Debate con la FAPUV en el Consejo Universitario de la UCLA

En la sesión de este miércoles 27 de junio, la Junta Directiva de la FAPUV, aprovechando que están en plena “francachela” de los juegos JUNAPUV, solicitó y se les concedió un derecho de palabra ante el Consejo Universitario de la UCLA. Allí se presentaron la profa. Lourdes Viloria, con algunos directivos de FAPUV. La misma fue presentada por el rector (trans-jub) Francesco Leone y aprovechando el escenario antichavista que se vive en dicho consejo, se lanzó un discurso politiquero y antigobierno que, más que gremial fue visceralmente opositor.
  • Dijo la “dirigente gremial”, entre tantas barbaridades que el gobierno:
  •   Pretende destruir las universidades,
  •   Que la política universitaria gubernamental es errada,
  •   Que está cercando presupuestariamente a las mismas,
  •   Que el gobierno irrespeta a los gremios de trabajadores universitarios, sobre todo a la FAPUV, al no recibirlos
  •   Que grupos violentos oficialistas atentan contra las universidades,
  •   Que el gobierno miente cuando expresa que no paga los pasivos laborales por culpa de las universidades y de esa manera irrespeta a las autoridades universitarias
  •   Que ahora se interviene  a las universidades judicialmente usando el tribunal Supremo de justicia para evitar que haya elecciones de autoridades
  •   Instó a las autoridades a no elaborar reglamentos electorales que permitan la participación de toda la comunidad universitaria
  •   Que si el gobierno no atiende los planteamientos gremiales continuarán con la estrategia de los paros hasta llegar al paro indefinido y que ahora se  le sumarán los estudiantes
  •   Que se corre el riesgo de perder la autonomía universitaria y bla, bla, bla….

Una vez que terminó exhausta de tanto atacar al gobierno y luego de una bobalicona intervención de un representante profesoral, solicité  el derecho de palabra para replicarle a la Presidenta de la FAPUV. Con esto no contaban estos dirigentes, al igual que el resto de los consejeros (trans-jub).

Comencé diciendo textualmente lo siguiente:

“Como representante del gobierno revolucionario y bolivariano, debo rechazar, respetuosa (por ser una dama quien había hablado), pero contundentemente las expresiones vertidas por la Presidenta de la FAPUV. Ella ha hecho una serie de afirmaciones no apegadas a la verdad y otras totalmente inciertas. En primera lugar la FAPUV ha sido recibida por el gobierno nacional, así como otros gremios con los cuales se ha desarrollado un proceso de diálogo para llegar a acuerdos salariales y laborales. Incluso, la FAPUV, tuvo un derecho de palabra ante el CNU y allí se le oyó de manera respetuosa invitándosele a participar en las mesas de diálogo con el resto de los gremios de obreros, empleados y de profesores.

Yo estoy de acuerdo con las luchas gremiales para lograr mejores reivindicaciones salariales y laborales. Con lo que no estoy de acuerdo y así siempre lo he reiterado es con los paros automáticos como única herramienta de lucha, ya que con ellos no hemos logrado nada, sólo hemos afectado a la academia, a las universidades y sobre todo, a los estudiantes que son la parte más débil del conflicto. Ud. dice que el gobierno atenta contra la autonomía universitaria, pero olvida que El gobierno bolivariano (a través de la Asamblea Constituyente) constitucionalizó la autonomía universitaria, al consagrarla en el artículo 109, devolvió a la UCV el Jardín Botánico y la Zona Rental, que estaban intervenidos desde la época de Caldera I; decretó en agosto de 2002 el proceso de autonomía para la UCLA; amplió la cobertura universitaria para cientos de miles de bachilleres que habían sido excluídos por las políticas de cupo de nuestras   universidades (inclusión concretada través de la Misión Sucre, la UNEFA, la UNELLEZ, la UNERG, la UNEFM, la Universidad Bolivariana, las aldeas universitarias, etc.).

Este  gobierno no pretende destruir  a las universidades, pues más bien ha logrado con su política inclusiva, llevar a Venezuela  a ser el 5to. País en matrícula universitaria a nivel mundial y segundo lugar en América, después de Cuba. En Venezuela, producto de la política universitaria, hay mas de 2 millones, 330 mil estudiantes en todo el sistema de educación universitaria.

Este gobierno no ha allanado ninguna universidad como sí se hizo y fue práctica común  durante los cuarenta años de gobierno del puntofijismo (AD-COPEI). A las universidades no sólo se le negaban los presupuestos sino que el allanamiento y la ocupación de la Ciudad Universitaria era cosa rutinaria.  Fueron cientos los estudiantes acribillados por unas fuerzas de seguridad desaforadas que invadían los pasillos y las aulas universitarias. Este gobierno no ha  asesinado, torturado o desaparecido  profesores y estudiantes como se hizo durante la IV República por el bi-partidismo adeco-copeyano del cual ustedes son representantes.

Respecto al supuesto “cerco” presupuestario el gobierno bolivariano remite los recursos que las universidades demuestran requerir, a través de créditos adicionales y de auxilios financieros, pero al mismo tiempo exige rendición de cuentas transparentes. Cómo es posible que en las universidades se diga permanentemente que no hay dinero para funcionar y al final del año sobran los recursos de múltiples partidas que no se ejecutan en lo que se presupuestó y la UCLA es un claro ejemplo de lo que afirmo.

En relación al pago de los pasivos laborales, ello fue un anuncio del Presidente Chávez a principios de año y se tenía el 1ro. De mayo como fecha para hacer el anuncio definitivo del mecanismo de pago. Sin embargo, la mayoría de las universidades de AVERU han enviado la data de los trabajadores con errores, aun cuando se han realizado talleres y se ha instruido a las autoridades administrativas acerca de la manera de recolectar y remitir la data solicitada. Por ello consideramos que es una táctica intencionada de las universidades de remitirla con errores para evitar que se cancele dicha deuda, generando un mayor retraso y tratar de que los trabajadores tengan actitudes de protesta contra el gobierno. Ante ello, la FAPUV debe reclamar a las autoridades esa actitud.  Todavía ninguna universidad ha desmentido las aseveraciones que ha realizado la ministra Yadira Córdoba, ni la Directora adjunta de la OPSU, la Dra. Tibisay Hung.

En cuanto a las elecciones universitarias, acá se habla de esa manera tratando de impedir la real democratización de las universidades, puesto que no hay representación de obreros, ni empleados, ni de estudiantes. Las autoridades universitarias de las universidades que las  eligen, vienen violando de manera sistemática, tanto la Ley Orgánica de Educación como las sentencias reiteradas del Tribunal Supremo de Justicia. Muestran de esta manera el desprecio que en realidad sienten hacia el voto de empleados, obreros, estudiantes y de profesores instructores. En el caso de la UCLA tenemos  que todas las autoridades que están en el Consejo Universitario (autoridades rectorales y decanos, 10 en total).

Reitero que las luchas gremiales pueden continuar haciéndose. La Constitución permite la protesta, pero debe respetarse al sector estudiantil. Por último, la Directiva de la FAPUV también debe ponerse a derecho, ya que tiene vencido su período desde el año 2008, por lo que tienen 4 años de período vencido. Todo ello hace que sea una Directiva deslegitimada, por lo cual su capacidad de convocatoria, al igual que las asociaciones de profesores, sea tan escasa que deben recurrir sólo a los paros puesto que cada vez que llaman a alguna marcha o concentración ola asistencia de los docentes es realmente escuálida en el sentido real (y no político) de lo que significa esa palabra”.

Todo lo anterior lo expresé de manera vehemente y apasionada, sin olvidar el escenario académico-político que es el consejo universitario de la UCLA.

Como dice el periodista iconoclasta José Roberto Duque: “En Venezuela, quienes prestamos nuestros servicios como recabadores y difusores de información estamos haciendo propaganda al servicio de un proyecto de país, y del lado de allá los proburgueses están haciendo lo mismo pero en contra de ese proyecto de país…. Aquí quien viene a estas alturas a jugar al equilibrio y a la neutralidad es porque no sabe qué está sucediendo en Venezuela y el mundo…. yo estoy consciente de estar haciendo propaganda a favor de una Revolución y de un pueblo en rebelión, no me importa que se me note y no me quita el sueño en lo absoluto… Tiránico es desconocer que llegó el tiempo de los pueblos… pues es el tiempo que corre es el tiempo de la gente y sus muchas formas de expresarse y de difundir sus hechos vitales. (http://www.aporrea.org/medios/a145954.html).

Saludos solidarios y revolucionarios.

cegepeto2@yahoo.es

(*) Representante del MPPEU ante el Consejo Universitario de la UCLA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2083 veces.



Cécil Gerardo Pérez (*)


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: