La campaña electoral de un hombre sin principios éticos i delitos recientes que no prescriben o no se olvidan

Una voz femenina i amiga, me llamó indagando ¿Roberto,  qué sabes tú de la salud del presidente? (Chávez). Estaba preocupada. Me dicen que está grave en Cuba, i por eso no figura en nada en estos actos recordatorios, luego de cumplida una década de los terroristas sucesos del Golpe de Estado de abril del 2002 i luego el Paro Petrolero, perpetrados por una oposición sin juicio, traidora i sometida a los designios del Imperialismo del Norte; gobiernos de corte fascista que no se preocupaba por nosotros, mientras tuvimos presidentes títeres, lacayos, i corruptos i las trasnacionales i el Departamento de Estado hacían lo que les venía en gana, hasta que llegó a la presidencia por el voto popular, un hombre de verdad, con la dignidad de Castro, Medina i Gallegos, pero con la fortaleza del soldado de pueblo i formación militar, más los conocimientos suficientes de la vida empobrecida del país i con ideas claras de cómo revertir las cosas i oponerse a los designios venidos desde Washington, donde también un presidente títere i guerrerista, obedecía a las transnacionales que dominaban o dominan, i contaminan al mundo. Supuse que tal vez había escuchado mi amiga o tenía como fuente informativa, al hombrecito mediocre boca de albañal o de tacho de basura podrida que se llama Nelson Bocagrande, tal vez repitiendo lo que tal vez sigue diciendo un médico venezolano sin ética ni conocimientos, el tal Rafael Marquina, a quién le enseñó el espíritu de José Gregorio Hernández, cómo viajar en espíritu i ser médico de cabecera e Hugo Chávez, sin que nadie lo vea o lo note.

    A ello la respuesta no pudo ser mejor. El presidente Chávez regresó anoche mismo e hizo una rueda de conversación con sus amigos (en cadena, creo), durante el programa de LA HOJILLA (el bastión de defensa más firme i poderoso de la Revolución)  donde  al Comandante, le vimos en excelente estado i recordando, opinando i enseñando historia i pensamiento bolivariano, como siempre. El hombre firme, sensato,  de una sola palabra siempre en la vida  –jamás le hemos visto retroceder i cambiar la rectitud de su pensamiento i su verbo, como lo señaló acertadamente, el vice-presidente Elías Jaua− uno de los colaboradores más leales, eficientes i ético en su proceder, con quien cuenta, para bien de la patria. Lo mismo todos los que allí estaban reunidos, especialmente, el hombre de la experiencia i la rectitud ciudadana por excelencia, como José Vicente Rangel, único venezolano a quien he dado mi voto para la presidencia, naturalmente con excepción de Chávez.

     José Vicente, Iris Varela (para mí una mujer excepcional, inteligente i valiente) Nicolás Maduro, Giordani, los militares presentes, entre ellos el ministro de Defensa, concluyeron que el más notable, firme i leal apoyo que tiene el Comandante de esta Revolución ya identificada con el socialismo, es el pueblo de Venezuela. Ese pueblo que fue sorprendido por un golpe militar planificado con mucha antelación i con múltiples colaboradores del extranjero (Especialmente Estados Unidos i España; la España a la que cantó Andrés Eloy Blanco, mejor que todos sus poetas) i en el interior, especialmente Fedecámaras, la Iglesia en cogollo que avergüenza a Cristo (CEV), i toda la oligarquía de mala cepa o radical, existiendo quizá excepciones; ese pueblo −repito−, sin estar preparado para la traición i la desestabilización, pudo, junto con militares leales (pueblo armado) implantar un record o marca (como dice mi amigo Tito, debe escribirse) de aplastar a los golpistas, corruptos i mediocres, en apenas 48 ó 72 horas. Sin embargo, durante tan breve tiempo, le vimos la cara al nazi-fascismo, i si la cosa llega a durar siquiera tres días, hubiese sido una masacre. Por todo esto, es para mí, i millones de venezolanos que, un golpista de llamativo protagonismo en el golpe, violador de una embajada i consentidor de los más terribles desmanes; vejador de personalidades como Rodríguez Chacín i Tarek William Saab, ladrón en la alcaldía de Baruta i muchos otras fallas humana, desprovistas de moralidad, ética i  destructor de derechos humanos, pueda ser un candidato presidencial. I en otra oportunidad, dedicaré algún artículo a señalar la afrenta que eso significa para la nación, para los hijos de Bolívar. I a los neurólogos, psicólogos i psiquiatras, darnos un diagnóstico veraz i sincero, sobre este personaje siniestro i alocado.

robertojjm@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1792 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a141708.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO