Nuestra juventud tiene memoria

A nuestra juventud mayor de 18 años hay que hacerle saber, que lo sucedido el once y doce de Abril del 2002, fue una emboscada criminal contra el pueblo venezolano, practicada y ejecutada en un efímero gobierno que en un tiempo corto fatal, fue negación y tristeza.

Sus protagonistas al llegar a Mira Flores se creían seguros del control del País. De inmediato comenzaron hablar de una supuesta democracia y libertad, lo que fue una quimera y una sola mentira, que el pueblo no tolero y de inmediato se lanzo a la calle a rescatar a su presidente dónde la felonía gorila lo tenia secuestrado en la isla de la Orchila por orden del dictador Carmona Estanga, sin saber la suerte que corría.

No acierto a definir este grado de horror, esos matices de la compasión más insultante para la generosidad que la absoluta indiferencia en el campo de la crueldad y la barbarie, practicada por los 5 sembradores de la muerte. Carmona, Ortega, Peña, Leopoldo López y Capriles Radonsky, quienes reprimieron y masacraron a un pueblo que defendía a la constitución y su presidente.

Esos cinco barbaros surtieron de armas y balas a los Franco- tiradores que ellos mismos instalaron en cercanía de Miraflores para asesinar a un pueblo que solo cargaba en sus manos la Constitución Bolivariana.

Estos Alcaldes fueron protagonistas de esa masacre y cruento golpe de Estado. Ellos facilitaron sus policías para perseguir y linchar a todo aquel que se identificara con la Revolución Bolivariana. Ellos estaban confiados en la imposibilidad de contar con líderes de ideales patrióticos dispuestos de pagar con su vida la defensa y la integridad física de su presidente y la soberanía de la patria.

El pueblo conocía la debilidad de estos traidores demostrado el 13 de Abril, que al primer grito de rescate de Mira Flores huyeron despavoridos como ratas, abandonando el Palacio. Son los mismos que hoy sueñan volver a gobernar este gran país.

Ellos no se han dado cuenta que están condenado a la impotencia de lideres dispuestos a morir por el bienestar de su patria.

A estos golpistas de abril, la ambigüedad de sus sueños y la incertidumbre de sus aspiraciones, surge como una sombra de horror. Todos los fermentos y veneno del odio, contra la revolución que acumularon contra la dirigencia gubernamental y contra el pueblo que estaba defendiendo al Presidente Chávez en el Palacio de Miraflores, le hizo saltar las pupilas, al ver cegadas sus esperanzas de arrebatar la cinta presidencial del líder único e indiscutible de esta revolución HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS.

Patria socialista; VIVIREMOS y VENCEREMOS ¡

rangeljuan1@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1269 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor