Nuevos conductores para La Hojilla ya!

La Hojilla, o mejor dicho, el espacio televisivo que derrotó contundentemente, con la ayuda del enorme contingente de sus usuarios, la manipulación mediática, debe volver. No importa ya si con sus mismos protagonistas de ayer, eso es lo de menos, ya que ellos mismos saltaron por la borda y nos dejaron a merced del adversario. Si con sus delirios de grandeza se van a otros espacios, que triunfen, no está en mí odiarlos, por el contrario. Pero me han dejado con un profundo desencanto por no haber estado a la altura del compromiso que con todos nosotros, sus usuarios, tenían. En fin, ésa ya es historia vieja. Lo que no podemos permitir es quedarnos desamparados en la batalla comunicacional, el Presidente Chávez no se lo merece.

Me niego a que le cedamos esa trinchera al adversario. VTV tiene la responsabilidad social para con sus usuarios de mantener en el aire, auque sea con otros conductores, un espacio que desmonte la hostil campaña que a diario, y desde muy tempranas horas, montan los medios privados en contra de la República Bolivariana de Venezuela. Todos tenemos que unir nuestras voces de consenso para lograr que lo que una vez se llamó la hojilla, vuelva para enfrentar al “matacuras” y a tantos otros en su campaña de intrigas contra el pueblo, quienes somos, en resumidas cuentas, el blanco de todas las maldades que a diario se tejen contra el gobierno.

No podemos darnos el lujo de que el angustiante lamento de García Ponce, aquel fatídico 11 de abril de 2002, por la ausencia de una comunicación eficaz, vuelva a encontrarnos desprevenidos. No. Si permitimos, con nuestra indiferencia cómplice, que VTV abandone lo que era el espacio de la hojilla y lo suplante con unos de esos sosos programas que todavía pululan en canal, entonces nos mereceremos la derrota en la batalla comunicacional. Y eso no podemos hacérselo al Presidente Chávez ni a nosotros mismos. El espacio de la hojilla debe regresar, conductores con verdadero compromiso social y con talento, tenemos también. ¿Acaso no eran los exconductores de la hojilla unos perfectos desconocidos en estas lides televisivas? Ellos mismos lo han reconocido. Lo importante aquí no son las caras tras la pantalla, sino el pueblo que está adelante, es decir, más del 60% de los venezolanos.

Hagamos valer nuestra mayoría, y luchemos para que lo que una vez se llamó la hojilla resurja de entre sus cenizas con renovado y REVOLUCIONARIO espíritu de lucha social.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2628 veces.



Boscán B. Henry M


Visite el perfil de Henry Boscán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: