El doble filo de La Hojilla hirió a sus conductores

El cierre de La Hojilla por parte de sus conductores nos demostró a todos que La Hojilla tenía doble filo. Si recordamos la histórica hojilla de afeitar usada como logotipo del programa, era previsible que su uso para otros fines menos el de cortar barbas podían producir heridas en los dedos de quienes la utilizaron. La Hojilla infirió heridas que cortaron las voces de sus conductores tal y como lo prevenía su logotipo.

Sus conductores a quienes les tengo gran aprecio y consideración, nunca se imaginaron que ese formidable instrumento cortante les mutilara su propia voz. La razón a mi modo de ver es que se les escapó de las manos el tremendo éxito e impacto de La Hojilla desde su creación, donde desnudaron y combatieron con alta efectividad a los medios televisivos de la oposición los cuales han desestabilizado y continúan desestabilizando al país.

El lenguaje humorístico y coloquial de Mario. Eileen y Néstor y la agudeza de sus análisis de los videos, logró altos rating nunca esperados por sus autores ni por “la fauna” (léase VTV). El pueblo venezolano vio en La Hojilla una trinchera para romper el cerco mediático de TV de los medios de oposición que fueron coautores del golpe de Estado, del golpe Empresarial, del golpe Petrolero, del golpe Financiero, del golpe Ético, contra Venezuela y contra todos los venezolanos. Pero ese doble filo de La Hojilla hizo estragos dentro del trío dinámico, por los micromonstruos humanos que denunció Néstor. El doble filo de La Hojilla separó a sus protagonistas y eso ocasionó la errónea decisión de cerrar el programa cortando sus voces.

Pero sus conductores se equivocaron al pensar que cerrando el programa resolvieron el problema. Ese dicho de “muerto el perro se acabó la rabia” no valió en este caso. No valió porque la “rabia” no es del “perro” o sea de los creadores de La Hojilla. La “rabia” es del pueblo venezolano el verdadero “perro”, que se quedó sin su tribuna La Hojilla. En efecto, La Hojilla nunca fue de sus autores, La Hojilla era del pueblo y sus conductores se debieron a él. No proseguir lo que empezaron es deserción. El pueblo clama en silencio escribiendo mucho por aporrea, enviando mensajes, reclamando el retorno de La Hojilla.

Por tanto queridos amigos Mario, Eileen y Néstor, échense mercurocromo en las heridas que les profirió a ustedes La Hojilla y salgan de nuevo al aire, teniendo presente para el futuro que La Hojilla corta a quienes la usan sin protegerse adecuadamente. Recomiendo a ustedes “usar guantes” en la nueva versión de La Hojilla que seguramente vendrá. El Matadura, Miguel Ángel, Mingo, Giusti y otros patrimonios de La Hojilla hay que rescatarlos, además, el Presidente Chávez quién ha sido fiel televidente de ustedes, se alegrará conocer el retorno de La Hojilla. No dejen ese patrimonio huérfano.

Finalmente quiero recordarles a la “fauna” representada por Venezolana de Televisión, que los emblemáticos programas La Hojilla y Dossier, a ojos del pueblo pueden representar los mejores alfiles de difusión de las verdades que los medios televisivos opositores ocultan, tergiversan y manipulan para los intereses extranjeros y antivenezolanos. Por tanto VTV Canal 8 debe coadyuvar y preservar a estos dos emblemáticos programas de noticias-opinión como parte importante de la reserva civil para la Defensa Nacional ante las agresiones antivenezolanas. Saludos a la “fauna” ahora con la próxima salida a Telesur el 24 de Mayo próximo con nuestros mejores deseos de éxito.

(*): Ingeniero Civil, M.Sc. CIV No. 8511

jairolarottas@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5023 veces.



Jairo Larotta Sánchez(*)

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: