Críticas sin mentiras

La oposición tiene sobradas razones el afrontar a escribir y hablar de un pasado que vivió nuestra patria en los gobierno de la IV República.

En esa época, el estado venezolano se encontraba viviendo en una democracia semibarbara, tumultuosa y turbulenta, la cual era gobernada de forma brutal por funcionarios que se habían habituado en mantener al pueblo viviendo en forma miserable. Estaban enfermo de un fanatismo sombrío, aparentando ser amables para triunfar en sus acciones.

En esos gobiernos, la mayoría estaba constituida por una caterva de serviles que hoy quieren dárselas de moralistas, con sus andanadas de críticas malsanas disfrazadas de envidias y el insulto de una prensa alimentada por una oligarquía corrupta y apátrida, que ha perdido sus privilegios a la llegada del Presidente Hugo Chávez.

Para nadie es un secreto que la crítica hacia el comandante Chávez han sido más severa, punzante y despiadada, se la ha dicho de todo, no respetando su vida privada, ni aun en su lecho de enfermedad han tenido un digno respeto como Jefe de Estado.

¡Que unidad de vida y de acción!, ¡Que inflexibilidad de alma digna!, que en más de veinte años de lucha y sacrificio revolucionario, no ha vacilado un momento, no se ha desviado un instante de las sendas emprendidas por el bienestar del país, ni se ha apartado en lo más mínimo de la línea política revolucionaria. ¿Cuántos podrán decir hoy lo mismo?

El Comandante Chávez jamás ha perseguido a quienes lo difaman y lo calumnian, caso contrario se acostumbraba en los gobiernos del Pacto de Punto Fijo, todo aquel que hacia crítica del gobierno era detenido, asesinado o desaparecido.

Miles de jóvenes estudiantes pagaron con su vida la defensa y el honor de su patria. Así lo hizo el estudiante Noel Rodríguez, que después de 40 años fueron encontrados sus restos mortales y ese hallazgo nos traduce no solo el deseo de expresar al mártir, el sentimiento de patriota sino, rendir pública gratitud a ciento de miles de venezolanos que corrieron la misma suerte por sus luchas revolucionarias en las montañas, en los llanos, en los ranchos solitarios, en las fábricas, en los despachos de profesionales, en las universidades, en los modestos talleres y en cualquier rincón de nuestra Venezuela, que derramaron su sangre en busca de la conquista de este proceso.

Con el liderazgo del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, se pudo lograr contra todos los obstáculos, reafirmando la vitalidad de esta Revolución Bolivariana que no tiene marcha atrás.

“La relación de la lucha heroica, sostenida por la libertad y la historia de los grandes hombres y mujeres en su defensa, reaniman el espíritu de los pueblos y los dispone a la conquista de sus derechos”.

El presidente Chávez sabe que la crítica amplia y justiciera, no puede ignorarse sin renunciar a sus principios históricos.

Patria socialista. Viviremos y venceremos.


Rangeljuan1@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1820 veces.



Juan Rafael Rangel Ortíz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor