Que caras, que gestos. ¿Qué carajo es esto?, señores diputados de la oposición

UNO

Indiscutiblemente fue la noche de Hernán Núñez, el diputado de la bancada de la MUD, quien al terminar su intervención se fue a formar parte de la bancada del gobierno. Confieso que esperaba con mucho interés las denuncias anunciadas por el presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello. Quizás decepcionado por la falta de contundencia en lo que a cantidad se refiere – más tarde el diputado Carreño dio a conocer cantidades más altas, como 200 mil, 80 mil Bs fuertes, etc... Se burlaban de ellas los diputados, mostrando cartelones como “Venezuela no es Cuba” o ¿Dónde esta está el debate sobre la Ley Desarme? y la ya cansona cantaleta sobre la Seguridad. Otros lanzaban frasecitas como: “Con esos cheques no se hace ni un mercadito” o “No alcanzan ni para comprar dos refrescos”. Minimizaron las denuncias de corrupción del partido Primero Justicia, y eso fue su gran error. Acertado el comentario de Mario Silva en “La Hojilla”: “Los diputados opositores, se parecían a los perritos que colocaban los taxistas en sus carritos libres, moviendo interrumpidamente la cabecita de un lado a otro”.


DOS

Todo se iba a quedar en un escarceo de palabras hasta que sucedió la increíble sorpresa de la noche. Pidió la palabra el diputado Núñez de la MUD y se armó la sampablera. Entre otras cosas, dijo: “Estoy asombrado de lo que le oído decir a mis compañeros de la MUD, burlándose de la denuncia que hizo el presidente de la Asamblea…. “Que se haga lo que se tenga que hacer. Un céntimo que se le robe al estado venezolano es un delito contra la esperanza de nuestro pueblo" , luego acusó a ex candidato perdedor Capriles Radonski de haberlos abandonado, denunciando la falta de democracia en la MUD y al final de su intervención decidió unirse a las filas de la revolución. No todo terminó allí para el diputado Núñez. Al salir del parlamento fue agredido por algunos diputados opositores. Diosdado Cabello denunció antes las cámaras de la Asamblea Nacional el comportamiento fascista de los diputados en cuestión. Típico comportamiento de la derecha opositora y contrarrevolucionaria.


TRES

Un tsunami para los opositores resultaron las palabras de Núñez. El techo de vidrio de una supuesta honorabilidad y honestidad de estos opositores se hizo añico. El rostro de María Corina era todo un poema de desconcierto. “¿De dónde carajo salió este tipo?, preguntaba otro. Hiram Gaviria mostraba una mueca que pretendía ser una sonrisa. El diputado de la nobleza larense Eduardo Gómez Sígala se rascaba la cabeza y miraba desaforado para todos lados. En fin un zambombazo que los dejo locos y sin vida. Y uno de los diputados más gritones y corrupto de la corrupta bancada, Andrés Velasquez mostraba un rostro que parecía una esfinge. Al verlos me sentí reivindicado y me imaginé al presidente Chávez presenciando este espectáculo de la oposición. Un granito más para su sanación. Me fui a dormir viendo la imagen de Julio Borges, como un tonto levantando su cartelito y una anécdota me vino a la mente, contada por el escritor Miguel Otero Silva sobre el presidente Raúl Leoni, a quien sirvió de guía en una exposición realizada en el Museo de Bellas Artes “Cien años de Pintura Fencesa” quien al contemplar un retrato abstracto, Miguel Otero le susurró al oído dos palabras… ¡Que armonía, que gesto!... Y Leoni sólo acertó a decir: ¿Qué carajo es ésto? Diputados opositores, a recoger los vidrios rotos, se les cayeron las máscaras y se les acabó su pretendida virginidad de honestidad. Bien por Diosdado Cabello.


fernándezlunardi@Gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3346 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a158856.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO