ha de ser su futuro de paz y convivencia con amor y, por él muere sin juramentarse en su nuevo período de presidente reelecto.

Chávez pueblo, Chávez el soñador inconforme de un pueblo que no lo olvida desde que se le metió por los ojos de la conciencia y se hizo líder, el líder de la esperanza y el líder que jamás retrocedió frente a su pueblo. Chávez el calumniado. Chávez el vilipendiado. Chávez odiado por la oligarquía y por los apátridas del egoísmo que celebran su muerte con una franqueza de odio que los convierte en monstruos del imperio falaz y, tras de él un mundo que lo vio como un revolucionario converso y confeso que apasionó una era que recién comienza y que abrirá compuertas de libertad a pueblos oprimidos por el neoliberalismo arrasador.

Por aquí paso compadre. Iba solo con su boina de guerrero socialista. Detrás de él su pueblo. Entre sollozos y llantos a paso de tambores de fe. Y el que no oraba. Cubría con sus manos su tez con la virginidad del silencio como el que esconde la agonía de un último adiós. El pabellón nacional lo resguardaba. Ocho eran las estrellas que le daban el calor de la Patria amada. Un amor infinito le acompañaba que con resignación de rostros en unificación clamaban: Hasta la victoria siempre.

Kilómetros de peregrinación acucioso se fueron en horas aciagas envueltas de aclamación que ondearon en paz eterna hasta llegar al Salón de Honor de la Academia Militar que lo embalsamará para siempre a un principio y a un fin como el hoy con el mañana en atención de gloria a la prestancia a su ser de servidor que nos encaminó hacia un destino que jamás morirá.

Y la frase inicial revolotea con unas ansias que abrazan el convivir que los humanos siempre han sabido desplegar entre altibajos del devenir histórico y que conforma la grandeza de seres excepcionales que rara vez nacen, y es que, Chávez nació para ser eterno. Aunque el cielo de la ira consuma con sus ataques el infierno de otras vidas en que la locura no los deja vivir en paz y, jamás se consolarán ni aceptarán: “Hasta siempre papito mío”. Y un rocío de flores amistosas de naciones: cubrirá para siempre un “vagar” que será de siglos.

estebanrrojas@gmail.com

.(@estebanrojasr)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1500 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a160833.htmlCd0NV CAC = Y co = US