Carneiro:“El poder es para servir y no para ser servido Prefiero ser útil más que importante”

Los hombres entran en la historia cuando su obra trasciende.  Y la obra trasciende cuando sus beneficios son colectivos, cuando su alcance social cubre a todo el mundo. El que anda en rebaño nunca trasciende.  Trasciende quien rompe paradigmas. Trasciende la obra de Carneiro cuando decide construir la autopista Mare Abajo-Punta Gorda, con saneamiento incluido de los humildes sectores adyacentes a la vía; cuando construye modernas y funcionales paradas del transporte colectivo; cuando rescata de las calles varguenses y recupera a más de dos mil indigentes y los convierte en personas útiles a la patria; cuando enfatiza su labor como Gobernador en cambiarle la cara a Vargas y convertirla en un  destino turístico agradable, seguro y bonito tanto para lugareños como visitantes. Y tantas obras más

 El empeño de Carneiro por sanear y embellecer los espacios públicos de Vargas es inobjetable. Esa labor la inicio, primero, en su campaña interna por obtener la candidatura del PSUV y, después, durante su trabajo para obtener la Gobernación. Más que campañas aquello eran operativos de trabajo. Recuerdo cuando activó la remoción, recolección y disposición final de todos los escombros depositados en La Costa, desde Mamo hasta Caruao, que perturbaban la visual de tan hermoso panorama marino. Eran miles y miles de toneladas vertidos en la orilla de la playa desde hacía varias décadas y que en dos meses Carneiro los desapareció de la orilla de la playa.

 Después. Ya posesionado del cargo prosiguió su encomiable labor de mejorar el ambiente varguense. Recuerdo también cuando realizó un operativo arrechísimo con los vecinos encabezados por Alfredo Laya en la limpieza del sector playero Mare Abajo-Punta Gorda.

 Y es que se necesita ser bien mezquino para desconocer el enorme trabajo que hacho el Gobernador Carneiro por sanear y embellecer a Vargas, por hacerlo más “vivible”. Por eso Vargas hoy por hoy, según tirios y troyanos, es el estado con mejores espacios públicos. Por eso la gente dice hoy “Que cambiada y que bonita está La Guaira”.

 El saneamiento ambiental y embellecimiento de Vargas tiene doble moral por cuanto quienes se han encargado de realizar esos trabajos son hombres y mujeres indigentes rescatados y recuperados por Carneiro ayudado por los muchachos de la Fundación Oasis y el pastor Freddy Romero. Hoy no hay indigentes en la calles  y los espacios públicos están saneados y embellecidos.

 El mejorar de manera considerable la estética y el ornamento de Vargas ha elevado la visita de temporadistas a la región. Tanto que ahora todo el año es casi temporada alta. Todo el mundo quiere ir a Vargas darse un baño de playa, a degustar un sabroso pescado y a pasear por sus calles, plazas, parques y jardines limpiecitas.

 Carneiro es un amante de la limpieza, del saneamiento, a la recreación  y a la organización. Eso lo ha demostrado hasta la saciedad. Uno de sus últimos ejemplos en es ese sentido es la construcción e inauguración de la Plaza Bolívar que, a juicios de tutirumundachi, es una tronco e plaza y una de las mejores de Venezuela. Cuenta con caminerías, jardinerías, bancos, árboles, heladerías, réplicas de casas coloniales, de una vieja gasolinera. En un área de la plaza funcionan la Secretaria de Seguridad, las oficinas del 171 y hasta un personal preparado para atender a los visitantes.

 -“Toda Vargas se la pasa en la plaza y todo bien limpiecito y en orden”, me dijo un fotógrafo que trabaja con el pastor Freddy Romero.

 En sus reuniones con el personal a su cargo el Gobernador Carneiro suele decir “El poder es para servir y no ser servido. Prefiero ser un hombre útil más que importante”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1635 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: