Más gastamos en el exterior pagando empleados que lo que ganaremos por destruir la Sierra de Perijá

Los negocios de Martínez Mendoza

* Detrás del Banco Nacional de Desarrollo está Lula financiando a la burguesía criolla que hace negocios en Venezuela.
* Hasta ahora la explotación de carbón no se ha maximizado porque se necesita toda la armazón dinamizadora de las exportaciones, es decir, puertos gabarreros, puertos de embarques, de interconexión, un puerto mutimodal, etc.
* Ni siquiera se justifica que Brasil requiera carbón precisado en 15 millones de toneladas anuales. Lula necesita para sus aires imperialistas en el Sur un proveedor de energía barata y una salida al mar Caribe.
* Más gastamos en el exterior pagando empleados que lo que ganaremos por destruir la Sierra de Perijá.
* Las reservas calculadas en el Zulia son de 400 millones de toneladas a cielo abierto, y 50 millones de toneladas en minas subterráneas. La cuenca del Guasare, donde previamente acabaron con los wayúu de la zona, produce 6, 8 millones de toneladas al año. El área donde operarán los brasileros, es decir, Casigua y Socuy, tiene reservas estimadas de 100 millones de toneladas.


Severo en el verbo, Jorje Basadre escribía: “Los podridos han prostituido y prostituyen palabras, conceptos, hechos e instituciones al servicio de sus medros, de sus granjerías y de sus apasionamientos. Los podridos han hecho y hacen todo lo posible para que el país sea una charca”


El general de brigada Carlos Eduardo Martínez Mendoza llegó a Corpozulia y entre reuniones se le ha oído decir: “Tú a mí no me hablas como mafioso siciliano, porque yo soy general”. Este hombre es el segundo del poder en el Estado Zulia. De él hablan como un gobernador paralelo. En fin, un hombre que fue secretario privado de Hugo Chávez y de suma confianza para el Presidente. Recientemente dijo entre pasos, refiriéndose a la marcha de los indígenas en Caracas en contra de la explotación de carbón: “Ya yo tengo las pruebas de que esa marcha del 31 de marzo la financió el Toto Márquez, el alcalde de Machiques”, que es bien conocido como adeco. El general es famoso en el Zulia por su sentencia: “Con Kyoto o sin Kyoto el carbón va”.

Las concesiones de carbón que mantiene Corpozulia ha sido la principal limitante para que se concrete la demarcación de tierras indígenas. Como el caso de las tierras de lo barí que se entregaron a la empresa chilena Corporación Carbones de Perijá, C.A. (Gaceta Oficial Nº 37.965 de fecha 22/06/04). Al momento de redactar este informe en la comunidad yukpa shaktapa, concretamente el 14 del mes en curso, el hacendado Guillermo Vargas, acompañado de 30 sicarios fuertemente armados, llegó a la comunidad yukpa shaktapa a matar al dirigente indígena Sabino Romero Izarra, para de esta manera poner fin de una vez por todas a la ocupación de la hacienda Tizina por parte de varia familias yukpa de la cuenca del río Yaza, en el sector Kasmera de la parroquia Libertad del Municipio Machiques de Perijá del Estado Zulia.

El impopular ingeniero Luis Soto Luzardo, conocido por sus nexos con el partido Acción Democrática, es la figura detrás del desafiante general. Un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del “Proyecto Terminal Carbonero de la Isla de San Bernardo”, en el Zulia, presentado el 16 de septiembre de 2003 por las empresas de ingeniería ambiental Ingeniería, Estudios y Proyectos Ambientales (Inespa) y la holandesa Royal Haskoning fue cuestionado por la Comisión Evaluadora del Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca del Lago (Iclam), pero la respuesta de Martínez Mendoza fue desconocerlo, archivarlo, no publicarlo y colocar al señor Luis Soto Luzardo como representante de Corpozulia ante el directorio del Iclam, y mucho antes en Carbozulia al lado de Arcadio Montiel. Luis Soto Luzardo fue el gran defensor de Puerto América y los intereses foráneos que significan en el golfo de Venezuela.

Dicho estudio fue ignorado a pesar de que el documento de la Alkyon Hidraulic Consultancy & Research titulado “Plan Maestro de Puerto América” precisa: “Sin subsidio/recursos adicionales, bien sea del Gobierno (nacional) y/o otras fuentes de fondos, el desarrollo de Puerto América no es comercialmente factible (…), un subsidio anual adicional de 50 mln USD es requerido”[1] para ello proponen fórmulas de endeudamiento. Es decir, los venezolanos le vamos a construir a las transnacionales un megapuerto, donde no hay aguas profundas, además de endeudarnos de por vida.



Martínez financió a los enemigos de Hugo Chávez

En enero de 2004 se inician los trámites entre Sirca (Suplidora Industrial Representaciones, C.A.), y Corpozulia (Corporación para el Desarrollo Zuliano) para un préstamo de cinco mil millones de bolívares para la referida empresa que presidía Juan Carlos Dickson C.I 734.345. Corpozulia estaba representada por el general Martínez Mendoza, titular de la C. I. 3.861.749, que había sido designado presidente de Corpozulia mediante decreto presidencial número 2528, el 31 de julio de 2003.

Sirca es una empresa que para el momento de las negociaciones con el general de brigada Martínez Mendoza y Corpozulia, presenta serios problemas económicos, como se lee en el documento de la junta extraordinaria de accionistas celebrada en mayo de 2004, la cual reza: “En los balances generales correspondientes a los ejercicios económicos que van desde el 1/01/00 hasta el 01/01/2003, previa lectura del informe del comisario en los cuales se evidencia un claro descenso de los niveles de ingresos nominales(.) La Empresa se encuentra en estos momentos en capacidad ociosa casi total”.

La junta directiva de Sirca estaba conformada por Juan Carlos Dickson Inciarte, Nancy María Berrera de Dickson, Carlos José Dickson Barrera, Javier Eduardo Barrera, John Conrad y Dickson Barrera. Como es notorio, todos los miembros pertenecen a una misma familia. El único obstáculo que se interponía a las negociaciones que adelantaba el general Martínez Mendoza con la empresa Sirca para transferirle la millonaria suma de dinero radicaba, precisamente, en que el documento constitutivo reflejaba como miembro al hijo de Juan Carlos Dickson: el señor Carlos José Dickson Barrera, portador de la C. I. 11.250.046, que había sido el real contacto con Corpozulia, por la avanzada edad de su padre, que por cierto tiene diabetes, lo que tristemente lo condujo a la amputación de sus piernas.



Quién es Carlos Dickson Inciarte

Carlos Dickson era para la fecha del sabotaje petrolero y la huelga insurrecional de diciembre de 2002, el presidente de la Acopav (Asociación de Contratistas Petroleros y afines de Venezuela). Desde el poder que le daba manejar 166 empresas del sector a partir de dicho cargo, el señor Dickson, accionista de la empresa Sirca, llama al paro petrolero contra Hugo Chávez.

El señor apareció en los medios diciendo: “Nuestros agremiados apoyan la paralización, por cuanto no consideran que esta medida vaya a significarles pérdidas de tiempo, sino, por el contrario, lo consideran como una inversión para crear un proyecto de país”[2]. Carlos Dickson, presidente de Acopav, informaba vigorosamente a través de un comunicado oficial que el gremio al que representaba había realizado una encuesta entre las contratistas afiliadas, resultando que 77% de las empresas respondió afirmativamente con la paralización de las actividades[3].

Carlos Dickson insistía en que varios factores incitaban al sector contratista a ir al paro, entre ellas hacer reflexionar al Presidente sobre la necesidad de hacer una consulta popular que permita su salida electoral. Terminaba su llamado: “Además, existe la necesidad de eliminar el clima de incertidumbre, confrontación, violencia y división que en la actualidad se vive en Venezuela, y que nos afecta tanto desde el punto de vista político como económico y social(...). A su vez se podría cambiar la negativa imagen de Venezuela, la cual mantiene al país en situación de 'observación permanente’ y de cuidado”.

Para tener una idea de la calidad reaccionaria del señor en cuestión, y a qué intereses representa, recientemente ha dicho en la prensa que con el Plan Ocupacional Rotatorio (POR), “ahora todos se sienten desempleados petroleros: el carpintero, el panadero, el vendedor de loterías, en fin, todos lo que vendían algo pasaron a ser desempleados petroleros y se mantienen en las puertas de las empresas reclamando puestos. Se trata de una desviación”[4].



Carlos Dickson recibe dinero de Martínez Mendoza

Sirca, empresa de 1.500.000.000 de bolívares en acciones –repartidas entre los padres y sus dos hijos, entre ellos Carlos Dickson- con serios problemas económicos como consta en el Registro Mercantil de Ciudad Ojeda, acuerda junto con Corpozulia una jugada legal que se concreta el 10 de mayo de 2004, a las 6:30 p.m., cuando en una Asamblea General de Accionistas de Sirca, el señor Carlos Dickson vende la totalidad de sus acciones en un intento de borrar cualquier problema futuro para Martínez Mendoza. Y lavar del mismo modo la imagen de Sirca, CA.

Que esta acción se dé 8 meses antes de la entrega del préstamo da cuenta de que todo era un plan concebido entre la contratista y el presidente de Corpozulia. Según consta en el documento registrado[5] por el Dr. Osbaldo Bozo Rincón, en su segundo punto, el señor Carlos Dickson pone en venta sus 30 mil acciones a razón de 5.000 bolívares por acción, las cuales compra en el mismo acto su madre, la señora Nancy Barrera de Dickson, C. I. 3.351.338 por una valor de 3.000 bolívares por acción. En el mismo párrafo la señora Nancy Barrera de Dickson confiesa que la empresa está literalmente quebrada: “Debido a la proyección económica y los bajos niveles de contratación y de ingresos nominales experimentados por las finanzas de la compañía de los últimos años, considero que las referidas acciones no generarán el dividendo esperado como para pagar por cada papel accionario bolívares cinco mil exactos”.

Acordada la compra, se reestructura la junta directiva de Sirca, según se lee en la cláusula vigésima octava del mencionado documento: quedando todos lo miembros de la familia Dickson, excepto el señor Carlos Dickson.

Concretada la venta, Corpozulia y su presidente quedarían librados de la sanción pública del chavismo por financiar a una empresa que se había prestado para la desestabilización democrática en diciembre de 2002, y que estaba totalmente ociosa por falta de activos.



Se concreta la transferencia

Dentro del marco del convenio de cooperación para la transferencia y reembolso de recursos para la ejecución del proyecto denominado: “Activación y Consolidación del Aparato Productivo de la Región Zuliana”, Corpozulia entrega a Sirca 5 mil millones de bolívares para que sirva a su “activo fijo” como reza el documento en su cláusula primera. Sirca coloca como garantía un terreno de 14.814,17 m2 a 50 metros de la Carretera L de Ciudad Ojeda asegurando que vale exactamente 2.189.592.984 bolívares y 25 maquinarias de la empresa que oscilan entre 40 a 4 años de fabricadas calculadas en 1.584.370.579 bolívares[6] , según consta en el documento notariado el 11 de enero, ante la notaria pública décima de Maracaibo Georgina E. Marcano Contreras.

El mismo señor Carlos Dickson reconoce que las maquinarias que ponen en garantía no podían ser operativas en el ramo en el cual opera. Refiriéndose a los convenios operativos el señor Dickson recordaba que “exigían, por ejemplo, que las flotas de vehículos no excedieran los cinco años de antigüedad y, por ejemplo, la compra de lanchas y camiones supone altos desembolsos”[7]. Pero las maquinarias de sus padres que ponían como aval para el préstamo eran obsoletas como un taladro radial tipo bandera, marca Asquit, modelo Nº 5, serial 20157 que databa de 1965, y una rectificadora, marca Landis, modelo 12, serial A7111 que databa de 1968, entre otras reliquias añejísimas.

Un mes antes de la transferencia a su empresa Sirca (30/11/2004), en la prensa nacional el señor Carlos Dickson aparece enumerando los nuevos beneficios que pretende del general Martínez Mendoza: “Corpozulia otorga financiamiento para los sectores metalmecánico, plástico y camaronero, esperamos tener pronto una reunión con el presidente de la corporación para proponerle que se incluya a un cuarto sector entre los beneficiarios, el del sector conexo a la industria petrolera que incluye mantenimiento y reparación, servicios a pozos, transportes lacustre y terrestre, actividades que requieren altas inversiones”[8].



Presiones desde Casa Militar

En vista de los nuevos contratos a los que aspiraba la Acopav, con Corpozulia y el MEM, se hace una junta valiéndose de cartas de contratistas que le daban poder a Dickson para ratificar la junta directiva de la Asociación de Contratistas Petroleras y afines de Venezuela. Pero como hemos precisado en este informe, una vez que el señor Dickson vende sus acciones a su madre para que Martínez Mendoza le haga la transferencia de 5 mil millones de bolívares a Sirca el 10 de mayo de 20004. El señor Dickson queda inhabilitado para ejercer sus funciones legalmente, habida cuenta de que es nulo de toda nulidad su cargo, porque no siendo ni directivo ni presidente de una empresa contratista quedaba fuera de los requisitos de la Acopav para ser presidente del gremio.

Se violentaron los procedimientos legales bajo una artimaña que habría diseñado un ex militante de Acción Democrática, y notario público de nombre Augusto Molero, pues no había registros de asambleas del 2001 al 2005. Todo esto lleva a la doctora Iris Contreras Sandrea, registradora subalterna de los municipios Lagunillas y Valmore Rodríguez del Estado Zulia, a negarse al registro del acta de Asamblea realizada el 7 de diciembre de 2004, en la que se ratificaba como presidente a Carlos Dickson.

Ante la negación de la doctora Contreras, el señor Carlos Dickson envía un fax al presidente de la República, de fecha 19 de enero de 2005 a las 8:21 de la mañana, pidiéndole al presidente Chávez, léase bien, “sus buenos oficios ante la ciudadana registradora doctora Iris Contreras, para registrar un acta de asamblea del 7 diciembre de 2004”. ¿Solicitar al Presidente que intervenga ante un registro?

Inmediatamente, el 21 de enero de 2005, dos días después, el subjefe de la Casa

Militar CN Luis Miguel Galindo Méndez envía un oficio número 00000179 a la referida funcionaria Iris Contreras, donde la presiona a registrar la Asamblea realizada el 07/12/2004, que según Galindo Méndez fue efectuada en presencia del notario público Primero de Ciudad de Ojeda, Municipio Lagunillas del Estado Zulia. La afirmación tajante de Galindo abre las dudas acerca de la certeza que hace de la celebración de dicha asamblea, que formalmente nunca fue celebrada y que responde a una mera elegancia jurídica.

La misiva del señor Galindo termina con un caradurismo impresionante, lo que constituye una pieza incriminatoria de presión a un funcionario público, pues se le exige a un funcionario cuyas acciones deben ser autónomas que informe a Casa Militar sus decisiones. Citamos: “En tal sentido, apreciamos su invaluable colaboración con el objeto de analizar dicha solicitud, una vez cumplido con los requisitos legales pertinentes, agradeciendo girar sus instrucciones con el fin de que los resultados obtenidos sean informados a la División de Control de Gestión de esta Casa Militar”.

Como es razonable, el presidente Chávez nunca leyó la carta; y todo respondía en una componenda entre el señor Galindo y Carlos Dickson, y quien le lleva las cartas de la Casa Militar, adjunta al fax enviado al presidente de la República, es un mayor de apellido Cerezo.



El carbón: otro negocio de Martínez

El general Martínez Mendoza ha mentido cuando afirma que no hay concesiones en la Sierra de Perijá, porque excluye el norte de la Sierra de Perijá, Municipio Mara, pero los ríos Guasare, Socuy, Maché y Cachirí pertenecen a la Sierra de Perijá, La Guajira, porque de ahí la Sierra se extiende hasta Río de Oro, es decir, el Sur de la Sierra de Perijá. Si el anuncio de no explotar carbón en la Sierra de Perijá fuese cierto, el general Martínez, como presidente de la Corporación para el Desarrollo Zuliano, tendría que acudir al Ministerio de Minas y llevar por escrito la renuncia a las concesiones carboníferas en 125.956,80 hectáreas denominadas Proyectos Tukuko-Aricuaizá y Río de Oro, y de inmediato el presidente Chávez debería solicitar a la Procuraduría General de la República otorgar dichas tierras en títulos colectivos a los indígenas barí y Yukpa, respectivamente[9]. Visto que no se están haciendo estos pasos el general está mintiendo a la opinión pública, a través de encartados en prensa que representan millonarias cifras en publicidad. Una imprecisión de geografía en un militar es imperdonable.

Las reservas calculadas en el Zulia son de 400 millones de toneladas a cielo abierto, y 50 millones de toneladas en minas subterráneas. La cuenca del Guasare, donde previamente acabaron con los wayúu de la zona, produce 6, 8 millones de toneladas al año. El área donde operarán los brasileros, es decir, Casigua y Socuy, tiene reservas estimadas de 100 millones de toneladas. A un ritmo de explotación como el anunciado, es decir, 10 millones de toneladas al año, estamos hablando de 10 años de reservas[10].



Componenda desde el Estado

La señora ministra del Ambiente, Jacqueline Farías, llegó al Zulia a cumplir con el plan de Martínez Mendoza de darle el visto bueno a la explotación de Socuy, Maché y Cachirí en Mara. A pesar de que respondía a una Comisión Presidencial que reconocía a la marcha de los indígenas en Caracas en contra del carbón, la ministra se encerró con Martínez Mendoza y el directorio de Corpozulia, y según pudimos confirmar, no se consultó a los líderes de la zona, entre ellos a la líder wayúu Angela, en cuyas tierras hay 350 millardos de dólares en carbón. Asiste la curiosidad periodística de por qué a alguien tan importante no se consultó. Ya en febrero del presente año, la ministra del Ambiente notoriamente parcializada, había dicho que los recursos del carbón serían utilizados para crear sumidores de CO2, en llano español se refería, léase bien, a árboles. ¿Cuál podía ser la imparcialidad de dicha Comisión que ahora desde VTV [11], dice que en Mara sí quieren carbón?

La historia en The story of human sacrifice de Patrick Tierney, luego inmortalizada en el Saqueo del Dorado, nos da cuenta de cómo los mineros pagaban funcionarios y policías para construir pistas de aterrizaje que servían no precisamente para sacar carbón. Ya Napoleón Chagnon y el señor Charles Brewer Carias nos demostraron en el Amazonas de las acciones repugnantes que se pueden hacer cobijados en el bramidillo panfletario del desarrollo[12].

El carbón reportará míseras utilidades anuales de 20 millones de dólares anuales, según Martínez Mendoza, pero resulta que esta cantidad equivale a lo que paga Citgo en nómina en un solo mes. La filial de Pdvsa en EEUU paga por 4.200 empleos 15 millones de dólares mensuales, y 180 millones de dólares anuales[13]. Más gastamos en el exterior pagando empleados que lo que ganaremos por destruir la Sierra de Perijá.

Pero para generar esa risible cifra de 20 MMUSD a costa de quitarle sus tierras a los barí, yukpa s, y los wayúu, se tiene que hacer una infraestructura que necesita 320 millones de dólares para el ferrocarril Minas del Guasare-Puerto de Carbón, y 250 millones de dólares para el puerto de carbón. Sumado a la inversión para la elaboración del proyecto “Puerto de Gabarras en la margen izquierda del Río Catatumbo, a orillas de la población de Encontrados cuya inversión fue de 79.653.675 bolívares”[14]. Para la nueva vía alterna al Puente sobre el Lago de Maracaibo, así como del Puerto de Gabarras en Encontrados se necesita invertir 345 y 8 millones más de dólares americanos, respectivamente[15]. El colmo de la obscenidad deviene en que nos estamos endeudando para hacer unos estudios para crear toda una infraestructura para las transnacionales, habida cuenta de que el general Martínez Mendoza, a través de Corpozulia ha pagado 166.236.705,oo, bolívares para un estudio de ingeniería básica para el Puerto de Carga General de la Isla de Pájaros, que se le canceló a la empresa Alkyion Hydraulic Consultancy & Research, y para el estudio de suelos se pagó a Laboratorios y Diseños de Ingeniería la cantidad de 48.271.664 bolívares[16].

Cuando una empresa multinacional crea intereses en el extranjero para explotar cualquier mineral lo hace para proteger una ventaja económica particular que tenga sobre sus competidores[17]. La única competidora del carbón en Venezuela es la orimulsión. Hemos precisado que las ganancias del carbón son 20 MMUSD, pero la de la orimulsión para la cual no se necesita crear ninguna infraestructura que ya no exista, repasa al carbón en 40 MMUSD en utilidades, porque en el 2002 Bitor le dio al fisco 60 millones de dólares[18]. Y estamos hablando de un combustible no contaminante, y de tecnología venezolana. Si sabemos que la orimulsión va dirigida principalmente a los mercados eléctricos mundiales, que no compite con los mercados convencionales, a los cuales van dirigido los crudos sintéticos y mejorados, entonces deviene en una ridiculez las plantas de electricidad basándose en carbón en Venezuela en especial en los estados Zulia y Táchira, y la maximización del negocio carbonero, inscrito dentro del compromiso de Venezuela con Colombia, del 8 de agosto de 2003, en el marco del Primer Seminario de Prospección de Proyectos de Integración Física Suramericana, que se llevó a cabo en Río de Janeiro bajo el auspicio de la CAF y el estatal Banco Nacional de Desarrollo de Brasil, de invertir cerca de 625 millones de dólares en el proyecto integral Santo Domingo para reactivar una mina de carbón en el estado Táchira y construir una planta carboeléctrica que podría exportar electricidad al Norte de Santander, Colombia, como parte del esquema de integración binacional[19]. ¿Cuál es el interés en eliminar la orimulsión si ésta no compite con el mercado de la gasolina, jet fuel, gasoil, Bunker/Coque? En la junta actual de Pdvsa está precisamente quien satanizó la orimulsión, el teórico Bernard Mommer, y quien le dio poder como nunca antes a los mineros, el general Martínez Mendoza.

La orimulsión después del gas es el combustible más limpio, bajo en emisiones de CO2. Contiene un valor calorífico muy comparable al carbón fósil. Es más económico. Al igual que el carbón genera 1 Kw/h de electricidad. Es menos contaminante. Visto numéricamente es incomprensible cuál es el interés del general Martínez en defender un negocio a todas luces ridículo considerando las utilidades que declarará, sumado en un momento en que China por la explotación de carbón presenta según un estudio del Banco Mundial una de las peores erosiones de suelo del mundo y emisiones de dióxido de azufre de 21 millones de toneladas anuales. Lo que le ha dado el honor de que sólo un tercio de las 340 ciudades chinas monitoreadas respirarán aire que cumple con los niveles nacionales de calidad de aire[20]. La quema de carbón cobra 700 mil vidas al año[21].

Entonces para qué es el ferrocarril que va a La Ceiba y que viene de La Fría que adelanta Pdvsa en el campo de Ceuta Tomoporo. Pdvsa, de cuyo directorio es miembro el general Martínez Mendoza, asignará 20 millones de dólares al Núcleo de Desarrollo Endógeno de La Ceiba con dinero proveniente del proyecto Ceuta-Tomoporo (con más de 1.500 millones de barriles en reservas probada de petróleo). Para la construcción de la vía férrea La Fría-La Ceiba le asigna casi 1.600 millones de dólares. Qué intereses económicos mueven que a pesar de que el carbón no dé ganancias, habida cuenta de que según el Banco Central de Venezuela desde 1995 al 2001 los aportes de la minería al PIB no sobrepasan, léase bien, 0,04%, se haga un puerto como el de La Ceiba, que se interconectará con Puerto América o Puerto Simón Bolívar, dándole salida al carbón colombiano por dos vías, una terrestre y otra marítima.

Entre 1982 y 1985, con la entrada en operación de los dos grandes proyectos mineros a cielo abierto de Cerrejón Central y Cerrejón Zona Norte, la producción total nacional colombiana y su distribución regional, se modifican de manera significativa. De 4,2 millones de toneladas producidas en 1980, se pasó a 8,8 millones de toneladas durante 1985, sobrepasando los 10 millones en 1986, teniendo en cuenta lo anterior, se muestra la importancia de estos dos proyectos. La costa atlántica pasó a producir en 1985 el 43,7% del carbón del país. Ya para 2005 la costa atlántica produce 20 millones de toneladas, representando el 77% del total producido por el país en dicho año.

Puerto América movilizará en el 2025: 90-120 MMt/A de petróleo, carbón, productos petroquímicos, cemento, granos, turistas y mercancía seca, entre otros. Ante lo inverosímil de las ganancias del carbón, habrá que averiguar qué otras mercancías son tan factibles. Con la infraestructura de puertos y vías de salida al Mercosur, a la Comunidad Andina y al Caribe y la entrada de Colombia al golfo venezolano, estamos ante una vulnerabilidad de la seguridad nacional.

Por lo menos esto se justifica en China porque su economía depende en 75% del carbón para producir su energía, pero en Venezuela el consumo interno de carbón no llega al 10%. Destruir las tierras de lo indígenas para extraer carbón para un nivel de vida exógeno, deviene en una obscenidad que clama al cielo. Al delincuente de Carlos Andrés Pérez se le busca por la violación de los derechos humanos durante el Caracazo, pero a las transnacionales del carbón y del petróleo conexas históricamente a la Colón Development Company, a la Standard Oil de Venezuela, subsidiaria de la Standard Oil de New Jersey –Creole-, a la Caribbean Oil Corporation que redujeron a sangre y fuego a los barí, los yukpas y wayúu se les recibe en este país entre aplausos y recepciones en el palacio de Miraflores.



Los negocios con Lula

Ni siquiera se justifica que Brasil requiera carbón precisado en 15 millones de toneladas anuales. Lula necesita para sus aires imperialistas en el Sur un proveedor de energía barata y una salida al mar Caribe. ¿Acaso no es Lula el mismo que Horst Koehler, director gerente del Fondo Monetario elogió por su visón neoliberal?[22]. A la par J. Fuerbringer de el The New York Times ha indicado que “aunque la elección de Luiz Inácio Lula da Silva señaló una vuelta hacia la ‘izquierda’ en el Brasil, el nuevo Presidente ha hecho todo lo que un inversionista podría desear"[23], tal como acordó con el presidente Chávez al regalarle la cuenca del río Socuy con indígenas wayúu, bosques y[24] aguas a la gran Compañía Vale do Río Doce

El mismo Banco Nacional de Desarrollo salvado del escándalo por Lula, mantiene abierta una línea de crédito por un millardo de dólares para Venezuela, principalmente para financiar las grandes empresas brasileras en el país. Venezuela quedará como una plataforma de salida al mar Caribe de energía barata y de las exportaciones colombianas y brasileras, además de punto de encuentro entre el flujo de exportaciones sur norte y norte sur. Se prevé una inversión de 2,5 millardos de dólares para infraestructura. Cuando hablamos de infraestructura nos referimos a Puerto América y a la línea férrea que viene de La Fría y llega a La Ceiba. Detrás del Banco Nacional de Desarrollo está Lula financiando a la burguesía criolla que hace negocios en Venezuela.

Hasta ahora la explotación de carbón no se ha maximizado porque se necesita toda la armazón dinamizadora de las exportaciones, es decir, puertos gabarreros, puertos de embarques, de interconexión, un puerto mutimodal, etc. Esta ha sido la verdadera limitante para que hasta ahora sean sólo mina Paso Diablo, Mina Norte, y Guasare las que sacan su carbón por el pequeño puerto cercano, ubicado en el Municipio Mara del Estado Zulia. Carbosuramérica, una empresa mixta entre Vale Do Río Doce (Brasil) y Carbozulia (Venezuela) para explotar el yacimiento de Socuy, prevé una inversión de un millardo de dólares.



[1] ALKYON HIDRAULIC CONSULTANCY & RESEARCH. Plan Maestro Preliminar “Puerto América”. Sumario. Gobierno del Estado Zulia y Comisión Ejecutiva para el Manejo Integral del Lago. Mimeografiado. Maracaibo, abril 1999. pp 14.

[2]La Verdad Sábado 19 de octubre de 2002, página C-3

[3] El Universal 19 octubre de 2002[4] Publicado en Quantum N.42ALIA2 -Caracas (Venezuela) - 30 de noviembre de 2004

[5] Acta de Asamblea General Extraordinaria de Accionistas de SIRCA.C.A, H-96 04730718

[6] (Notaría Pública Décima, de Maracaibo, 11/01/05).

[7] Publicado en Quantum N.42 Caracas (Venezuela) - 30 de noviembre de 2004[8] Publicado en Quantum N.42 Caracas (Venezuela) - 30 de noviembre de 2004

[9] Respuesta al General Martínez Mendoza: Los recursos del carbón son para el pueblo zuliano ONG “Sociedad Homo et Natura” 12/04/05

[10] Las Verdades de Miguel , columna Petróleo y Soberanía Año 1 - Nº 47 , 04 de marzo de 2005

[11] Semanario Qué Pasa – Entrevista con la periodista Kely Amundaray 05-02-2005

[12] El Saqueo del Dorado –Patrick Tierney .Pág. 23 y 68

[13] La Verdad de Citgo , Las Verdades de Miguel, Columna Petróleo y Soberanía No 51, 1-7 abril 2005

[14] Los recursos del carbón no son para el Zulia-Sociedad Homonatura

[15] Semanario zuliano Qué Pasa, “Lo que haremos en el 2005”, de 4 al 10 de febrero 2005: 17

[16] Encartado de 8 páginas a todo color en Panorama, 20/03/05: “CARBOZULIA, Carbones del Zulia, S.A. Filial de la Corporación de la Región Zuliana <2004-2005 La Nueva Carbozulia Primer Aniversario

[17] La Empresa Multinacional John Dunning

[18] Orimulsión. Nuevo negocio para Venezuela

[19] En la era de globalización: Los Gobiernos de Brasil y Colombia buscan en Venezuela energía barata y salida al Mar Caribe. Lusbi Portillo. Revista Cuestión febrero de 2005.

[20] Revista Nacional Geografhic. China el precio de crecer. Marzo de 2004.

[21] El doloroso crecimiento de China Por Jasper Becker. N.G. Marzo de 2004.

[22] El Nacional 29/1/2003

[23] New York Times 26/1/2003

[24] Las Verdades de Miguel, columna Petróleo y Soberanía Año 1 - Nº 47 , 04 de marzo de 2005

leocenis@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12195 veces.



Leocenis García


Visite el perfil de Leocenis García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leocenis García

Leocenis García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Las concesiones para la explotación del carbón

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Las concesiones para la explotación del carbón




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a13638.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO