Fortalecer la estrategia comunicacional, superar los egos; ¡Vacilar es Perdernos!

Según Oscar Schemel: Chávez ganaría hoy con 50% contra 34% de la oposición. Según este sondeo de Hinterlaces, el 64% de la población valora como positiva la gestión del presidente Chávez. De acuerdo al último sondeo de GIS XXI: 63 % de los venezolanos considera muy buena la gestión del presidente Chávez.

Aunque las encuestadoras, en mi opinión, suelen ser muestras sujetas (en muchos casos) a la subjetividad de la coyuntura, manipulables en muchos casos según los intereses de las mismas, significan un indicador importante, un mecanismo legitimado en la democracia. Este es el motivo real, de las últimas acciones violentas de la contrarrevolución, que anda desesperada, generando rancias matrices de opinión, intentando colocar en el imaginario colectivo, la sensación de ingobernabilidad de la revolución bolivariana y de su comandante Chávez. Una campaña basada en los manuales de “Guerra no Convencional” de Estados Unidos, que a través de la mentira, el financiamiento, la tergiversación, el acoso ideológico a todo el que se le ocurra denunciar sus pretensiones, buscan generar las condiciones para un escenario irregular favorable a la oposición contrarrevolucionaria. Por eso es que andan convirtiendo el denominado “Plan B”, de desestabilización y caos insurreccional, en su única opción para impedir la gran victoria popular del 7 de octubre del 2012.

Hay una necesidad imperiosa por parte de los encargados del marketing político de Capriles, de mostrarnos un personaje saludable, joven, capaz de reconciliar lo irreconciliable (las clases sociales); un superhéroe que se razona, por encima de la sociedad venezolana, levantando las banderas del progresismo y el viejo discurso empolvado del desarrollo, estrechamente vinculado con los acuerdos de Bretton Woods y el saqueo neoliberal sistemático de nuestros pueblos. Todo esto, vinculado y articulado (en contraposición), a través de una campaña basada en rumores, que nos muestran un presidente Chávez, supuestamente incapacitado para gobernar, terminalmente enfermo. Por supuesto, que esta campaña psicológica, no está dando los resultados esperados para la contrarrevolución, esto queda demostrado, ante las inmensas movilizaciones del pueblo revolucionario, que desde distintos Estados, han manifestado su solidaridad y su compromiso firme y categórico, con la revolución bolivariana y su comandante Chávez, como su dirigente legitimado en el tiempo.

Debemos fortalecer nuestras estrategias comunicacionales, no caer en las trampas ideológicas impuestas, no dividir los esfuerzos revolucionarios en diatribas que favorecen a la contrarrevolución y la fortalecen. No dividir en bloques las fuerzas de la revolución, superar los egos y los intereses personales. Debemos concentrar nuestras energías en el debate de las ideas, en confrontar la ideología del enemigo de clase, en fortalecer y explicar la importancia, incluso de vitalidad mundial, de nuestro proyecto socialista y revolucionario, liderado por el Comandante Chávez. Debemos seguir desnudando, la propuesta entreguista, foránea, lacaya; que solapadamente, pretende ser presentada por el candidato de la contrarrevolución.

¡Vacilar es perdernos! ¡Viva Chávez! ¡Viva la Revolución Bolivariana!

adaleduardo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1817 veces.



Adal Hernandez


Visite el perfil de Adal Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: