La reunión de la CELAC Chávez y los libertadores


La II Cumbre de la CELAC y, VII con Europa, realizada en Santiago de Chile, trajo un conjunto de aspectos importantes que vale comentar. Lo primero, con relación a la Unión Europea, quedó bien claro que los gobiernos de los estados del viejo continente agrupados en ese bloque, escogieron el modelo que ya fracasó en Latinoamérica y que actualmente está hundiendo en la miseria a miles de familias de clase media, especialmente en España, Portugal, Italia y Grecia que son los más golpeados por el paquetazo FMI-Merkel, receta que ha traído como consecuencia el aumento de suicidios por parte de víctimas desesperadas, con las medidas leoninas adoptadas por el gobierno de los banqueros para despojarlos de lo que con sacrificio de toda una vida habían alcanzado.

La respuesta de los países de América Latina y el Caribe, fue unitaria y clara; los planteamientos de la denominada seguridad jurídica a las inversiones, no tiene cabida en el modelo revolucionario que están desarrollando los gobiernos del área de nuevo bloque económico, social, cultural y militar, cuyo paradigma es hacer de la región una zona de paz y para lograrlo es imprescindible la justicia social y la democracia directa y participativa, incompatibles con el sistema capitalista depredador, impuesto por el consenso de Wáshington. Lo más importante de este acontecimiento, es que por primera vez América Latina y el Caribe se presenta ante la Unión Europea, como un bloque sólido, para propuestas unitarias. Esta nueva política liberadora del continente, es producto de la visión de los comandantes Hugo Rafael Chávez Frías y Fidel Castro, con el apoyo de los pueblos de Venezuela y Cuba, que dieron impulso al ALBA,(Alianza Bolivariana para los pueblos de América), una tranca contra el ALCA del imperio y, la que a su vez se convirtió en hembrión, para dar a luz a la UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas) y, acto seguido procrear la CELAC (Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños), que constituyó el golpe final contra el infame tutelaje de Estados Un idos de Norteamérica, contra esta parte del continente, a la cual consideraba su patio trasero o basurero, en cual hacía lo que les venía en ganas, apoyado en la doctrina Monroe, que hoy gracias a la Revolución Bolivariana y su llama que incendió la pradera en el continente, es cosa del oprobioso pasado de la América fragmentada, que la hizo subdesarrollada por más de un siglo.

Prueba de esta independencia es el contenido del documento o declaración de Santiago, donde se condena el criminal embargo, que por más de 50 años mantiene el imperio contra la Cuba revolucionaria e igualmente la grosera y colonialista e ilegal ocupación de las Islas Malvinas, por parte del Reino Unido, en una flagrante agresión contra la hermana República Argentina. En lenguaje coloquial, Latinoamérica y el Caribe, se alargaron el pantalón y el imperio y sus aliados tendrán que meterse el látigo esclavista en el bolsillo posterior, porque este continente jamás volverá a ser colonia de nadie. Aquí vale destacar la clara diáfana y valiente intervención del hermano boliviano Evo Morales, que se las cantó clarito.-

En cuanto a la II cumbre de la CELAC, el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, fue colocado en el umbral del sentimiento universal y casi rayando en lo mítico, púes su espíritu, su pensamiento, sus planteamientos ideológicos, que marcaron el rumbo de la construcción definitiva del sueño de Miranda, Bolívar, Martí, O' Higgins, San Martín y todos nuestros libertadores, dominaron la discusión de la cumbre.

En ese foro surgió un tema tan escabroso y planteado de manera directa y frente a frente, como es la salida al mar de Bolívia, en el cual confrontaron Evo Morales de Bolívia y Sebastian Piñera de Chile, este último país, que mediante una guerra fratricida y apoyado en el poderío naval que tenía para la época, despojó a la hermana república pluricultural de su mar, lo que ha generado a través de los años una controversia entre ambos países.





Lo relevante de esta situación es que gracias a esa prédica de Chávez, Fidel, Evo, Cristina, Correa y demás líderes de los países de Unasur, la discusión está en la mesa para ser dirimida a través de las ideas y no, de los bombardeos y cañonazos, como lo hacen el imperio norteño y sus aliados de la Unión Europea. Esto asegura que definitivamente la América Latina y el Caribe, es zona de paz, de desarrollo, social, cultural, económico, ecológico y político, donde no tienen cabida las intervenciones de los violentos imperiales que azotan al mundo árabe, Asia y África, con su sicario la OTAN. Porque este bloque nace bajo el lema de la paz, pero está armado para la defensa de la soberanía regional.

La carta redactada y suscrita por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, enviada a sus colegas de la CELAC reunidos en Santiago de Chile, una vez más dejó la huella del liderazgo venezolano en ese bloque regional. El planteamiento de la carta es demoledor para las aspiraciones de dominación imperial,cuando esgrime como punta de lanza, la alfabetización y el destierro de la pobreza para toda la población de los países de la CELAC, aunado al llamado al fortalecimiento de la unidad de este continente, como única herramienta para mantener el avance hacía el cumplimiento global de las metas del milenio, la consolidación del socialismo y la derrota definitiva a las política neoliberales, que tanto daño han y están causando al mundo.

Estas premisas se están cumpliendo con las políticas de respeto a la diversidad, cultural, étnica, económica y política de cada uno de los países integrantes de la comunidad, que ya se fijó como meta obsequiarle el eterno descanso a nuestros libertadores al propiciar el cese de los partidos y la consolidación de la unión, como lo pidió Simón Bolívar cuando estaba al borde del sepulcro, al cual le condujeron sus enemigos y traidores al sueño mirandino y bolivariano.

Los pasos agigantados que estamos dando como pueblos decididos a ser libres, deben llamar a la reflexión a quienes desde la patria latinoamericana, se prestan como lacayos y cabeza de playa a las fuerzas imperiales. Deben asumir que su hora ya pasó, que la mejor salida es acogerse al estado construido por las mayorías, para evitarse finales no deseados por los pacíficos pueblos nuestros.

Esta reunión de la CELAC, donde la solidaridad espiritual y personal se desbordó hacia el pueblo venezolano y su líder, por parte de todos los representantes de gobiernos participantes, incluyendo los europeos, en la cual asumió la presidencia pro témpore la República de Cuba, con su presidente Raúl Castro, definitivamente fraguó las bases para un desarrollo en bloque que no lo para nadie hasta consolidar el sueño de los libertadores y, en esa reunión de la CELAC las invocaciones estuvieron dirigidas a Chávez y los libertadores.

Periodista*

CNP 2414 cd2620@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2174 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: