Ni optimismo ingenuo ni pesimismo crónico

La escasez y la arbitrariedad de un aumento de los precios tiene que ver con el modelo rentista improductivo, parasitario que aún tenemos y no hemos podido superar.

Comunicarse con un diputado o que éste atienda el teléfono, es mas difícil comunicarse con la quinta paila del infierno. Hay diputados y diputadas que después que adquirieron su curul jamás han visitado a las comunidades que les garantizaron su voto. Difícilmente se discuten los problemas de mayor envergadura de la comunidad y sus urgente soluciones en lso ciurcuitos donde fueron elegidos, eso es parte del rentismo politico petrolero.

“El hecho de que tengamos dinero para importar alimentos así como otros bienes de consumo y no producirlo en el país, forma parte de lo que llamo optimismo ingenuo”

Las medidas económicas recientemente tomadas por el Gobierno, siguen llamando a reflexión a lo que se ha denominado la “masa crítica” del país que apuesta a profundizar el proceso bolivariano, pero también los sectores de oposición que están al acecho para continuar su proceso de desestabilización, manipulando necrofílicamente la enfermedad del Presidente y contribuir a una especie de introyección en el pueblo “acrítico” un manto de pesimismo crónico. Esto trae cola, porque pone en tela de juicio el Estado rentista venezolano y sus malformaciones burocráticas.

En contra de un optimismo ingenuo
La devaluación y probablemente el reacomodo del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que se tomaron recientemente y tomarán, ya tienen un efecto negativo en el salario de las y los trabajadores debido al marcaje arbitrario de precios de productos alimenticios, línea blanca, construcción y de otros ramos… simplemente dicen en las tiendas, ferreterías o supermercados, “no hay” y los que reaparecen ya están marcados con el 50% de aumento.

La escasez y la arbitrariedad de un aumento de los precios tiene que ver con el modelo rentista improductivo, parasitario que aún tenemos y no hemos podido superar. A ello se le suma, según un informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación), que expresa sobre el aumento de casi 20% del costo de los alimentos a nivel mundial debido a factores del cambio climático (por ejemplo en Angola, desde hace dos años no llueve, al igual que en Estados Unidos); el uso de productos agrícolas para producir biocombustibles; la dictadura de los altos precios de los venenosos fertilizantes, y por último, la cadena de especulación de los precios.

Nosotros como país aún no producimos lo suficiente para lo que comemos, ni tampoco carros, ni repuestos y un largo etc. y etc., por lo que seguimos importando a granel. Cuando el Gobierno dice que garantizamos tantos meses de alimentos, es porque en su mayoría lo importamos. Y sobre este tema ya hemos venido escribiendo, alertando y hemos insistido en evaluar cuánto se ha invertido en la Misión Agrovenezuela y cuáles han sido sus resultados concretos.

El hecho de que tengamos dinero para importar alimentos así como otros bienes de consumo y no producirlo en el país, forma parte de lo que llamo optimismo ingenuo. Insisto en que no todo puede resolverse a realazo limpio, es hora de reeducar para producir el consumo básico, no alienante, y eso pasa también por el cambio en el hábito de lo que consumimos.

En contra del pesimismo crónico
El Estado que tenemos no es el que queremos, como muchas veces lo repite el cimarrón gobernador de Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz. Ese Estado, a través de su cadena burocrática que ya raya en el sectarismo, no está en concordancia con la dinámica y la demanda social que estamos viviendo. Difícil es tener acceso a un ministro, menos a un viceministro y de vaina a un director o directora de línea… ¡y cuando lo tienes en frente te miran como gallina mirando sal! Ese Estado colapsó. No hay evaluación de los programas, proyectos, metas, resultados. No hay evaluación del personal de esos aparatos burocráticos ni de sus respectivas gestiones.

Si la gente hace Contraloría Social la tildan de “escuálida” aunque tenga ese derecho consagrado en el artículo 62 de la Constitución, pero debido a que esos personajes del funcionariado se creen reyezuelos represores, objetan cualquier crítica constructivas. Cuando ya está a la vista que esos funcionarios “no funcionan”, los montan en un camión del aseo urbano, lo reciclan casi recién salido de La Bonanza (vertedero de basura de Caracas), para seguir pestilentes en la “función pública”. Lo mismo sucede con el poder legislativo, pues comunicarse con un diputado o que éste atienda el teléfono, es mas difícil comunicarse con la quinta paila del infierno. Hay diputados y diputadas que después que adquirieron su curul jamás han visitado a las comunidades que les garantizaron su voto. Difícilmente se discuten los problemas de mayor envergadura de la comunidad y sus urgente soluciones.

Todo ello conduce al ciudadano común a un estado psíquico que denominamos pesimismo crónico, pero que en definitiva debemos convertirlo en un optimismo objetivo, no ingenuo, para luchar ante este tiempo difícil que se avecina… en el que aferrarse a Cristo no bastará…

GUAGUAGUA BARLOVENTEÑOS
“Volvió volvió volvió, Rayao volvió”, gritaban en Mamporal en las elecciones internas del PSUV para la selección de los precandidatos a alcalde. Mon (Andrés Bello) y Aponte (Acevedo) estaban punteando.
Reapareció en acción la barloventeña y vicepresidenta del PSUV, Antonia Muñoz… ¿la tenían marginada?
Del carajo el aniversario de los 18 años del grupo Eleggua celebrado por la Alcaldía del Municipio Acevedo.

DESDE LA MATA DE CADILLO
Sixto Hernández de San José, invita al sector cultural del municipio Andrés Bello y del resto de Barlovento a estar pendientes para la próxima discusión de la propuesta de Ley de Cultura, para que retomemos allí y nos incluyamos nosotros los afrodescendientes.
Buena nueva: ya está en funcionamiento el Centro de Medicina Hiperbárica Ernesto Che Guevara de San José de parte del gobierno nacional y del municipio Andrés Bello, que además atenderá a los municipios Páez y Buroz. Luis Perdomo.

jesuschuchogarcia@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1557 veces.



Jesús Chucho García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: