Si la disciplina favorece a la derecha, …¡hay que ser indisciplinado!



Para encontrar las verdaderas causas que han impedido el avance cierto de la revolución bolivariana, midiéndola en proporción del tiempo transcurrido de 14 años, tal como lo ha venido planteado y requerido en reflexión permanente el Comandante Chávez y anhelado por el Pueblo en función de satisfacción de necesidades, si somos sincer@s, no tenemos si no que admitir, en grado fundamental, amén de los fuertes enemigos naturales como el imperio y la oligarquía, que tenemos bastantes trabas y obstáculos en nuestras propias estructuras partidistas y de gobiernos, donde existen hombres y mujeres que, con posturas y conductas mezquinas, prefieren y en tal sentido solo trabajan, en función de sus propios intereses particulares y/o grupales, subestimando los colectivos, llegando inclusive a pactar, o entregar podría decirse perfectamente, los ideales chavistas y principios revolucionarios.

Por eso que vemos, pero sobre todo padecemos, la simulación de aquell@s que falsean o manipulan las orientaciones presidenciales lanzadas con el objetivo de estimular el debate desde y hacia las bases; ésos aferrados al poder y la manipulación, se llenan las bocotas discurseando y malgastando recursos y tiempo sin ningún resultado que permita mostrar, o más bien frenar, el necesario avance cualitativo de la revolución, es decir, en lo político e ideológico que define el papel que debe jugarse en Venezuela, como parte de la lucha de clases sociales, sobre todo, en el caso del gobierno bolivariano y en la V República, cuando se trata de impulsar jornadas que procuran incentivar la participación popular para la emancipación del ser humano. De estas maniobras, que perfectamente podemos llamarlas gatopardianas, tenemos infinidades de ejemplos, revisemos las 3R-2, las primeras 5 y luego 10 líneas estratégicas, así como cualquier otra cantidad de balances y reflexiones, así como diagnósticos participativos solicitados y generados, previo y/o inmediatamente después de ganado cada proceso electoral hasta ahora, para luego convertirlos en conjunto vacio de acciones y compromisos revolucionarios concretos; ojalá no se presente igual, con el debate sobre programa de gobierno 2013-2019, que ha ordenado el Comandante Chávez; sin embargo, muy a pesar de, nos atrevemos a afirmar que esta propuesta u orientación presidencial para que se debata el programa de gobierno, transcurre mientras pululan las manipulaciones de los distintos burós, simulándolo como una prioritaria necesidad y exigencia de cumplimiento bajo la orden de ser disciplinados y en el deber de asumirlo como complemento de instrucciones electorales, es decir, presionan para hacer sentir a la militancia la obligación de acatar “disciplinadamente”, so pena de sanción, un pernicioso pragmatismo cuando sus propulsores, se esconden montados en una tarima, tras la pantalla de un televisor o micrófono pero sin roce real de pueblo.

Ahora, es bueno preguntar, dónde han ido a parar y quiénes son o serán, los responsables de conducir, sistematizar y elevar las conclusiones de los debates realizados o por realizar en torno al Programa de Gobierno, pues, me atrevo a decirlo sin tapujo, los llevarán al cesto de la historia olvidada y los responsables son los mismos de ayer, sin resultados; si, aquell@s, cuales, oídos sordos, ojos ciegos y bocas mudas, haciendo caso omiso al Presidente y por supuesto al Pueblo, con suficiente poder y capacidad, procuran mantener los privilegios políticos para designar a sus interesados seguidores, familiares y aliados sin ideología, o de derecha, sobre todo cuando tienen que ver con la escogencia de candidatos para cargos de gobiernos, de partidos o de elección popular, no importándoles el compromiso bolivariano que estos tengan o si son aplaudidos por la canalla oligarca, que generalmente, en pensamiento y obra, son de derecha.

Ya lo ha advertido el propio Comandante Chávez, no debemos permitir que esa canalla derechista nos aplauda, y de ser así, debemos revisarnos y permitir que se nos revise, para igual poder revisar; ahora, si realmente somos socialistas y bolivarianos, tras estas revisiones deberíamos empezar a dar los pasos ciertos en la derrota de la derecha opositora, seria o no, para que no se incruste o siga incrustada, nos debilite y aniquile desde adentro del mismo proceso, sobre todo por cuanto, a todas luces, la derecha interna se enmascara con la disuasiva disciplina partidista, que a nuestro menor descuido, ésta no procurará otra cosa que no sea el vendernos al menor postor internacional y para su propio peculio, es decir, al capitalismo puro, en su máxima expresión y sin patria, pues, igual nos revoletean como carroñas hambrientas.

Abogado
gusclaret@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1739 veces.



Gustavo Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a155275.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO