¿Vacío de poder o cerebro vacío?

Según se desprende de titulares como el de El Nacional del pasado lunes, Pedro Abstención Martínez, Pablo Segundo Abstención y María González de Abstención deberían ser los nombres de algunos concejales o miembros de juntas parroquiales elegidos el pasado fin de semana, pues en letras gigantescas titularon "Ganó la Abstención"

"Todo los días sale un pendejo a la calle, el que lo consiga es suyo" dice el refranero popular. Al dedillo le cae esta expresión a algunos líderes de la oposición venezolana y a los sesudos "analistas políticos" que desde las estaciones de televisión y radio estuvieron promoviendo la abstención, para derrocar a Chávez y conseguir la renuncia de la directiva del CNE, y lo único que obtuvieron fue que la abstención bajara siete puntos y los chavistas se alzaran con el 80% de los puestos en disputa.

Seguramente gozaran de una amplia cobertura mediática durante las próximas tres semanas para repetir las mismas sandeces que vienen diciendo desde 1999; que si Chávez los robó, somos mayoría, el CNE no inspira confianza y, por supuesto, Ni un Paso Atrás. Después de ello no les quedará otra que parafrasear a la zorra de la fábula diciendo "para lo que queríamos nosotros obtener algunos puestos de concejal"

Cada día me convenzo más de que cuando ellos apelaron al vacío de poder, fueron mal interpretados. Con esa frase no se referían a los poderes del Estado, sino al poder mental; de manera que tenían un vacío mental que aún persiste.
Fue ese "vacío mental" el que les hizo creer que ellos habían ganado el referendo revocatorio, pero que el maluco de Chávez en componenda con Carter y con la OEA les había invertido los números. También fue responsable ese vacío en el cerebro, de que creyeran que Chávez renunciaría asustado, porque un grupito de militares llenara una plaza de gente para exigir su renuncia… un vacío no, un abismo es lo que tienen en el cerebro.

Ahora les ocurre algo similar. Estaban seguros de ganar las elecciones municipales, pero eso significaría legitimar a esa "perversa institución" llamada CNE, y en consecuencia prefirieron llamar a no votar a los 10 millones de venezolanos que están pendientes de sus instrucciones para darles cumplimiento sin demora. ¡Bingo! gritaron emocionados; el pueblo les respondió; ahora Chávez está deslegitimado… no les digo; tienen un vacío mental, un vacío cerebral, el cerebro vacío o algo así.
.
Creo que el próximo paso de estos nunca bien ponderados genios, será enviar a Oswaldo Álvarez Paz, a Alfredo Ledezma y a Corina Machado a una gira internacional, para que aprovechando su bien demostrado poder de convocatoria, reúnan multitudes y expongan su novísima tesis sobre cómo resultar ganador en unas elecciones, sin obtener ni un solo cargo de los sometidos a elección.

También pudieran, y hay que estar moscas, utilizar la atractiva imagen de Marta Colomina o el matacuras para, a través de la televisión, decirle al mundo que quienes respaldan a Chávez obtuvieron el 80% de los cargos en disputa, pero salieron derrotados porque la gran mayoría no fue a votar. Eso sería muy peligroso para la revolución, pues los pueblos de los cinco continentes podrían lanzarse a la calle a exigir una invasión armada para desalojar a los concejales de los municipios Valdez, Tía Juana y muchos más.

Es conveniente aclarar, sin embargo, que la estrategia con más probabilidades de ser asumida, es aquella que sostiene que María Corina debe reunirse otra vez con Bush y convencerlo de que como él si tiene moral para hablar de elecciones limpias, con alta participación de electores, asuma la tarea de declarar el gobierno de Chávez ilegítimo porque los miembros de juntas parroquiales como Carmen Herrera, Hernández o San Simón fueron elegidas sin contar con el voto de la gente que siguiendo sus instrucciones se negó a votar.
Los hay locos, pero ciertamente muchos lo que son es pendejos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3147 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas