Espejo de tristeza en la estructura jurídica

Atendiendo el llamado de mi conciencia y no al bendito estatus social, según el criterio de muchos doctrinarios y/o estudiosos de los extractos sociales, donde la etiqueta vale más que la conciencia y la prestancia va por encima de la moral y las buenas costumbres, y a riesgo (¿Qué es una raya mas pa´un tigre?) de poner en riesgo mi futuro profesional, en este escrito me voy a lanzar un “vola´o” con mi realidad, es decir, nuevamente “me voy jugando a Rosalinda”.

Voy a empezar me relato muy jocosamente, porque la justicia es una vaina muy seria, para dejarla en mano de unos profesionales u operadores y/u operadoras de la justicia, que solo velan por sus bonos de fin de año, que son algo más que cuatro meses de aguinaldos sin hacer el mayor esfuerzo que levantar la mano para aprobar el veredicto de alzarse los sueldos y los salarios…jajaja es echando vainas, se bajaron los sueldos, pero los viáticos se los aumentaron jajaja otra vez la cague jajaja.

Ahora hablando muy en serio, como serio es el caso ¿será que algún técnico jurídico o alguno de nuestros legisladores, me podrían llegar a darme una interpretación de algunas cosas de nuestro ordenamiento jurídico actual vigente? Y es que lo necesito con suma urgencia debido a varias cosas; pero primero que nada, permítanme por favor, referir algunos postulados legales vigentes en la actualidad (¿será un pleonasmo esto?), bueno, lo cierto del caso es el siguiente:

Primero: en nuestra carta magna (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela) expresa taxativamente en su artículo 49 numeral 5 que: El debido proceso se aplicará a todas las actuaciones judiciales y administrativas; en consecuencia: (…).-5 Ninguna persona podrá ser obligada a confesarse culpable o declarar contra sí misma, su cónyuge, concubino o concubina, o pariente dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad. La confesión solamente será válida si fuere hecha sin coacción de ninguna naturaleza.

Segundo: el Código Civil de Venezuela no indica en su artículo numero 4 lo siguiente: “A la Ley debe atribuírsele el sentido que aparece evidente del significado propio de las palabras, según la conexión de ellas entre sí y la intención del legislador.

Cuando no hubiere disposición precisa de la Ley, se tendrán en consideración las disposiciones que regulan casos semejantes o materias análogas; y, si hubiere todavía dudas, se aplicarán los principios generales del derecho”.

Y; tomando en consideración algunas teorías jurídicas donde se sostiene que las personas indicada para darle una justa y especifica definición a las normas jurídica, son las personas que crean las normas ¿Qué más que nuestros legisladores para que nos desenrollen ese estopero jurídico?

Ahora bien, más allá de una crítica jurídica metodológica y científica, quiero expresarme como un simple miembro más de la sociedad colectiva, para ver si encuentro el rumbo perdido en este mar de consideraciones legales, es decir, para que alguien aplique la hermenéutica jurídica y que por favor me explique o me le dé respuesta a mi gran incertidumbre en cuanto a la interpretación jurídica de nuestras normas legales vigentes. Es por ello que me voy a remitir de manera atropellada, pero, desde mi realidad objetiva, a lo siguiente.

Tenemos una ley orgánica, que le otorga una gran e infinita protección al derecho de la mujer a una vida de ¡VIO-LEN-CIA!, luego entonces este cristiano no ha llegado a comprender, como es que la propia Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, no haya prevenido o haya derogado el artículo 421 del Código Penal, pero mucho más allá de esto, está el hecho de que, como puede ser posible que con todo los cambios sociales y jurídicos que ha venido propulsando y propiciando nuestro camarada comandante en jefe HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, no se haya tomado en cuanta esta situación con ese vendito artículo 421 del Código penal.

 

Es muy probable que esta crítica jurídica solo sirva para truncar mi ascenso a las altas esferas del poder judicial, pero de verdad necesito saber ¿Qué pasa con los legisladores que no han hecho nada para tratar de explicar esta situación?

 

 

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1795 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: