Injerencia de la iglesia en la política venezolana

El desarrollo de los movimientos populares de clase y el crecimiento del socialismo no pasan desapercibidos para la Iglesia Católica de Venezuela. Los reclamos de los distintos entes de las comunidades y las inquietudes sociales que en ellos se manifiestan, así como las acciones reivindicativas del pueblo organizado para imponerlas, alarman a la Iglesia , instrumento al servicio de las clases dominantes. Las asociaciones y cofradías existentes hasta la fecha tenían más bien un carácter mutualista, de socorros, de limosnas, de ayudas. La Iglesia, ante las nuevas realidades del movimiento Revolucionario, se encuentra obligada a transformar el sistema de sus organizaciones dándoles unidad e imprimiéndoles un espíritu más combativo. Jamás, seguramente, en ninguna otra época dicen los Obispos, se ha visto tan grande multiplicidad de asociaciones, sobre todo la asociación del pueblo organizado.

Los Obispos de la Conferencia Episcopal Venezolana al grito de ¡Muera el socialismo! ¡Viva la religión!, organizó intensa campaña contra la Constitución contra la Reforma, y en las Iglesias sucedió bien pronto la acción sediciosa de los distintos grupos en contra del Gobierno Bolivariano; ahora tratan de salirle al paso a la Ley de Inteligencia y Contrainteligencia; contra el Presidente Chávez, y al despertar del pueblo a través de su acción ideológica, utilizando los altares para hacer proselitismo político, poniendo todo el peso de su influencia espiritual al servicio de los planes de la oligarquía y de las fuerzas patronales.

La iniciación de esta política “social” de una forma sistemática y obedeciendo a todo un plan dirigido por la CIA, en el preciso momento en que los movimientos sociales se muestran pujantes y ante un proceso ascendente formidable. Con anterioridad habían aparecido otras críticas contra el Presidente Chávez, a combatir los “errores del socialismo”.

A través de ellas la Iglesia mostraba su carácter de clase y reaccionario, cubriendo las formas de explotación, las injusticias y miserias en que se apoyaba el orden en la 4R, y en contra de los explotados, y empeñada en impedir el desarrollo social de las clases pobres.

La Iglesia, interpretando sus propios intereses de casta y los privilegios de las clases explotadoras, ante la radicalización de las masas oprimidas, viene a jugar su papel de clase, tratando de penetrar en el movimiento popular para impedir que éste se rebele apartándose de los principios de la Iglesia, que aspira a perpetuarle en el marco de la servidumbre y de la resignación porque “la felicidad del pueblo no esta en este mundo, sino en el otro...”, defendiendo la existencia de ricos y pobres y la necesidad de la armonía entre “el capital y el trabajo”; condenando la lucha de clases, que desaparecerá, según ella, con la caridad de los ricos y exaltando la resignación de los pobres a las miserias que Dios les impone en la tierra para ganar el cielo.

La Iglesia está polemizando con el socialismo, ataca la obra del Presidente Chávez, sus formulaciones filosóficas, los principios de nuestro socialismo revolucionario, declarando la guerra al principio de la lucha de clases. La toma de posición de los movimientos populares frente a las falsas posiciones de toda clase de ideologías reaccionarias inquieta a la Iglesia que se apresura a salirle al paso de ese nuevo estado de conciencia del pueblo. La Iglesia basa su acción demagógica basada en los principios y concepciones sociales establecidas en la encíclica de 1931 por Pío XII, Cuadragésimo Anno; animando la creación de Asociaciones, Comunidades profesionales y confesionales para contrarrestar la acción de las organizaciones populares de clase, dividirlas, impedir su desarrollo y neutralizar su acción reivindicativa. A finales del 2001 empezaron a manifestarse con más fuerza sus actividades, celebrando reuniones con los grupos oposicionistas, preparando las condiciones para ir a la organización de una oposición frontal contra el Gobierno del Presidente Chávez y organizar el golpe de estado de abril 2002, en asociación con la Oligarquía y el gobierno de los Estados Unidos. Es decir, la Iglesia sigue el mismo camino, el mismo proceso de las organizaciones del oposiciónismo reaccionario.

La Iglesia establece una política de oposición radical frente a la acción educadora y revolucionaria del movimiento popular y socialista, al comprobar que su militancia del movimiento socialcristiano (COPEI) fracasó, que, no tiene importancia en el ámbito Nacional, no por eso, por su poder económico deja de ser un obstáculo más en el camino del pueblo hacia su verdadera emancipación. Las organizaciones católicas, profesionales, “amarillas”, al servicio de la oligarquía, manejadas por la Iglesia, juegan su papel de traición a los intereses de clase del pueblo. La burguesía acude a la Iglesia para utilizar su influencia ideológica y contrarrestar el proceso político y reivindicador del movimiento popular; su adhesión a los principios del socialismo, en el que encuentra el pueblo el camino de su verdadera liberación social. La superación social del pueblo y su emancipación no pueden realizarse más que entrando en antagonismo con los defensores interesados del capitalismo, el cual, por su condición misma, debe conducir inevitablemente a la socialización de los medios de producción.

Un poquito de seriedad y de honradez, señores Obispos de la Iglesia Católica. No sean esquizofrénicos, no se pasen de listos, no jueguen a la guerra, no obliguen a comulgar con las ruedas de molino de la más flagrante e irresoluble contradicción a quienes no han estudiado para teólogos ni están por ello, preparados para dirimir cuestiones y contradicciones de alta filosofía. El cristianismo literalista está condenado por su propia esencia, y contenido, por su orientación o, más bien, desorientación, por la definición que la Iglesia le ha dado y los límites en los que lo ha ensartado, a ser siempre, ayer como hoy y como mañana, por los siglos de los siglos, si los hubiere, una religión integrista. Escorada a la derecha, como lo estuvo con Hitler, con Mussolini, con Franco, y apoyando a las dictaduras del cono sur de finales de siglo anterior y con el imperialismo yanqui; o escorada a la izquierda, como en el caso de ese cristianismo al que llaman de base o en el de los teólogos de la liberación, pero integrista siempre.

“La absurda destrucción de nuestro acervo pagano es la mayor tragedia de la historia del mundo occidental. No es fácil abarcar y calibrar la magnitud de la pérdida. El misticismo pagano y la investigación científica se vieron desbancados por el autoritarismo dogmático. La Iglesia romana se valió de las amenazas y de la violencia para imponer su credo, y negó a muchas generaciones de seres humanos el derecho a pensar de forma independiente y a encontrar su camino personal hacia la salvación de su espíritu”. La verdad es la realidad de las cosas. Cuando las conocemos como son en sí, alcanzamos la verdad; de otra manera, caemos en la mentira.

El Presidente Chávez, que se ha propuesto constituir al pueblo en ejército de esta lucha de clases, tiene el deber, ante todo, de iniciarlo por un trabajo metódico, reflexivo e incesante con conciencia de sus intereses y de su fuerza y de usar a este efecto de todas las armas que la situación política y social actual pone entre sus manos y que su concepción superior de la justicia le sugiere. La técnica de tratar con el pueblo cuyas opiniones no son del agrado de ciertos grupos de individuos poderosos ha sido abordada y perfeccionada y constituye un gran peligro para los grupos explotadores.

Estamos obligados para salvar la Revolución y continuar con el desarrollo de nuestro socialismo; lograr la conquista del poder político en todas las gobernaciones y en la mayoría de las alcaldías, es en base a la unión de todos los revolucionarios en un solo bloque dejando de lado los intereses particulares de grupos o personas, lo cual sólo lograremos con UNIDAD y nada más que UNIDAD.

Salud Camaradas Bolivarianos.
Hasta la Victoria Siempre.
Patria. Socialismo o Muerte.
¡Venceremos!
manueltaibo1936@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2141 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a154710.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO