Las mentiras blancas de Petkoff y las negras de la MUD

Allá aquellos a quienes tomaron desprevenidos los resultados electorales. La victoria perfecta era un triunfo anunciado cuyos motivos está en la gestión revolucionaria que los opositores del derrotado Henrique Capriles no quieren ni nunca han querido ver.

Muchos, incluso, compran en Mercal, Pdval, van a los CDI, suben al metro, al cabletrén, al metrocable, al trolebús, reciben las canaimitas de sus hijos, gestionan su carro Centauro, Turpial o Chery Arauca u Orinoco, se benefician de la Gran Misión Vivienda Venezuela, Hijos de Venezuela, A toda Vida, en por Amor Mayor y si les preguntan dicen que lo de Chávez es cháchara.

Lo más triste para los adversarios es que la derrota de ellos no lo sabía el pueblo opositor, pero si Capriles y la gente de la MUD, sólo que, como de costumbre, engañaron a sus seguidores que ahora sufren una enorme decepción. Y el problema, no es la mentira, sino que ese es el estilo de esta gente. Son así. Les recuerdo.

Cuando se lanzó Manuel Rosales a la presidencia y aceptó su derrota ante el país, hubo políticos como Oswaldo Alvarez Paz y Pablo Medina que lo fustigaron porque reconoció el triunfo de Chávez. Ante tal situación, Teodoro Petkoff se confesó públicamente y dijo que sabía que iban a perder, pero decían lo contrario. Releamos un extracto de la entrevista que le hizo el periodista Ernesto Villegas Poljak en su momento al director del diario Tal Cual:

Villegas: —Esto que está ocurriendo sumió en una especie de depresión a un amplio sector de la población, que sintió que su opción no triunfó. Incluso se siente en el tráfico citadino una semana después que pareciera que aún estuviésemos en un primero de enero. Decíamos que eso tiene que ver con expectativas infladas, de que las encuestas utilizadas por el mismo comando de campaña, Penn and Schoen, por ejemplo, daban la posibilidad real de un triunfo o de algo muy parejo, lo cual estuvo completamente lejos de la realidad.

Petkoff:—Nadie puede ir a un proceso electoral, hacer campaña diciendo que va a perder. Naturalmente, tiene que hacer el juego de estimular a sus propios partidarios diciendo esas, vamos a llamarlas, mentiras blancas.

Villegas:—¿Hubo, en algún momento de la campaña, una mínima posibilidad de triunfo?

Petkoff:—Bueno chico, ya que pasó todo, puedo decir con franqueza que, por lo que a mí respecta, que creo conocer el país, que no estoy distanciado de la realidad popular venezolana, no había ninguna duda del resultado. Ni cuando me lancé como candidato –y en esos breves meses que recorrí el país pude darme cuenta de lo que significaba subir corozo de espalda, ni cuando acompañé a Manuel Rosales con el entusiasmo con que lo hice, pensé que derrotaríamos electoralmente a Chávez”.

Capriles hizo un esfuerzo enorme como candidato. Recorrió el país casa por casa, pero sustentó su discurso en las mentiras y no blancas como dice Petkoff, sino negras y perversas como las que metían él y la MUD. ¿Quién podría creer que después que ganara iba a mantener las misiones, por ejemplo? Nadie.

A parte de eso, hubo encuestas que dieron empate técnico o colocaron a Capriles por encima de Hugo Chávez, siendo evidente la ventaja del candidato de la Patria, y ya la gente no se chupa el dedo en política. El pueblo ha madurado tanto que esas informaciones erradas se les revierten a las empresas de sondeos. Pierden la credibilidad y se convierten en el hazmerreír de la gente. Lo peor es que después de las elecciones con las que queda descubierta la verdad, ni siquiera dan la cara.

Otro de los aspectos que afectó al candidato de la burguesía es que no asumía responsabilidad. Cuando sorprendieron al diputado Juan Carlos Caldera con unas pacas de billetes, escurrió el bulto, después descubrieron a su padre, Henrique Capriles García en una conversación con Gustavo Zingg, en la que exigía que la contribución fuera preferiblemente en efectivo, y ni siquiera tocó el tema durante la campaña. Igual sucedió con el paquetazo neoliberal escondido. Nunca fue capaz de asumirlo. ¿Y como se le confía el país a un político así?

Capriles se desinfla solo. En la campaña tuvo una oportunidad y la perdió: no demostró fuste para ser el líder de una oposición seria. Fueron muchos, muchísimos quienes más que votar por él, sufragaron en contra de Chávez. No hay 6,5 millones de oligarcas.

albemor60@hotmail.com

@AlberMoran


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2194 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a152292.htmlCd0NV CAC = Y co = US