Por ahora... Revolución para siempre

Te digo adiós y acaso te quiero todavía, pero te digo adiós.

No sé si me quisiste, no sé si te quería, o tal vez, nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, apasionado y loco me lo sembré  en el alma para quererte a ti.

No sé si te amé mucho, no sé  si te amé poco, pero si se que nunca volveré a amar así.

Así describo este hasta luego entre Venezuela y Chávez, así con un amor emblemático, con un amor de alma, con un amor sincero, así se despidió de su patria grande, el cuerpo del segundo hombre más importante nacido en está, dijo adiós a su pueblo preñado de revolución, igualdad, vida y glorias. Llegó y llenó de esperanzas a quienes vivieron abismados, solitarios y meditabundos, les cambió sueños por realidades, mientras luchaba contra el fascismo de la derecha mundial, mientras encaraba a la más fétida oligarquía, que no podía permitir al pueblo crecer, esos que en una dictadura puntofijista desmembraron el alma de una patria rica y dejaron solo retazos a los verdaderos dueños de ella.

Su brisa hecha huracán, riega por nuestra América y el mundo, los ideales de Simón Bolívar, unión, igualdad, camaradería y fortaleza entre los pueblos de sur. El sentir de esos pueblos está blindando la revolución y el socialismo del siglo XXI, están dejando a un lado las migajas que dejaba el imperio norteamericano, y están viviendo la patria que debieron vivir siempre desde la independencia de su país.

El camino que viene es fuerte, pero ya está aplanado, Chávez se encargó y dio su vida por hacer la de todos más fácil y vivible, su imborrable presencia será junto al soberano, las bases para conseguir todas las metas; las luchas deben ganarse para que el hombre quien nos enseñó a ser libres, pueda descansar en cuerpo, porque en alma seguro estará al costado del pueblo empujándolo a la batalla, a no dejar morir los ideales, a seguir encontrando la mayor felicidad posible para cada uno, mientras exista hambre en ser alguno no descansará, no envainará su espada, él estará en cada ser que consiga mejorar su entorno de vida y la haga plena.

La revolución no debe desmayar, hoy más que nunca hay que pensar en un mañana mejor y tener convicción que en revolución solamente será posible, a trabajar por Venezuela, para mostrar lo importante de este proceso. Los planes del Comandante Presidente son convertir a este mundo en uno mejor, a luchar y a trabajar. Les digo a la derecha opositora, que ni se les ocurra tratar de desestabilizar el país como están acostumbrados, porque el que Chávez no esté en cuerpo, no significa que no esté en nosotros, defenderemos está revolución con sangre, oyeron con sangre.

Dios, ahora si tienes a tus tres enviados para libertar América, Simón Bolívar, El Che Guevara y Hugo Chávez. Los que mueren por su patria no podemos llorarles, debemos continuar sus luchas, debemos mantener la Integración de los pueblos del Sur, no podemos permitir a la derecha que disfruta la ida de Chávez volver, a trabajar por el pueblo y para el pueblo.

YO SOY CHÁVEZ

DEMOSTRÉMOSLO PROTEGIENDO SU LEGADO

igorzazu@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1953 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas