¿Qué caminos existen para la integración Sur-Sur?


“África y la cooperación con el Sur desde el Sur”, coordinada por el congolés Mbuyi Kabunda, es una obra de consulta obligada para quienes quieran tener una visión sobre estos complejos procesos políticos contemporáneos
 
ACTIVISMO CRITICO Y ALTERNATIVAS



 
 

Acaba de salir en España, un libro bajo la coordinación de uno de los intelectuales más brillantes y críticos de la África subsahariana contemporánea. Se trata del congolés Mbuyi Kabunda, quien se desempeña como catedrático de algunas universidades europeas y africanas. Su obra, África y la cooperación con el Sur desde el Sur, es una invitación crítica a las relaciones intra-África, el despojo del Norte y las relaciones entre África y América del Sur. Este libro es una prueba de la búsqueda de conexión entre pensadores, activistas y académicos de América, Europa y África para establecer senderos desde una perspectivas distintas como están acostumbrados los "cabezas pensantes” euroamericanos a definir las líneas por donde los países del Sur deben trazar sus líneas de desarrollo.
 
Varios son los autores que dejan sus testimonios irreverentes reflexivos en este texto lleno de datos, informaciones de primera mano así como de vivencias en estos complejos procesos políticos contemporáneos. Este texto es una comunión entre el activismo, la crítica y la construcción de alternativas, que tal vez no serán escuchadas por quienes tienen el poder en sus diferentes dimensiones, pero como intelectuales salvan sus responsabilidades sobre el futuro del planeta.

 


 
Los Límites de la integración
 


Después de los procesos de liberación en África subsahariana se comenzaron a ensayar instrumentos de integración, desde la Organización de la Unidad África (OUA), hoy Unión Africana (UA), hasta la NEPAD (Nueva Alianza para el Desarrollo en África). La intraregionalización también ha intentado ponerse en práctica a través de organismo como la Cedeao (Comunidad Económica de los Estados de África Occidental), la Sadec (Comunidad Económica de África Austral), Ceeac (Comunidad Económica de los Estados de África Central), EAC (Comunidad de África Oriental) y Comesa (Mercado Común de África Oriental y Austral), SACU (Unión aduanera de África Austral), entre otros, algunas veces, según Kabunda presentan contradicciones ante hechos y conflictos que suceden en África, como el caso de Libia, sin embargo ante golpes de Estado que violentan los órdenes constitucionales establecidos se cierran en fila común, como en el caso de Madagascar o el reciente golpe en Mali. Dos de estos bloques regionales sólidos han sido la Cedao y la SADC, encabezadas por Nigeria y Sudáfrica, aunque Angola hoy tiene la presidencia de esta última. La Cedao ha promovido la cooperación económica, la creación de un mercado común, la libre circulación de sus ciudadanos. Mientras la SADC subraya la armonización de las políticas de desarrollo así como en el área de defensa y seguridad. Sudáfrica representa el 75% del PIB de los países de la SADC. Estratégicamente, Nigeria, Sudáfrica y Angola son los países en África subsahariana de mayor ubicación geopolítica y sostenibilidad, de ahí que Estados Unidos recientemente haya lanzado una ofensiva diplomática, económica, política y militar hacia estos tres países.
 
La complejidad de la integración, según Kabunda, difícilmente podría convertirse en una base sólida de la cooperación Sur-Sur sin encontrar un firme sustento de cooperación con los países africanos. Otras de las colaboradoras, Susana Tello, expresa que el fracaso de la mal llamada África francófona, lo marca la denominada franciafrica. “La actuación criminal de Francia en África contemporánea –en su parte oculta, esconde, un mundo sin leyes de desvíos financieros, criminalidad política….”




Del otro lado del Atlántico


Es desde el otro ángulo regional que pensadores como el cubano David González, da tremendo acierto en los senderos África-América cuando expresa: “y en la medida en que el agotamiento de ciertos recursos naturales vuelve agudizar los antagonismos entre los países del Sur y el Norte capitalista, va cobrando cada vez mayor importancia el fortalecimiento de los vínculos Sur-Sur”. Es ahí el punto de intercepción en la redimensión de la cooperación África-Suramérica con las dos cumbres realizadas entre ambos continentes, en Abuya (Nigeria 2006) y Margarita (Venezuela, 2009). Se aspira que la tercera se realice este año 2012 en Malabo, Guinea Ecuatorial. Por otro lado el Benines Maguemati Wabgou, aborda el tema de la cultura como un hilo conductor de la continuidad de África en America Latina, “resaltando las interacciones y las relaciones culturales como base sociopolítica de las poblaciones afrodescendientes. En nuestro trabajo, presentado en este texto donde abordamos el subtema "África-América: cómo entendernos desde el Sur-Sur", comenzamos con un proverbio kongo que dice “copiando a todos los demás todo el tiempo, el mono un día se cortó su propia garganta”, y en el fondo se trata de un reto que tenemos los pueblos del Sur en la elaboración de una agenda con soberanía, independencia y sobre todo mucha fortaleza espiritual, la protección del “alma” irreductible para la transformación planetaria. Abordo los intentos y esfuerzo desde el proceso bolivariano, en primer lugar la integración en nuestro continente y luego la importancia de haber colocado en nuestros proyectos a corto, mediano y largo plazo la construcción de un mundo multipolar donde África juega un papel determinante. Los trabajos de Iraxi Bello pone la clave en las relaciones China y África como un actor clave, tanto para China como para África. Jairo Baquero y Alejandra Doria ubican las relaciones en la crucial globalización perversa que viven nuestro pueblos. Este texto bajo la coordinación de Mbuyi Kabunda debe ser objeto de consulta para los estudiosos serios de las relaciones Sur-Sur entre África y América del Sur.

 



TIPS BARLOVENTEÑOS AFRICANOS


**** Esto lo dijo Julyus Nyerere unos de los padres del concepto Sur-Sur:“Nosotros los dirigentes actuales, y también los futuros, debemos ser de los que no preguntan qué vamos a comer o qué nos van a dar. Sólo seremos libres cuando pongamos al pueblo por delante de nuestros propios intereses.”

 

jesuschuchogarcia@hotmail.com

 


**** Hoy más que nunca debemos recordar al líder africano de Burkina Faso, Thomas Shankara, cuando dijo:"No soy un Mesías ni un profeta. No detengo ninguna verdad. Mi sola ambición es una aspiración doble: primero, poder, en lenguaje simple, el de la evidencia y de la claridad, hablar en nombre de mi pueblo, el pueblo de Burkina Faso; en segundo lugar, llegar a expresar también, a mi manera, la voz del «Gran pueblo de los desheredados», los que pertenecen a este mundo que maliciosamente se bautizó como Tercer Mundo..... Estamos en la línea de los grandes cambios que transformaron el mundo."


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2277 veces.



Jesús Chucho García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: