Conversación en un Banco

Chávez real. Chávez virtual

Hoy en la mañana, en la agencia del Banco de Venezuela, de la Avenida Principal de Lechería, había un gentío con libreta de ahorro y chequera en ristre sacando real. Cuando extraje mi ticket para realizar un pequeño depósito me correspondió el 1.180.

En eso estaba cuando llegó un arquitecto copeyano que tuvo vara alta en los gobiernos cuartorepublicanos y a quien correspondió el 1.186. El copeyano, viendo aquella trulla se quejó porque sabía que iba a durar cierto tiempo en el banco. Lance que aprovechó para decirle: “Sí hermano. Ese gentío sacando dinero con este comunismo que nos está matando. Y otra vaina si vas a viajar por avión ya no hay cupo para ninguna parte del país”.

-“Okey todo está muy bien. Pero lo que no entiendo porqué tengo que perder tanto tiempo para sacar una platica”. Obvió, se hizo el loco con lo de la falta de cupos en los vuelos nacionales.

Hubo un silencio de aceptación. El hombre, inteligente y con mucho dinero, había asimilado el recto de derecha al mentón. Me conoce desde hace muchos años y sabe que nunca me he “matado a pasiones”. A todas estas seguía entrando gente al banco, la mayoría de aspecto humilde.

¿Pero no me dijiste nada de la falta de cupos en los vuelos?

-“No. Yo no tengo problemas. Viajo en mi carro. Mañana voy a Maracay a supervisar una de las obras de mi hijo”.

¡Qué bueno! Me gusta que se mueva la construcción. Eso genera empleos y contribuye a bajar el desempleo”.

-“Oye no me quejo. Nunca he dejado de trabajar. Mis hijos tampoco. Además tú sabes que soy un hombre de trabajo”.

¿Cómo ves las elecciones en Anzoátegui?

-“Primero hablemos de las presidenciales”

¿Quién crees tú que ganas las presidenciales? Me la tiró de sopetón.

-“Chávez de banda a banda. No existe en la oposición un tercio que puede competir con él”.

-“Sí es que llega. No creo que sea el candidato”.

¿Cuál es el criterio y la base científica que tienes para hablar de forma tan segura?

El hombre, como todos los que emiten criterios científicos sobre la enfermedad del Presidente Chávez sin ser científicos ni nada que se parezca; pero que siempre tienen un amigo que es un vergatario en cáncer, me dijo: “El doctor fulano de tal, que es un machete en cáncer le dijo, antes de que Chávez anunciara que estaba enfermo, a dos de sus médicos de cabecera que tipo de cáncer tenía el Presidente. Y después uno de esos médicos llamó a mi amigo por teléfono en mi presencia para decirle: “Doctor tenía usted razón”.

-“Pero entonces porqué Chávez trabaja con tanta intensidad mostrando que está como un pepa. Un hombre tan enfermo como tú dices no trabaja ni la mitad de lo que trabaja el Presidente. Ahora tú tienes que pedirle a Dios que Chávez se sane totalmente y que llegue bien hasta el 2012. Te imagina lo que sería Venezuela sin Chávez con una gente que está deseando ponerle la mano al coroto y que entre ellos todavía no terminan de ponerse de acuerdo. O es qué se te olvidó la furia desatada en el “tiempito” que tuvo Carmona, El breve, en Miraflores.

De nuevo silencio sepulcral. El interlocutor es un hombre talentoso y trabajador. Es escuálido. Pero eso no le quita méritos. Por lo menos escucha y no es fanático. A menos que por simple respeto a mí persona no les dio rienda suelta a sus demonios. De todos modos yo estaba preparado para todo.

-“Ahora te daré mi opinión – le dije- en torno a las elecciones de gobernadores y no específicamente de la de Anzoátegui sino de todas. El triunfo de Chávez en las presidenciales va a ser atomizante llevándose consigo todas las gobernaciones pues nadie se va anotar a perdedor. Y cuidado si no llama a una Constituyente”.

-“Eso, respondió, si Chávez es el candidato. Pues él está enfermo y no se está cuidando. De repente le puede dar una vaina. Él está trabajando con mucha intensidad y eso le está haciendo daño”.

Volvió el hombre con el macán y le retruqué: -“No vale. No te des mala vida. Chávez está bien. Y sí se está cuidando arrechamente. Chávez es un elegido de Dios y el vino con una misión que aún no ha terminado de cumplir. Cuando la cumpla, yo calculo en 30 años más, entonces se irá tranquilo a descansar para el Cajón del Arauca.

El copeyano decidió tomar otro ticket que le diera tiempo para almorzar cerca del banco y yo opté por regresar a Telecaribe. Mientras tanto continuaba entrando gente al banco con una cara de alegría navideña que no la brincaba un venado.

TINTERO

Barcelona tiene problemas estructurales de servicios públicos que amerita un plan conjunto de acción con presencia de la Alcaldía, la Gobernación, el Gobierno Central y una entidad financiera internacional. Por ejemplo arreglar la red de aguas servidas de esta ciudad cuesta un dineral. Creo que son 47 kilómetros de tuberías cuya reposición y empotramiento requiere de mucho dinero y de tiempo de trabajo, El flujo de esas aguas está muy por debajo de la media aritmética que exigen los organismos internacionales por habitante. Por eso me causa preocupación cuando observo la oferta de los aspirantes a la alcaldía barcelonesa y tristeza cuando analizo el desempeño de todos los que han ocupado ese cargo quienes no han hecho otra cosa que aplicar puros pañitos calientes. Se cansa uno, como decía Cuto Lamache.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2005 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: