La justicia siempre en crisis

Con el caso del Ex magistrado Eladio Aponte Aponte, vuelve a poner en evidencia la crisis de la corrupción de la justicia venezolana, que desde la época de la independencia ha existido. Algunos políticos irresponsables han señalado “que el caso destapó una de las ollas podridas mas grande de nuestra historia”. ¡Que hipocresía! Se olvidan de la sentencia sustentada en la teoría del vacío de poder.

Para hacer la historia corta, señalo la situación de inestabilidad jurídica, ocurrida en el último gobierno de Carlos Andrés Pérez, que fue una constante durante los cuarenta años de los gobiernos de Acción Democrática y Copei. Era Fiscal General de la República Ramón Escovar Salom, en su tercer año de gestión 1991, presentó su informe con el siguiente título: “En Venezuela el ciudadano es un desvalido”.

Sus críticas: “Sin un Poder Judicial autónomo y vigoroso las instituciones democráticas de Venezuela continuarán siendo débiles e inseguras. El combate contra la delincuencia supone la movilización de la sociedad. Las actuaciones de la policía y del Estado deben atenerse a la ley y al respeto que los derechos humanos y de las garantías de los ciudadanos. Es urgente en Venezuela la formulación de un orden público democrático”

Diario El Universal 27/01/91, en página central completa, titulaba: Carta del Fiscal General de la República al Presidente de la República, señalaba: Venezuela carece de política criminal. Es urgente e indispensable reconocer que la seguridad personal es el primer problema nacional. Es necesario combatir el delito con eficacia. Es creciente la participación de los menores en la ejecución de innumerables hechos irregulares como drogas, pornografía y prostitución. Venezuela está en situación de emergencia ante la delincuencia.

Debemos recordar también, el Manifiesto de los Notables lideralizado por el Dr. Arturo Uslar Pietri quien envió una carta a la Presidencia; en esa misiva, entre otras cosas, aseguraban que se hacía necesario el cambio del sistema político venezolano, sustentado en el Pacto de Punto Fijo. Luego, en otra carta, insta a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia a renunciar. Éstos renuncian. Por último, solicitan la destitución del Presidente Carlos Andrés Pérez. Y, en efecto, la Corte Suprema de Justicia ordena a aquél que se separe del cargo.

Por todas estas crisis institucionales vividas por el país, es que el Presidente Hugo Chávez insurge el 4/2 /94 y se inicia un Proceso Constituyente que no ha finalizado. Debemos resaltar que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela aprobada el 20/12/99, en su Exposición de Motivos deja aclarado la crisis del Poder Judicial, cuando señala: “ Como una de las implicaciones del Estado democrático y social de Derecho y de Justicia en que se constituye a Venezuela por obra de la Constitución, y con el fin de erradicar uno de los principales problemas de la Nación venezolana, en virtud del cual el Poder Judicial se caracterizó por su corrupción, lentitud e ineficacia y, especialmente, por restringir el acceso de la población de escasos recursos a la justicia(…)”.

En ese proceso de cambio nos encontramos actualmente, pero como dijo: Albert Einstein (1870-1955) "¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio." Continuamos buscando los jueces idóneos que cumplan con las "Cuatro características de un juez: Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente."Sócrates (469-399 a. de C.), filósofo griego.

germansaltron@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1192 veces.



Germán Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a142511.htmlCd0NV CAC = Y co = US