Revolucionario que no salga a votar es un traidor

Algunos compatriotas, conscientes de que los seguidores de Ledezma, Oswaldo Álvarez y Corina Machado son tan pocos que caben en una plaza, han optado por no prestarles atención a su llamado a sabotear las elecciones del próximo 7 de agosto; sin promover la discusión y el análisis de los hechos.

Para quien suscribe, dicha posición es un error, pues el llamado a no votar y a desconocer el CNE; no es una ruptura con la decisión de participar de AD, Primero Justicia y lo que queda de Copei. Todo forma parte de un plan destinado a desestabilizar el gobierno; el cual pasa por una campaña internacional destinada a mostrar el gobierno del comandante, como un gobierno forajido que conculca los derechos de un pueblo.

De esa estrategia forman parte los mismos de siempre. No se necesita ser un experto analista, para concluir que los medios juegan a promover con su cobertura, la posición extrema de dos cadáveres políticos como Álvarez Paz y Ledezma; mientras que la alta jerarquía de la Iglesia, en la propia voz de zamuro negro, se involucra en la campaña electoral calificando al gobierno de dictadura y llamado al pueblo a desconocerlo.

La estrategia para este aprendiz de columnista es clara; al mismo tiempo que un grupo llama a no participar, los medios promueven la abstención y la Iglesia desconoce el gobierno; los partidos de la cuarta participan en las elecciones dejando en claro que no hay garantías, lo cual en el fondo se traduce en la última oportunidad que la dan al régimen.

¿Qué va a pasar después de las elecciones? …Elemental, mi querido Watson.
Los partidos de la cuarta (y Súmate) gritarán nuevamente fraude y desconocerán los resultados, los medios dirán que la alta abstención es un reflejo del rechazo del pueblo al gobierno de Chávez y la Iglesia respaldará un llamado a los organismos internacionales (léase EEUU) para que depongan al "dictador". Con todas sus fuerzas y recursos intentarán reeditar la crisis de 2002 y 2003.

La mira la tienen puesta en las elecciones de diciembre. Las elecciones del 7 de agosto son el punto de partida de una estrategia con la cual le intentarán hacer creer a los tres millones que votaron contra Chávez en el referendo, que ahora se les han sumado los abstencionistas, con lo cual el momento de tomar nuevamente la calle ha llegado.

Intentarán crear una nueva espiral de violencia a final de año y se negarán en masa a participar en las elecciones de diputados. Imagine usted los titulares de la prensa internacional afirmando que en Venezuela se realizan elecciones parlamentarias con la sola participación de los afectos a Chávez.

Deslegitimar al gobierno es el objetivo y no es difícil saber quien paga y por qué lo hace. El problema para ellos, como de costumbre, es que no cuentan con el pueblo. Necesario es transmitir el mensaje de que hay una nueva conspiración en marcha, el pueblo se encargará del resto.
Estoy seguro de que el pueblo venezolano, cuando presienta que la revolución está en peligro, hará suya la consigna con la que titulo esta nota: Revolucionario que no salga a votar es un traidor.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2586 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas