Chúpate esta mandarina

Un amigo antichavista se molestó porque un frutero le vendió este domingo un kilo de mandarina por 20 bolívares siendo que el sábado costaba 15.

-“¡Pero Américo! ¡Esto es colmo! ¡Esto se lo llevó el diablo! Aquí no hay gobierno. En este país todo el mundo hace lo que le da la gana”.

-“Sin embargo. Le respondí. El gobierno trata de controlar a través de una Ley la venta de autos nuevos y usados y ustedes, los escuálidos, pegan el grito en el cielo”.

-“Pero porque me sales con eso de la venta de carros si yo te estoy hablando de un piche kilo de mandarinas”.

-“Porque precisamente los comerciantes no se paran en artículo a la hora de especular con los precios. Es la misma intención la del frutero que le del Concesionario de autos. Total. Lo de los comerciantes es ganar dinero. A ellos no les interesa más nada. Por eso acaparan la harina de trigo, el azúcar, el papel sanitario, las toallas genitales, los pañales. En fin todo lo que les permita después sacarlos al mercado para venderlos más caros. Al mismo tiempo que generan una molestia general en el pueblo”.

-“En Rusia. En tiempos de Revolución. El gobierno socialista para aumentar un centavo al kilo de azúcar hacía un referéndum. Aquí en Barcelona un frutero le aumenta 5 bolívares a un kilo de mandarina de manera unilateral de sábado a domingo y no pasada. He allí la diferencia”.

¿Y por qué no hacen lo mismo en Venezuela? ¿Por qué no le aplican el ácido a los acaparadores, a los especuladores?

-“No. Claro que si se lo aplican. Acaso no recuerdas que la Guardia Nacional decomisó 500 toneladas de Harinapan en un galpón de la Polar. Lo malo es que después salieron los medios de comunicación social privados a echarle paja al Gobierno”.

-“Aplaudo al Gobierno – ripostó el amigo- cuando aplica esos decomisos. Pero debería intensificarlos, y meter en chirona a los comerciantes inescrupulosos, vagabundos, especuladores”.

-“Si lo hace. Enseguida salen los directivos de la MUD, a los que tú tanto defiendes, una vez más, a tildar Chávez, de dictador, de tirano y a denunciarlo, ante la OEA, ONU y demás yerbas aromáticas multilaterales, de “enemigo de los industriales y comerciantes del ramo alimenticio. Además no te olvides que nuestra Revolución es pacífica”.

¡Coño Américo! Tú no pierdes tiempo para tratar de confundir a uno. Mira todo la retahíla que me echaste por el aumento de cinco bolívares a un piche kilo de mandarina. Ahora yo te pregunto ¿Qué tiene que ver un kilogramo de mandarina con un Toyota Corola?

-“Lo mismo que tiene que ver un tal doctor Marquina con la enfermedad de Chávez. Él siempre lo ha “ha matado” y hasta lo criogenizó. Y resulta que Chávez está lúcido, consciente, mandando más que un dinamo y haciendo calistenia para venir al país más temprano que tarde”. ¡Chúpate esa mandarina!

TINTERO

Verdugo no pide Clemencia. Mañana cuando Maduro eche pa la calle las pruebas de los presuntos actos de corrupción de Primero Justicia, si Borges saliere embarrado, El Flaco olímpico (HCR) tendría una excelente oportunidad para sacudírselo y formar tienda aparte con su candidatura presidencial. Pero si por el contrario, el péndulo se inclina hacía HCR, entonces tendrá que olvidarse de la candidatura presidencial y soportar el tsunami de lastre que le dispensarán Borges y Ramos Allup. Los dos le tienen full de ganas al flaco.

americoarcadio@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1824 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: