¿Por qué hemos votado por Chávez y seguiremos votando?

Porque nunca falla, porque cumple todo lo que promete. Porque es un líder honesto, porque interpreta al pueblo venezolano, si acaso hay alguna duda, entonces recordemos:

Prometió en su campaña electoral de 1998, refundar la patria,  para ello  le dijo a su pueblo, que convocaría una Asamblea Constituyente para crear una nueva constitución nacional. El 2 de febrero de 1999, cuando asume la presidencia de la república, decreta la convocatoria de una Asamblea Constituyente, y advirtió: “hacemos la revolución democrática o la revolución nos pasa por encima”.

El 25 de Abril de 1999 se celebra un referéndum constitucional para convocar la Asamblea Constituyente, este referendo se aprueba con el 92% de los votos. El 25 de Julio de 1999, se eligió  en libérrimas elecciones, a los integrantes de la Asamblea Constituyente. El polo patriótico que apoyaba a Chávez conquistó 121 escaños delo 128 en disputa.

Prometió hacer lo necesario y, más para, que el pueblo venezolano decidiera mediante un referendo, la nueva Constitución Nacional, que seria el marco de la refundación de la patria, y presentó al pueblo junto con la Asamblea Constituyente el texto de la nueva Constitución, donde estaban plasmados todos los cambios prometidos. Entre otros cambios, estaba el nombre de Republica Bolivariana de Venezuela, la adición de dos podres públicos (el moral y el electoral), a los tres existentes –Ejecutivo, Legislativo y Judicial-, la ampliación del mandato presidencial a seis años, la sustitución del Congreso Nacional bicameral, por una Asamblea Nacional única con 165 diputados que seria elegida para un período de cinco años, y otros cambios de vital importancia. El 15 de diciembre de 1999, la nueva constitución nacional es aprobada en referéndum y, es promulgada solemnemente por la Asamblea Nacional Constituyente. Otra promesa cumplida por Chávez, y con ella comienza la refundación de la patria.

Prometió también, el presidente Chávez emprender una profunda y radical reforma en PDVSA, para erradicar la corrupción, y una gestión dirigida a privatizar la empresa estatal.  En esos primeros tiempos del gobierno de Chávez  el fisco nacional estaba muy comprometido, si tomamos en cuenta que el precio de venta del barril de petróleo estaba por el orden de 7 dólares por barril. Y como la empresa estaba prácticamente vendida, el presidente comenzó un lucha titánica con la dirigencia vende patria de PDVSA, quienes  actuaban como un estado  dentro del estado venezolano, par revertir esta situación. Para ello emprendió audaces medidas como  levantar los precios del petróleo, mediante políticas de acercamiento y negociaciones con los demás miembros de la OPEP, para establecer una banda de precios y una reducción de la producción petrolera. Acuerdos estos que logró el presidente con una eficiente negociación. Los buenos resultados, pronto se pudieron disfrutar, aun cuando el presidente   seguía luchando contra la dirigencia  vende patria, el pueblo venezolano, si notaba, los cambios producidos por el accionar de la responsabilidad de Chávez con su palabra empeñada.

Es mucho lo que ha prometido el presidente Chávez y mucho lo que ha cumplido, pero se necesita más espacio del que tenemos, por ahora. Dejaremos para futuras ocasiones la referencia a esas otras promesas y logros. Por ahora queremos referirnos a otras razones por las cuales hemos votado y seguiremos votando por el presidente Chávez. El presidente es un luchador que tiene, no solo la decisión de ganar, sino que es un ganador nato, que convierte en victoria, cualquier aparente derrota. Recordemos esta vez:

El 4 de abril de 2002 ante el fracaso de la rebelión militar, reconoció la derrota y la convirtió en victoria cuando asumió su responsabilidad y aceptó el eventual fracaso,  con ello inspiró esperanza en el la conciencia del pueblo. Con su celebre “por ahora”, le prometió a venezolano, que la lucha seguiría. No, nos ha defraudado y, estamos bien seguros que nunca nos defraudará.

Porque es un ganador, aun cuando este aparentemente vencido. Recordemos,  una de sus primeras victorias. Cuando estando preso en la cárcel de Yare por allá en el mes de mayo de 1993, el Congreso Nacional,  suspendió al presidente Carlos Andrés Pérez, del cargo de presidente de Venezuela. Dígame, sí eso, no es un triunfo, ¿acaso no era ese el objetivo de la rebelión militar del 4 de febrero de 1992?

Otra muestra de triunfo: Cuando todos creían que estaba perdido, regresó como el Ave Fénix, sucedió el 13 de Abril de 2001, cuando de la mano del pueblo, que es el mismo Chávez y, que se retro alimenta con él, lo trajo de regreso a la vida y al cargo, para el cual ese pueblo lo había elegido.

Sí, las derrotas convertidas en victoria antes descritas, le parecen insuficientes. Les puedo contar otra. Cuando, la derecha opositora  consiguió, con mucho esfuerzo y mucha trampa, las firmas necesarias para convocar el referéndum revocatorio contra Chávez. Bien, ahí también, Chávez volvió a romper los esquemas, y una tarde, en un alarde de  estadista y político de estatura mundial, convirtió otra supuesta derrota en una victoria, hecho consumado con un clamoroso éxito en el referéndum revocatorio.

Intentaremos en otra oportunidad explayarnos en más razones ciertas para seguir eligiendo a Chávez y los revolucionarios.

¡INDEPENDENCIA, Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

wiliancastillop@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1538 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a144698.htmlCd0NV CAC = Y co = US