Las rebeliones del 27 F de 1989 y 4 F de 1992 develaron la pobreza

Transcribo algunas conclusiones del Encuentro de la Sociedad Civil, organizado por la UCAB, bajo el patrocinio de la Conferencia Episcopal Venezolana, Monseñor Mario Moronta, Obispo Auxiliar señalaba: “El Episcopado venezolano viene abordando la situación nacional que presenta grave deterioro, en los últimos años. Los trágicos acontecimientos del 27 de febrero de 1989, del 4 de febrero y del 27 de noviembre de 1992, en buena parte reflejan el agotamiento de la manera actual de hacer política, economía y de todo aquello que tiene que ver con una convivencia digna y justa para todos los venezolanos".

"Es necesario un renacer moral y espiritual.(...) Los obispos venezolanos somos cuidadosos en no pecar en posiciones partidistas, ni arrogarnos competencias que están fuera de nuestra misión. Por eso siempre exhortamos a los venezolanos para que aporten sus específicas competencias y preparación técnica para producir soluciones”.

(...) Introducción de Luís Ugalde, S.J. " presentamos los consensos y disensos que un cualificado equipo con un exigente trabajo intelectual ha encontrado en las ponencias, presentados en este Encuentro Nacional de la Sociedad Civil. (...) La sociedad civil sabe lo que no quiere, pues lo sufre cada día, en esta sociedad de miseria en la opulencia, surge con claridad el necesario y deseado horizonte de bienestar compartido"(...)

"La Sociedad Civil para salir de la maldición no deseada y llegar con éxito a la tierra deseada, donde el trabajo produzca dignidad y vida necesita un proyecto, que sustituya a los ya muertos y caducos. El país exige un nuevo sentido de lo público que permita recuperar esta dimensión de la vida venezolana, de ese inmenso saqueo al que ha sido sometido por lo menos, en los últimos veinte años"(...)

"Finalmente, la sociedad civil sabe que nada de esto es posible sin una verdadera revolución educativa que lleve a esta sociedad anestesiada por la renta petrolera, cómplice de corrupciones y despilfarros a otra más organizada, con mayor capacidad productiva, con mayor espíritu de contribución y de vigilancia pública" (...)

El Coordinador Luís Pedro España, referente al área social expreso: “Todas ellas partieron del diagnostico evidente, donde la calidad de vida del venezolano ha descendido tendencialmente en los últimos 12 años a niveles alarmantes, los cuales se expresan en un aumento de la pobreza en el país en poco menos del doble entre 1978 y 1989".

Estas críticas fueron meritorias por parte de nuestra iglesia católica, lo inexplicable, es que cuando llega el gobierno del Presidente Hugo Chavez, que está logrando mejorar la calidad de vida de todas y todos, nuestros Obispos y Cardenales se confabularon para apoyar el golpe de Estado del 11 de Abril de 2002 y todavía mantienen una posición política de oposición, en contra de los pobres que están siendo beneficiarios por el gobierno socialista y bolivariano, que hace realidad lo pregonado por nuestro señor Jesucristo. La hipocresía a su máxima expresión idéntica a la del Vaticano.

germansaltronpersonal@gmail.com
www.todosobrederechoshumanos.blogspost.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1206 veces.



Germán Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a160354.htmlCd0NV CAC = Y co = US