La Patria es el hombre… ¡muchacho!

La Patria es el Hombre, muchacho

La Patria es el Hombre

A mi crucita de mayo

Con color de mariposas

Que los Hombres de mi Patria

Valgan más que to'as las cosas

Ali Primera

Cada día que avanza la campaña pre electoral, los venezolanos - incluidos los militantes de la oposición – han comenzado a comprender un poco más, porque fue seleccionado este muchacho con olor a “chayota” de la escuela de Tradición Familia y Propiedad (TFP) y del germen Primero Justicia (PJ), candidato a la Presidencia de la República.

La estrategia es muy sencilla y quizá nos la recuerda una canción que lo describe como “una chica o chico plástico de esos que van por ahí… con cara de yo no fui”. Es decir, el perfecto maniquí para venderlo como un producto a los venezolanos con musiquita y un slogan de “Un Nuevo Camino”; y además, tratando de endosarle frases rimbombantes como “El Huracán del Progreso” - porque el autobús se estrelló - o algunas cuñas del pasado como las del caminante aquel que “va de frente y da la cara” y diciéndole también “un flaquito que camina con cara de presidente” o colocándole una franela color naranja  para que diga: “si podemos somos mas”.

Si una cosa aprendió el pueblo venezolano es a no olvidar; muy a pesar de tener todavía la rémora de medios de comunicación manipuladores y alienantes que se empeñan en venderlo como un detergente o cualquier otro producto del mercado.

Los mismos publicistas saben que por mucha publicidad que se le haga a cualquier producto, estos se comprarán a la final sólo por su calidad y autenticidad;  ya que la mentira tiene patas cortas y los majunches o productos piratas de inmediato desaparecen del mercado.

Desde su selección en las primarias “chimbas” y su presentación en un burdo show televisivo, el candidato de la oposición - gracias a sus asesores - trata de enfrentar al candidato de la Patria.

Se ha puesto los más variados disfraces; incluso ha querido vestirse como el Comandante, hablar como el Comandante y tratar de hacer chistes como Chávez, pero no termina de convencerse de que él, es una mala copia y hasta le cuesta saber cual es su verdadera identidad porque en la realidad ha demostrado que sin un guión en las manos, sólo hace el papel de ridículo.

Si en Venezuela existiera una verdadera oposición, el sentido y la orientación de la actual campaña sería otro - a menos de que tengan un Plan B – porque en el debate de las ideas, que actualmente se maneja, da pena ajena en manos de un liderazgo de esta naturaleza. Dando por entendido, que pueden haber en nuestro país unos venezolanos mucho más inteligentes y con un mínimo de respeto por el pueblo, al cual dicen representar.

En definitiva, a pesar del esfuerzo y el dinero que invierte la oposición en este producto o cualquier otro que quisieran presentarle al pueblo venezolano, en la campaña electoral, deberán sincerarse porque no se le puede seguir mintiendo a un pueblo que ya escogió su camino de independencia y de participación protagónica, como nunca antes la había tenido en la historia republicana.

Si es verdad que todavía existe una cantidad de venezolanos manipulables, no es precisamente con un discurso farandulero como los van a conquistar. Los show del espectáculo duran muy poco y son sólo eso un show. Lo que está en juego en nuestro país y ante el mundo es el futuro de una Patria.

Es por este  concepto por el cual debe pasearse el majunche para que pueda entender; si es que le alcanzan las neuronas, que con un show televisivo de muchachos y con vedette de espectáculos, por muy buena que sea su producción, no se conquista a un país en revolución, ni mucho menos a una Patria a la cual no conoce, porque “La Patria es el hombre…¡muchacho!. 

arellanomt@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: