Caracazo: precursor del coraje patrio

Imposible saltarse un 28 de febrero sin repasar el de 1989, día en que CAP ordenó al ejército venezolano masacrar en calles, cerros, barriadas, a miles y miles de personas que se rebelaron ante las imposiciones económicas del FMI. Soldados sordos a la ira del Libertador Simón Bolívar expresada en su sentencia: “Maldito el soldado que levante sus armas contra el pueblo” y ellos… los soldados y oficiales mataron y mataron al pueblo al mando del peón del Dpto. de Estado.

Eran medidas criminales respaldadas por los altos dirigentes del pacto de “Punto Fijo” siempre al servicio de la parasitaria burguesía que solo se enriquecía y enriquecía y garantizaba al Gobierno de Norteamérica “su patio trasero”.

Esa Caracas luminosa, brillante, alegre, a partir de los días 27 28-F y días subsiguientes se tornó gris, sórdida deprimente y peligrosa para la vida humana: balas atravesando personas y paredes, sangre, cadáveres por doquier, toque de queda, angustia, tristeza, impotencia ante centenares de cajones por féretros…

Así lo recogieron entre otros, los lentes de Tom Grillo y Frasso a riesgo de sus vidas al atrapar también, la realidad de nuestro otrora ejercito libertador de pueblos y naciones, convertido en instrumento letal de la oligarquía, apilando cadáveres para violar hogares y devolverle a empresarios y comerciantes las mercancías que el pueblo en su furia espontánea y desatada les había expropiado.

No obstante, el coraje del pueblo de Caracas fue la gran respuesta histórica a las medidas del FMI que país alguno haya les enfrentado. Las mismas medidas ahora impuestas en Grecia, España, Italia, Holanda, Portugal y se acerca Francia con: incremento en servicios, reducción del Estado, liberación del mercado y otras que ya el pueblo venezolano rechazó a costa de su sangre y de su vida.

En nuestro país la oposición actual, en su descomposición, tiene entre sus viejos dirigentes derivados y los recostados o talanqueros

varios culpables directos e indirectos de esa masacre neoliberal: un Antonio Ledezma, Diego Arria, Eduardo Fernández, Ávila Vivas y otros como algunos “moderadores” como el Moises Naim promotor de su famoso paquetazo junto a Miguelito Rodriguez. También unos cuantos “dirigentes izquierdistas” hoy, muy juntos y revueltos con los citados culpables autores de ese arrase de vidas humanas que también justificaron la masacre, acusando de pillo al pueblo que reclamaba sus derechos.

Ni hablar de la jerarquía de la Iglesia católica, Fedecámaras y sus medios como RCTV entonces, y Globovisión, El Nacional hoy, para ellos “el pueblo solo saqueaba”. En esa tónica, a menudo escuchamos al Cardenal Urosa en “a Dios rogando y con el mazo dando” en su permanente conspiración contra el gobierno que desde 14 años viene dignificando al pueblo venezolano. Lo cual a la vista de todos están las pruebas dentro fuera del país. Así lo demuestra la designación del Canciller Elías Jaua de Venezuela como representante principal en las Naciones Unidas.

Mientras esta hueca oposición a punta del dinero nacional e internacional, con su canalla mediática vive retroalimentándose de sus rumores sórdidos y denigrantes y, fantasean, sólo fantasean en volver a apoderarse del Estado y del Gobierno para ponerlo al servicio de sus amos dentro y fuera.

Esperanza inútil. Ya el Poder Popular protagoniza una Revolución que, pese a contrariedades humanas, avanza sin vacilar bajo la conducción del gobierno del presidente Hugo Chávez y Comandante en Jefe de una Fuerza Armada Nacional Bolivariana –FANB- que, contrario a las prácticas criminales de la cuarta República, sus hombres y mujeres, desde el más alto oficial hasta el soldado raso, están al servicio de los intereses de todo un pueblo.

Muy pronto los responsables directos de la masacre neoliberal del 27 y 28F que habían permaneciendo en total impunidad, sentirán al fin, el peso de la Revolución para lograr la justicia en el plano de los derechos humanos, sociales económicos y políticos a esa gran población que fue afectada hace largos 24 años por esta gran tragedia. Sí, y al tiempo el detonante de un verdadero camino hacia la segunda independencia conducida por un líder definitivamente… cierto Bertolt Brecht: IMPRESCIDIBLE en sus visiones y acciones profundamente humanas tan cercano llano, hasta hacernos sentir y hacer como un: Todos Somos Chávez! .

¡Viviremos y Venceremos!

¡¡VIVA CHÁVEZ!!

Periodista

carmentravieso@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1566 veces.



Carmen Castillo Travieso


Visite el perfil de Carmen Castillo Travieso para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: