Maria "Cochina" Machado

¡Bondad presidencial!

Buenas tardes, amigos revolucionarios y escuálidos. Debo empezar por pedir disculpas a todas la mujeres del mundo por  "adjetivar" con esa palabra a la candidata a candidata presidencial, por la Mesa de Los United States. No acostumbro, por crianza, a tratar mal a las mujeres, pero no puedo detener este huracán que me quema el alma después de ver la inconveniente intervención de la Malinche, Maria "C" Machado, en la Asamblea Nacional, en ocasión de la entrega de la memoria y cuenta, constitucionalmente obligatoria, que todo presidente debe hacer por estas fechas. Afortunadamente tuve por madre a una estricta mujer quien nos enseñó a ser "buenas personas", a respetar lo ajeno, a honrar a los padres, a respetar a los mayores, y a admirar a las mujeres, porque como ella lo decía: ¿De donde vienen ustedes sino de una mujer?   Les confieso que me he acostumbrado a soportar las ofensas que se hacen contra el presidente, en forma pública, y ya casí ni importancia le doy a los insultos de Teodoro Petkoff, de Rafael y Patricia Poleo, de Leopoldo Castillo, y del Sr. Torrealba, y últimamente del maniquí de cera Diego Arria.

Observé con mucha atención la intervención del presidente y las tomas cercanas  o close-ups que se hacía de los presentes, especialmente de los diputados opositores o contrarevolucionarios. Le comenté a mi familia que observaran el "rictus" que María C Machado mostraba y que imaginaran el inmenso esfuerzo que ella estaría haciendo para no "mostrar ritmo respiratorio" o cuan agitado estaba su corazón, para no "asomar" una sonrisa o mover un párpado, para no parapadear, para no "vivir". Lo cierto es, y quiero compartirlo con ustedes,  que todos pensamos que esa es la verdadera pose de esta novísisma política, y no la que vemos por estas calles de Dios del Estado Mérida, impresa en unos pendones que invitan a votar duro y a votar María.                                                                                                                                                             
En esa foto se la ve sonriente, falsa, con unos blanquísimos dientes, una cautivadora sonrisa, con la mano extendida al mejor estilo de reina  de , belleza saludando a sus fanáticos admiradores, invitadora, buena, esperanzadora, sugestiva, soñadora. Pero afortunadamente sabemos que es un inteligente trabajo artístico y propagandístico y que detrás de esa pose bella se esconde una mente malvada,torcida, fascista, terrible. Mi pequeña hija me dice que no entiende cómo una persona con unos dientes tan bellos no puede o no quiere reirse, y ella en su tierna inocencia dice que si ella llegase a tener unos dientes tan blancos se reiría a cada rato porque se vería más bella así. Yo deseo que no se parezca en nada a esta horrenda (no física, sino espiritualmente) representante de la MUS en las primarias. No podríamos afirmar ni pensar que esta señoritica de la alta sociedad sea una "resentida social, de lo cual si acusan al arañero de Sabaneta, porque ella vivió en la más ostentosa de las situaciones, comió exquisiteces, estudió en Colegios finos y estudió sus estudios superiores sin pasar por las "pinas" y los cursos de preparación, no comió en comedores universitarios y no tuvo problemas con las fotocopias de las guías de estudio, ni con el ticket estudiantil, ni con la tarjeta inteligente; no hizo "vacas" para tomarse unas cervecitas y no asistió ni un solo día con una ropa "repetida" porque se puso lo último de las modas francesas, italianas, americanas; no usó levis Colombianos, sino genuinos Americanos. Lo que si podríamos intuir es que es una empedernida resentida política quien no soporta que un moreno, pelo teco, tierrúo y militar, sea el presidente y el líder indiscutible de la Revolución Bolivariana, y es aquí donde se le "sale la clase" y baja a las profundidades del alma humana.


Me asombro de ver cómo el pecho noble del presidente Chávez resiste tanta crueldad, tanta traición, tanto desplante, tanta burla. Ella (La Malinche) extiende la mano  para saludar  al presidente en la entrada al Hemiciclo, le dice algo que no entendimos, no sonríe, muestra una mueca, mira al presidente con odio penetrante como pensando verlo colgado, pero ...acepta el saludo; y otra vez el presidente muestra afecto por la Malinche, la mira con ternura, con amor. Pero, confiado, ni se acuerda que lo que "bulle", "hierve", "palpita", "sobrevive", "ruge", en los planes torcidos de la burguesía, representados por la María, es odio . El discurso independentista del presidente Chávez "atornilla" en el asiento a los apátridas opositores y reafirma y acentua los rasgos cerúleos (parecía una estatua de cera, sin vida, sin respiración, sin sentimientos, con sentido pero sin sentidos) de la representante oligarca de los asambleístas "democráticos pitiyankies." No  está establecido en el Reglamento, pero el presidente decide otorgar la palabra a algunos de los diputados. Lo hace Borges, Gaviria, Caldera. Todos mentirosos, pero mas respetuosos que antes. Luego la Malinche "caga" la intervención opositora y "muestra" las fauces del Capitalismo Popular y coloca  la credibilidad de la MUS en situación difícil, en cero: "Expropiar es robar". Así sugiere que el presidente es un ladrón. La Asamblea "contiene el aire." Tensión en la sala. Pero el presidente la perdona, la respeta, la olvida y no le responde. "Águila no caza mosca, mi presidente"  

Ella ha cometido el mas grave error de su vida. Ella sabe que el pueblo opositor no le perdona ese desliz. Ella sabe que en política los errores se pagan caro. Ella sabe que el pueblo NO PERDONA. Ella sabe que el pueblo ni votará duro ni votará María. Ella sabe que María no viene. Ella sabe que la actitud noble del presidente fué la respuesta mas aplastante que le hayan dado alguna vez. Y ahora nosotros sabemos lo que nos esperaría en un hipotético gobierno de alguno de estos señores fascistas pitiyankies. Solo imaginemonos a un Diego Arria acusando a Chávez de ladrón. Ese es el plan. Ya el expediente de Chávez está en La Haya, y ahora hay que agregar el expediente de Ladrón! Siempre pense que la mujer era simbolo de amor, de ternura, de paz. ¡Maria C no lo es!
Solo nos queda cambiar el segundo nombre de la malinche y llamarle María "C" Machado. Busque lo que significa la C en el título de este artículo.


Viviremos y Venceremos.
(*)Prof.
FBEU, IUTE, Ejido Mérida.                                                                                                                                                                                                                                                                                  
villegas_41@hotmail.com 








Esta nota ha sido leída aproximadamente 2849 veces.



Oswaldo Abarca

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición